Cómo minar Ethereum

Explicándolo de forma sencilla, la minería de criptodivisas es un proceso mediante el cual se buscar dar resolución a problemas matemáticos complejos. Los mineros son una parte fundamental de todo sistema de criptomonedas que opere dentro de una red Blockchain. Gracias al aporte de su tiempo y poder de computación para resolver esos problemas matemáticos, proporcionan una llamada "prueba de trabajo" para la red, verificando así las transacciones de Ether. Además, los mineros son responsables de crear nuevos tokens de Ether mediante este proceso, ya que reciben recompensas en Ether por completar exitosamente una tarea de prueba de trabajo.

Conozcamos más en: Qué es Ethereum, la Blockchain multiuso de contratos inteligentes

A medida que más y más mineros se unen, los problemas se vuelven automáticamente más difíciles de resolver, lo que significa que se requiere más tiempo y poder computacional para resolverlos y las recompensas se vuelven más pequeñas. Sin embargo, a medida que el valor del Éter sigue aumentando, las recompensas recibidas por los mineros siguen siendo bastante sustanciales en valor Fiat. Además, muchas personas ven la minería como un incentivo ideológico, un medio para apoyar y sostener directamente a la red.

Un poco sobre la minería Ethereum...

Para cada bloque de transacciones, los mineros aplican su poder computacional para resolver el rompecabezas matemático.

Para ser más específicos, los mineros toman los metadatos de los encabezados únicos de cada bloque, datos que establecen una marca de tiempo y una versión de software, a través de una función hash, que genera una cadena de longitud fija de números y letras aleatorios sensibles a mayúsculas y minúsculas. Esta cadena se llama hash, y si el minero encuentra un hash que coincida con el objetivo actual, el bloque se considerará minado y se transmitirá a toda la red para que otros nodos validen y añadan la transacción a su copia de la cadena de bloques.

Para conocer más: ¿Qué es la minería?

Hash - una secuencia única de longitud fija de dígitos aleatorios, que puede ser creada a partir de datos de cualquier tamaño.

A pesar de que Bitcoin sigue siendo la criptomoneda más dominante y valorada que existe, presenta ciertos problemas en su red. Uno de esos problemas es la creciente centralización de la minería Bitcoin. En la época en que surgió la red, la minería individual desde un ordenador lo suficientemente potente o incluso desde un portátil era una realidad. Sin embargo, hoy en día, con el avance de las plataformas mineras de las máquinas ASIC, las únicas entidades que pueden obtener beneficios de este proceso son las grandes empresas que poseen enormes plataformas mineras. Estas plataformas requieren mucha electricidad para funcionar y son muy caras de instalar y mantener, limitando drásticamente su participación.

Cuando se trata de Ethereum, el proceso es un poco diferente. Ethereum recompensa a sus mineros basándose en un algoritmo de prueba de trabajo llamado Ethash, que en realidad fomenta la minería descentralizada por parte de los individuos y no soporta la minería ASIC, o al menos así lo era hasta que Bitmain presentó su Antminer E3 en abril del 2018.

La recompensa de Bitcoin por el éxito de la minería se reduce a la mitad cada cuatro años, en correlación con la limitada cantidad total de tokens en circulación. Actualmente, la recompensa por explotar con éxito un bloque de transacciones en la red Bitcoin es de 12,5 Bitcoin. Basado en el algoritmo Ethash, el éxito de la explotación minera en la red Ethereum está valorado en tres Ether, más todas las tasas de transacción y las tasas de procesamiento de código. Pero, en promedio, se necesitan unos 10 minutos para verificar y extraer un bloque de transacciones de Bitcoin, mientras que la media de Ethereum es de unos 12 segundos. Esta velocidad se logra a través del protocolo GHOST de Ethereum, que permite confirmaciones rápidas, pero también genera que más bloques queden huérfanos. Así que, potencialmente, podemos minar varios bloques de Ethereum en el mismo tiempo que tardamos en minar sólo un bloque de Bitcoin.

Las transacciones también tienen un precio diferente en las dos redes. En Ethereum, las transacciones se denominan `Gas', que esencialmente alimenta todas las operaciones de la red. Esto significa que para hacer cualquier cambio en la Cadena de Bloques se requiere que el usuario gaste un poco de Ether. El gas se calcula en función de las necesidades de almacenamiento, la complejidad de la acción y el ancho de banda requerido. Por otra parte, las transacciones de Bitcoin están limitadas por el tamaño máximo del bloque, que es de un MB, y compiten entre sí por igual.

