La tecnología blockchain para los procesos electorales

La democracia ha sido el sistema político que ha predominado en el mundo en las últimas décadas. La filosofía nacida en Grecia donde el poder residía en el pueblo, lo manifestaba a través de elecciones libres para escoger representantes políticos que llevarían a cabo determinadas tareas, con el pasar del tiempo se consolidó como la opción más atractiva para la mayor parte de las naciones.

Uno de los aspectos más importantes e icónicos de las democracias es el proceso electoral. A pesar de que en las democracias modernas existen muchos otros instrumentos que deben cumplirse para determinar si un gobierno es realmente democrático, las elecciones son eventos de suma importancia puesto que representan una oportunidad única para que la población ejerza su voz a través del voto.

A pesar de que los procesos electorales han evolucionado tecnológicamente hacia versiones más rápidas, eficientes y que aseguran mejor la privacidad de los votantes, la transparencia sigue siendo uno de los temas aún pendientes.

En las elecciones actuales, los entes que se encargan de la recolección y el conteo de los votos generalmente están adscritos al Estado. Y su principal tarea es garantizar la seguridad del proceso, además de la privacidad de los votantes y, justamente lo que hablamos, la transparencia del conteo.

Dejando a un lado rumores, y algunos casos confirmados, donde las elecciones han sido alteradas, es necesario resaltar que estos entes que actúan como árbitros imparciales siguen siendo partes intermediarias centralizadas a quienes debemos confiar nuestra información.

Tomando esto como premisa ¿No son acaso las elecciones democráticas una gran oportunidad para introducir la tecnología blockchain en pro de la privacidad y transparencia que necesitamos? Permítame responder: por supuesto que sí.

Blockchain para las elecciones

La tecnología blokchain proporciona una plataforma descentralizada donde, a través de la encriptación de los datos, los usuarios pueden transferir información sin temor a que su identidad esté comprometida. Además de ello, el registro de acceso público es el reflejo perfecto de la transparencia de la red.

Llevando estas características hacia un proceso electoral, los votantes podrían estar seguros de que sus votos no serán alterados, su identidad no estará comprometida y que el conteo general será completamente transparente. Es decir, una elección 100% democrática.

Inclusive para garantizar mayor privacidad aún, la opción de Firmas Digitales Ciegas desarrollada por el genio de la encriptación David Chaum puede ser empleada en los procesos electorales. Dicho protocolo permitiría a una persona pueda firmar digitalmente su voto pero sin revelar la información contenida. Lo cual confirma que el voto proviene de alguien autorizado para votar, sin importar quién es.

Otra de las grandes ventajas de la tecnología blockchain, es que la información no está centralizada en una única base de datos que puede ser blanco fácil de ataques externos. Al ser una plataforma descentralizada, los registros para un proceso electoral pueden almacenarse de forma segura en una amplia cantidad de nodos conectados en Internet.

La Blockchain avanza en la búsqueda de democracia

Por supuesto, estas iniciativas ya han sido emprendidas en diversas áreas. Puesto que ya muchos han identificado el sorprendente potencial que tiene la tecnología blockchain para empoderar a los pueblos en cualquier ecosistema donde se necesite garantizar descentralización, consenso, privacidad y transparencia.

Proyectos como el de CryptoVoter han demostrado que la cadena de bloques es la mejor tecnología actual para garantizar un proceso electoral realmente democrático. Aunque solo se ha aplicado para elecciones dentro de la comunidad de Bitcoin, su código fuente abierto puede ser modificado y aplicado para procesos electorales de mayor envergadura.

Si justamente estamos pensando en elecciones en nuestra comunidad, provincia o inclusive a escala nacional; la tecnología blockchain ya está siendo desarrollada por iniciativa del Gobierno de Ucrania para ser aplicada en procesos electorales. El proyecto que cuenta con la participación de varias empresas especializadas en la tecnología, utilizará una plataforma basada en la blockchain de Ethereum que ha sido bautizada como e-Vox.

De llevarse a cabo en Ucrania una elección estatal utilizando la tecnología blockchain como herramienta, el país europeo se convertiría en el primero en ofrecer un proceso electoral realmente transparente, que garantice completamente la privacidad de cada uno de los votantes y que sentaría un precedente muy poderoso en la búsqueda de mejores democracias.

Los ciudadanos necesitamos cada vez mayor privacidad y transparencia a la hora de participar en procesos electorales. Si tenemos a la mano una genial opción que nos garantiza estas demandas, que también son nuestros derechos ¿Por qué no utilizarla?

La tecnología blockchain no solo es una herramienta que debemos admirar y utilizar, sino también conocerla y difundirla en nuestras comunidades para desarrollar a partir de ella soluciones que nos beneficien. En el caso del uso de Blockchain para las elecciones, no hay duda de que ganamos todos.


Síganos en Facebook