Blockchain: ¿La respuesta del sistema bancario a Bitcoin?

Tras la aparición de Bitcoin y su red de pagos descentralizada, el sistema bancario global busca evitar males mayores usando un elemento común de las criptomonedas: la tecnología blockchain. 

Bitcoin ha demostrado ya que tiene el potencial de descentralizar los sistemas bancarios y proveer una solución económica que hace uso del verdadero libre mercado. Ante esta posibilidad la banca responde utilizando algo que quieren hacer suyo: la tecnología blockchain.

Cientos de años pasaron para que apareciese una herramienta capaz de hacer tambalear al sistema financiero global, quizás el más fuerte foco de poder en la humanidad actualmente. Con la llegada de Bitcoin como alternativa de pagos, los bancos respondieron con las típicas etapas del duelo según el Modelo de Kübler-Ross.

Aunque dicho modelo presenta 5 etapas (negación, ira, negociación, depresión y liberación), no es difícil identificar que los grandes magnates y sus instituciones bancarias ya han demostrado públicamente que han superado las primeras dos y se encuentran actualmente en la fase de negociación.

La banca empezó negando a Bitcoin al desestimarlo y decir que la moneda no poseía “valor intrínseco” ni respaldo alguno, entre otras falacias económicas. Posteriormente respondió con ira, la cual canalizó a través de la prensa especializada con ataques a la criptomoneda donde la asociaban con el uso de drogas ilegales, financiamiento de grupos terroristas, negocios turbios en la Darknet y demás actividades criminales.

Años después de intensa lucha mediática y una ejemplar demostración de fortaleza por parte de la comunidad de Bitcoin a escala global, la banca tradicional aparece ahora con una posición mucho más agradable y con ánimos de “negociar”.

Sabemos que Bitcoin no beneficia al centralizado sistema bancario global, sino mas bien los destruye al otorgarle el poder financiero a cada uno de sus usuarios, por ello la banca ahora se centra en un elemento que quiere tomar de Bitcoin a cambio de no seguir atacando a la criptomoneda: la tecnología blockchain.

¿Es realmente la blockchain la respuesta de la banca?

Si bien la tecnología de la cadena de bloques que usó Satoshi Nakamoto para desarrollar su invento no tiene sentido sin la búsqueda del consenso de toda la red, los bancos creen firmemente que pueden construir una plataforma similar pero manteniendo la centralización de información y desechando la necesidad de consenso.

Ejemplo de ello es la plataforma ‘Corda’ que presentó el consorcio bancario R3, formado por más de 40 grandes bancos de alcance global. Este libro contable distribuido diseñado específicamente para aplicaciones bancarias, emplea el consenso a nivel local en cada acuerdo entre partes y el acceso a la información de las operaciones solamente a los actores involucrados.

La transparencia de la información y la búsqueda del consenso de toda la red, características fundamentales de la blockchain de Bitcoin, son desestimadas por completo por Corda. Lo cual confirma las sospechas que ya muchos entusiastas de las criptomonedas tenían: el sistema bancario no utilizará la tecnología blockchain de manera transparente y descentralizada, sino todo lo contrario.

El sistema bancario demuestra nuevamente que parte de su naturaleza es la centralización del poder y la información financiera con la que, cubierta bajo la máscara de la “privacidad”, muchas veces llega a colaborar con la ejecución de actos ilícitos financieros como los recientemente revelados en los Papeles de Panamá.

La tecnología blockchain de Bitcoin no es solo un apilamiento criptográfico de bloques, sino también transparencia en las transacciones de la red y descentralización a través de la búsqueda constante de consenso. Sin duda alguna, cualidades que el sistema bancario no quiere “tomar” de las criptomonedas.

Depresión, la próxima etapa del duelo bancario

Si bien el mercado de Bitcoin no representa cuantitativamente una real amenaza al inmenso espacio que maneja el sistema bancario global, el potencial de su tecnología es lo suficientemente grande como para derrotar a la banca tradicional.

Los banqueros no han tardado en identificarlo y de inmediato han buscado desarrollar innovadoras aplicaciones que les permitan adaptarse a las nuevas demandas de la sociedad a nivel financiero, mientras que logran protegerse ante un posible crecimiento abrumador del ecosistema de Bitcoin que los deje fuera de combate.

Estos esfuerzos se concentran en la etapa actual de negociación donde, como ya expliqué anteriormente, la banca busca apoderarse de la blockchain a cambio de “limpiar” la imagen de Bitcoin y las criptomonedas.

Sin embargo no es la cadena de bloques descentralizada y transparente que tomarán de Bitcoin, sino mas bien la palabra “blockchain” que ya están vendiendo en la prensa internacional. 

Mientras la banca internacional decida alargar esta etapa de negociación y se reúse a ofrecer la transparencia y descentralización del poder financiero que las sociedades exigen actualmente; me queda claro que, si Bitcoin se mantiene siempre en pie, los bancos estarán condenados a sufrir una depresión a escala global.


Síganos en Facebook