Cómo las medidas del gobierno chino podrían terminar impulsando a Bitcoin

“Bitcoin” y “China” han sido dos palabras que se han juntado en muchísimas oraciones durante el inicio de este 2017. Y aunque en realidad estos dos vocablos siempre han estado y seguramente seguirán ligados en la historia, ha sido este año donde se ha acelerado todavía más la combinación de ambos gracias a las recurrentes intervenciones del Banco Popular de China y las casas de cambio de bitcoins en dicho país.

La máxima autoridad financiera ha protagonizado al menos cuatro episodios con relación a los exchanges chinos que han incidido de forma significativa en el precio de la criptomoneda en los mercados. Desde simples reuniones, hasta inspecciones a las instalaciones y posteriores regulaciones a la actividad comercial con bitcoins, el Banco Popular de China (PBoC por sus siglas en inglés) ha sido el principal actor en el ecosistema de Bitcoin en este 2017.

Más recientemente, se ha conocido la noticia de la suspensión de retiros de bitcoins desde diversas casas de cambio chinas. La medida fue anunciada por los exchanges Huobi y OKCoin, las cuales especificaron que estará activa por 30 días hasta que, a petición del Banco Popular de China, las casas de cambio ajusten sus políticas de Anti Lavado de Dinero.

Por supuesto, tal como en anteriores ocasiones los efectos en el mercado ante tal noticia no se hicieron esperar, reflejando una caída de aproximadamente 150 US$ en cuestión de horas. En la siguiente gráfica podemos apreciarlo claramente:

A pesar de la pronta recuperación del mercado que ya ha colocado nuevamente el precio de bitcoin por sobre los 1000 US$, la incertidumbre sigue en el aire sobre cuál sería la dirección a tomar por parte del Banco Popular de China respecto a bitcoin y, más importante, los efectos en el mercado.

Analizamos la comunidad de Bitcoin en China

Para nadie es secreto la gran cantidad influencia que posee China sobre esta criptomoneda y lo diversificado que está la industria que ha emergido alrededor de esta tecnología. Desde empresas fabricantes de hardware de minería, hasta los pools mineros, las casas de cambio y también startups de tecnologías financieras; China posee la comunidad más grande y poderosa en torno a Bitcoin en todo el planeta.

Una vez con esto en claro, y gracias a los hechos históricos, ya podemos imaginar el tamaño del impacto que puede tener cualquier decisión importante proveniente de China en el mercado y la comunidad de Bitcoin global. Y tomando en cuenta el tema que hoy nos concierne, los movimientos regulatorios del Banco Popular de China con las casas de cambio por supuesto pudiesen decantarse en anuncios de mayor envergadura en los próximos meses.

Bitcoin en China es usado como activo de reserva de valor debido a las recurrentes devaluaciones al Yuan que el gobierno viene ejecutando paulatinamente, es por ello que ante cada devaluación de la moneda china observamos altos volúmenes de compra en los mercados que ocasionan nuevas subidas en el precio de bitcoin. Además, es un vehículo para el envío de capitales fuera del país que permite saltar el control cambiario que las autoridades monetarias han impuesto.

Precisamente sobre la fuga de capitales del país, el gobierno a través del Banco Popular de China ha estado fortaleciendo sus políticas regulatorias para con las casas de cambio de bitcoins. Ejecutando reuniones, inspecciones y emitiendo órdenes a estas instituciones para que logren identificar a todos los usuarios que allí comercian y al mismo tiempo emitir información a las autoridades financieras chinas para posteriores revisiones.

Pero hay algo que no podemos olvidar: la gran cantidad de usuarios y de capital chino que están dentro de la comunidad de Bitcoin. Esto hace que establecer regulaciones de este tipo sea una tarea no solo ardua, sino que sus efectos pueden llegar a ser contrarios y desproporcionados a los intereses del estado si no se saben manejar. Ante ello, la posibilidad de que las medidas finales del Banco Popular de China sean más positivas respecto a bitcoin como moneda, aumenta.

