Bitcoin ya es un método de pago legal en Japón

Desde el 1 de abril, Bitcoin ha sido reconocido como una forma de pago válida en tierras niponas, luego de que la Agencia de Servicios Financieros de Japón (FSA), expresara que, si bien el activo no cumple con los lineamientos para ser tratado como una moneda, sí que será amparado por las leyes económicas del país. Tomando en cuenta que el famoso activo digital ya cotiza cifras cercanas a la de una onza de oro, y que cada vez está escalando posiciones en mercados importantes, parecía cuestión de tiempo para que en Japón las autoridades reconsideraran la aceptación de la primera criptomoneda del mundo.

Pese a ello, esto no se trata de firmar unos papeles y permitir que la ley entre en vigencia de inmediato. Y es que, aunque muchos se han mostrado preocupados porque no tienen claro cómo demostrar a las autoridades de impuestos sus fondos, es necesario que transcurra un período de tiempo oportuno en el que la tecnología deberá someterse a una gran cantidad de regulaciones acordadas por la FSA, basadas en requisitos legales y administrativos para la financiación de préstamos de dinero, y en la ley de la banca por decreto ministerial; como es lógico, esto se extenderá a los operadores cambiarios y a todo tipo de servicios que se encargan de gestionar los activos virtuales de los usuarios. BitFlyer, la casa de cambio japonesa número uno, expresó en su más reciente comunicado:

La nueva ley define a Bitcoin y a otras monedas virtuales como métodos de pagos, no como una reconocida y legal. Bitcoin seguirá siendo tratada como activo a menos de que se realicen futuras revisiones o directivas en las leyes de impuestos de Japón.

Así pues, las normas de identidad del cliente (KYC) y anti-lavado de dinero (AML) ya han entrado en vigencia en algunas casas de cambio como Zaif y Coinchek, las cuales brindaron a sus clientes una serie de lineamientos de identificación que deberán cumplir al pie de la letra. Cabe destacar que estas reglas de prevención no son tan estrictas como las que fueron aprobadas en China, que por cierto acabaron llevando al cierre de la mayoría de las casas de cambio y servicios para la gestión de dinero virtual. Se espera que no haya inconvenientes en el proceso de legalización, por lo que ahora mismo las autoridades y las grandes corporaciones se encuentran volcados en la creación de un sistema transparente para la tecnología Blockchain, pensando en el diseño de una aplicación financiera a nivel nacional.

Japón se desmarca así del camino emprendido en China, país que empezó un duro proceso de verificación de las casa de cambio locales. Las regulaciones impuestas por las autoridades han impedido que muchos clientes puedan retirar sus bitcoins de las plataformas de intercambio, llegando al extremo de requerir la presencia física de los usuarios. El 'blackout' de estos servicios ha impulsado el crecimiento de una alternativa que ha estado presente desde el 2013: LocalBitcoins. Esta página permite el intercambio directo entre personas, fungiendo como 'escrow' o intermediario para arbitrar la negociación. Los vólumenes de negociación de bitcoins en la plataforma han crecido explosivamente tanto en China como en Venezuela (debido al cierre 'temporal' de la única casa de cambio).