Finalmente, la principal diferencia es quizás que Ethereum cuenta con su propio código interno completo de Turing, lo que significa que básicamente cualquier cosa puede ser calculada, siempre y cuando haya suficiente tiempo y potencia de cálculo disponible. Bitcoin, por otro lado, no tiene esta opción. Sin embargo, aunque hay ventajas indiscutibles de tener un código completo de Turing, su complejidad conlleva ciertas complicaciones de seguridad, que contribuyeron al famoso ataque a la DAO y a la subsiguiente bifurcación de la red.

Aprendamos más sobre el tema en: ¿Qué es DAO?

Hardware para minería de Ethereum

Antes de empezar, tendremos que elegir el hardware dedicado para configurar nuestra computadora para la minería a tiempo completo. Hay dos opciones: CPU (Unidad Central de Procesamiento), lo que significa usar el procesador de nuestra computadora, y GPU (Unidad de Procesamiento Gráfico), lo que implicará la compra de una costosa tarjeta gráfica.

Es importante señalar que la extracción de Ether con CPU en estos momentos no es rentable, ya que incluso las GPU más básicas son unas 200 veces más rápidas que las CPU para minería. Antes de comprar una tarjeta gráfica, debemos considerar los costos asociados con la compra en sí, así como el consumo de energía. Lo más importante es que tendremos que considerar es el rendimiento de la tasa de hash, que es la velocidad a la que se resolverá el problema matemático.

También podríamos considerar la posibilidad de instalar un equipo de minería, una máquina compuesta por varias unidades de GPU para aumentar su tasa de hash y, por extensión, sus posibilidades de éxito en la minería.

A continuación, se muestra un cuadro comparativo de algunas de las GPU más eficientes del mercado actual.

Nombre

Tasa Hash

Precio aproximado

Antminer E3

190 MH/s

desde $1162

Nvidia GTX 1080 Ti

32 MH/s

desde $750

AMD RX 580

28 MH/s

desde $190

AMD RX 570

29 MH/s

desde $100

Radeon RX Vega

45 MH/s

Desde $350

Software para minería Ethereum

Una vez que hayamos elegido y comprado el hardware, tendremos que instalar el software. En primer lugar, necesitaremos controladores para nuestra tarjeta gráfica, que podemos encontrar en el sitio web del fabricante o que la encontraremos junto con la propia tarjeta.

A continuación, tendremos que configurar el nodo y conectarlo a la red. Para ello, vamos a descargar toda la cadena de bloques de Ethereum, que actualmente tiene un tamaño de más de 132 GB y sigue creciendo con el tiempo. A continuación, tendremos que conectar el nodo a la red. Hay varias maneras de hacerlo. Los usuarios familiarizados con la línea de comandos pueden instalar Geth, con otros servicios como MinerGate o Ethermine que también están disponibles.

Una vez configurado, nuestro nodo estará conectado a todos los demás nodos y a la propia red. Esto nos permitirá iniciar la minería, así como implementar sus propios contratos inteligentes, crear aplicaciones descentralizadas y enviar transacciones.

Pruebas

Antes de iniciar la minería de Ether, es posible configurar una red privada de pruebas. Es una herramienta extremadamente útil en caso de que deseemos probar contratos inteligentes, tratar de desarrollar una nueva tecnología o simplemente probar nuestras capacidades mineras. En una red de prueba privada, nosotros somos los únicos usuarios, lo que significa que somos los responsables de encontrar todos los bloques, validar todas las transacciones y ejecutar contratos inteligentes, es una sandbox de Ethereum, por así decirlo. Actualmente, esto se hace a través de una línea de comandos, con servicios como Geth proporcionando tales opciones.

Conocer al menos una tasa de hash aproximada de nuestro dispositivo también será de gran ayuda cuando se trata de calcular los beneficios potenciales que podemos obtener en la red. Podemos utilizar esta calculadora de rentabilidad, que calculará automáticamente usando nuestra tasa de hash basándose en el hardware que estemos utilizando y en los costes de electricidad del país en el que nos encontremos. Esencialmente, necesitaremos la tasa de hash más alta posible, ya que cuanto más alta sea, más ganancias podremos obtener al minar Ether.

Instalación de Ethminer

Una vez que hayamos configurado un nodo y lo hayamos conectado a la red, para comenzar a extraer Ether aún necesitamos instalar un software de minería llamado Ethminer para Windows. Las instrucciones de minería de la GPU para otros sistemas operativos se encuentran aquí. Ethminer hace que nuestro CPU o GPU ejecute el algoritmo de hash esencial para proteger la red mediante pruebas de trabajo. La interfaz es básicamente una línea de comandos, pero se espera que las futuras versiones de la red Ethereum tengan una interfaz más fácil de usar. Se puede encontrar más información sobre todo lo anterior en el sitio web oficial de Ethereum.

¿Cómo y cuándo me pagan?