Amenazas que terminarían siendo oportunidades

El tamaño actual del comercio de bitcoins en China es lo suficientemente grande como para preocupar al estado. Si bien luego de las inspecciones a las casas de cambio se tomaron medidas para eliminar volúmenes de comercio ficticios, actualmente sigue siendo alto en las casas de cambio chinas y mucho de los inversionistas han migrado su capital a los mercados japoneses que hoy dominan la escena de forma temporal.

Por otro lado, el nivel de anonimato que posee la tecnología Bitcoin hace que sea bastante difícil para las autoridades financieras ejecutar actividades de rastreo del flujo de capital, con lo cual está más cerca de ser una utopía la posibilidad de un “corralito” de bitcoins en China. Entonces, el Banco Popular de China tendría pocas oportunidades de lograr controlar al menos una gran parte del comercio de bitcoins en las casas de cambio chinas; lo que fácilmente puede terminar generando un cambio de viraje en las políticas chinas respecto a Bitcoin.

Aclarando aún más, el tamaño de la comunidad y el volumen de bitcoins comerciados en Yuanes ya es lo suficientemente grande como para ser controlado con facilidad, aunado a ello la tecnología Bitcoin es un hueso muy duro de roer para establecer mecanismos de rastreos. Así que una medida que hasta ahora pocos han considerado seguramente, sería legalizar a bitcoin como un recurso financiero respaldado legalmente por el estado bajo las condiciones de que el comercio y almacenamiento de la criptomoneda se realice en casas de cambio autorizadas.

Este tipo de medidas ya están siendo ejecutadas en menor medida en muchos países, pero por supuesto debido al gran tamaño del mercado, los chinos podrían ser los primeros en establecer marcos legales más positivos aún para bitcoin y las criptomonedas que liguen directamente las autoridades de comercio, minería y movimiento de capitales con el respaldo estatal. Una medida que, aunque parezca descabellada, la verdad es que sería claramente una de las mejores opciones para el Banco Popular de China en la actualidad.

Pues con las condiciones actuales China se va acercando a los extremos de: otorgar respaldo estatal a bitcoin, o asumir el riesgo de perder el control ante un eventual y poderoso mercado negro.

Los efectos en el mercado

Por supuesto, una noticia como esta no tardaría en reflejarse de forma positiva en los mercados de bitcoins, sentando un precedente histórico de enorme envergadura que podría replicarse quizás en otros estados. Aun así, un hecho como este agregaría a largo plazo mayor estabilidad al precio de la criptomoneda debido a que los impulsos externos producto de devaluaciones y actividades regulatorias sorpresivas no generarían tanto impacto como ahora.

Aunque esta especulación no ahonda en cuál podría más específicamente la figura legal que podría tomar bitcoin para el Banco Popular de China. El simple respaldo legal del país con la mayor economía del mundo es por supuesto un espaldarazo de gran envergadura para Bitcoin que le colocaría muy seguramente como la mejor opción para resguardo de capital en dicho país y, por qué no, a escala global.

China por supuesto debe establecer un ecosistema comercial bien organizado y con delimitaciones bien definidas donde las casas de cambio chinas sean atractivas y seguras para los usuarios que deseen invertir en bitcoins. Es por ello que estas actividades que protagoniza el Banco Popular de China bien podrían ser los primeros pasos en esa línea de fortalecer sus políticas de Anti Lavado de Dinero (AML) y Conoce Tu Cliente (KYC) necesarias para proveer un mejor respaldo legal a los usuarios por parte del estado.

A pesar de los ataques que se han realizado históricamente contra Beijing en torno a Bitcoin, la verdad es que las medidas tomadas por el gobierno siempre han sido bastante positivas para la industria en general y esto se ha visto reflejado en el gran tamaño que esta posee y que lidera actualmente el ecosistema en muchísimas áreas.

Por supuesto, ante tal escenario el debate filosófico tiene muchísima cabida ya que un estado tan poderoso como el chino tendría mayor acceso aún a Bitcoin. Y siendo este un proyecto de código abierto cuyo consenso de usuarios es la única autoridad, el posible apadrinamiento por parte de un estado es un tema de mucha discusión que quizás este mismo año tengamos que colocar sobre la mesa en nuestras tertulias de bitcoiners.


Síganos en Facebook