Una vez que hayamos minado con éxito un bloque, se nos genera el derecho a recibir una recompensa de tres ETH. Junto con la recompensa, los mineros reciben honorarios asociados con la transacción. Estas tarifas sirven como otro incentivo para que los mineros hagan su trabajo, ya que muchos mineros darán prioridad a las transacciones con tarifas más altas. La recompensa se transfiere a la billetera de Ethereum vinculada con el minero o la piscina de los mineros, lo que ocurre casi instantáneamente.

El ingreso aproximado puede ser calculado basado en la tasa de hash que tengamos y el consumo de electricidad que se genere por prestar el poder de cómputo. Además, no podemos olvidar tener en cuenta los costos del hardware elegido y las posibles actualizaciones de nuestro ancho de banda. Hay varias calculadoras de rentabilidad de minería de Ethereum disponibles en línea, proporcionadas por servicios como CryptoCompare, CoinWarz, WhatToMine y MyCryptoBuddy.

Unirse a un pool o piscina de minería

Para los principiantes, unirse a un grupo de mineros de Ethereum puede ser mucho más rentable que minar por su cuenta. Una piscina minera es un grupo de mineros que combinan sus esfuerzos y potencia computacional para mejorar sus posibilidades de resolver los rompecabezas criptográficos y ganar Ether. Los beneficios se reparten entre todos los participantes proporcionalmente a la potencia computacional aportada.

Hay muchos factores diferentes que necesitaremos considerar antes de unirnos a una piscina de minería. Elementos como la potencia computacional de todo el pool, las estructuras de pago y los honorarios son cuestiones indispensables a tomar en cuenta. Además, es posible que algunas piscinas presenten problemas con los pagos y desaparezcan con los fondos de los usuarios. Típicamente, los honorarios que cobran desde la piscina pueden variar de cero por ciento a alrededor de dos por ciento. Dependiendo de cada piscina en particular, podemos recibir pagos desde una vez cada 24 horas, hasta cuatro a seis veces al día. Para estos pagos frecuentes, la mayoría de los pools nos van a exigir que tengamos saldos superiores a 1 ETH.

Unirse a una piscina es fácil, ya que muchas de ellas ni siquiera requieren registro. Para unirse a algunos grupos, sin embargo, tendremos que pasar por un proceso de registro en el sitio web. En la actualidad, el mayor yacimiento minero de Ethereum, con un 25,66 por ciento de la potencia de hash de la red, es SparkPool. Otros grandes pools incluyen a Ethermine que es el segundo pool más grande del mercado con un 25,42 por ciento de potencia. f2pool y Nanopool son el tercer y cuarto pool, respectivamente, dentro del mercado. Todo esto según la última información que nos brinda EtherScan respecto a quienes son los 25 mineros con mayor potencia dentro de la red en los últimos 7 días. Estos datos pueden variar cada semana.

¿Vale la pena minar Ethereum?

Cuando se trata de la mayoría de las criptomonedas, la dificultad minera y, por extensión, los costos asociados con ella sólo están subiendo. Sin embargo, como se puede ver en el gráfico de abajo, la dificultad de la minería del Ethereum ha variado a lo largo del tiempo. En octubre del 2017 pasó de 3013 Tera Hashes a 1389. Posteriormente, como muestra el gráfico de abajo, la dificultad fue aumentando durante el 2018 hasta llegar al pico de 3606 Tera Hashes en agosto del mismo año. En el 2019 la red también sufrió cambios drásticos al pasar de 3019 Tera Hashes en febrero a 1716 a finales del mes de marzo.

Estas fuertes variaciones se deben a que la red de Ethereum está experimentando grandes cambios. En algún momento en un futuro previsible, el equipo detrás de él está planeando deshacerse de su algoritmo de prueba de trabajo y en su lugar adoptar un marco de Proof-of-Stake o "Prueba de Participación". Para lograr dicho cambio los desarrolladores ya han puesto a cabo las actualizaciones Constantinople y St. Petersburg, preparadas para allanar el camino al nuevo cambio.

Una vez que esto ocurra, la red ya no necesitará que los mineros aseguren y confirmen la transacción, ya que esto lo harán los propietarios de los tokens. Los creadores de nuevos tokens serán elegidos de forma determinista, en función de su riqueza, que también se define como una apuesta. Lo más importante es que los mineros ya no recibirán recompensas en bloque, sólo cobrarán las cuotas de transacción.

La actualización vendrá en forma de una bifurcación, una vez más dividiendo la red en dos. Por lo tanto, aquellos que deseen continuar minando en busca de recompensas podrían hacerlo en la versión antigua de Ethereum. Sin una fecha fija para la actualización, es realmente difícil predecir cuán rentable puede ser entrar en la minería en ese momento.

Síganos en Facebook