¿Qué es halving? La recompensa por bloque y su impacto en Bitcoin

¿Qué es halving? La recompensa por bloque y su impacto en Bitcoin

Cointelegraph

1.

Halving, la recompensa por bloque

La reducción en la recompensa por bloque o mejor llamado Halving por el ecosistema criptográfico siempre es un evento importante dentro los ciclos monetarios de cualquier proyecto. En él suele haber variaciones que impactan diferentes variables en las blockchain que se enfrentan en ese proceso, desde un cambio en su poder minero hasta un incremento en los precios. A menos de un año de la tercera reducción de bloque de Bitcoin sus efectos pudiesen estar a la espera de sentirse o, lo que es aún más relevante, pudiésemos hoy ya estar sintiendo parte de las implicaciones de un halving.

 

2.

¿Qué es un halving?

La minería no es solo el proceso de extracción y obtención de beneficios para una criptomoneda es, sino también un factor real que tiene efectos implícitos en los precios de los activos.  El halving, como algunos lo definen, no es más que el mecanismo implementado por algunas blockchains para reducir a la mitad las recompensas otorgadas a los mineros que ofrecen su poder computacional a la red. Esta reducción de los ingresos mineros no es realizada por un ente u organización, sino en cambio esta programado en el software de Bitcoin para establecer cuántos bitcoins se irán liberando a medida que los grupos mineros vayan creando bloques en su tarea de validar transacciones.

En el transcurso del año, la red ha ido evolucionado enormemente y con esta su poder de cálculo. Con el 20 de mayo de 2020 como fecha prevista para la realización de este evento muchos medios y personajes importante dentro de la comunidad están analizando las consecuencias de una nueva reducción por bloque en el precio de Bitcoin. Aquí en Cointelegraph decidimos abordar los aspectos más relevantes.

3.

Limitación de la emisión

Bitcoin es una moneda deflacionaria, eso quiere decir que al igual que el oro su suministro es cada vez más escaso y difícil de extraer. Satoshi Nakamoto decidió regular el suministro contrayendo la cantidad de bitcoins que los mineros podían adquirir cada 210,000 bloques, que es aproximadamente cada 4 años con las condiciones actuales.

Cuando se lanzó Bitcoin a comienzos del 2009, la tarifa de recompensa por minar un bloque era de 50 bitcoins, que se redujo a la mitad (25 BTC) el 28 de noviembre de 2012 después de que se extrajera el bloque 210,000 y así se ha continuando hasta la recompensa actual de 12,5 bitcoins por bloque. Según el libro blanco de Bitcoin este ciclo debería continuar hasta que se hayan extraído los 21 millones de bitcoins y, en este punto, el incentivo para la minería se basará únicamente en las tarifas de transacción.

En última instancia, esto significa que los nuevos bitcoins en circulación serán más escasos y su producción será mucho más cara, ya que tendrás que implementar los mismos recursos para extraer menos bitcoin. Basando en las políticas monetarias actuales de oferta y demanda, si la demanda de un activo se mantiene constante y su oferta es limitada el precio en teoría debería presentar un aumento.

Sigue leyendo: ¿Cómo minar criptomonedas? Minar bitcoins en la nube, con tu PC y más

Los eventos de reducción a la mitad son, en cierta medida, similares a los cambiamos predefinido en las políticas monetaria implementada por los bancos centrales actualmente solo que si la intervención humana, ya que afectan la tasa de inflación de una criptomoneda durante un período prolongado de tiempo a través de la reducción en el aumento futuro de la oferta.
 

4.

Una red más eficiente pero con mayores riesgos

Como se les comentaba anteriormente, los halving suelen tener fuertes implicaciones en todo el ecosistema del proyecto. Una de estas radica en el  crecimiento de su tasa de hash meses antes de que se produzca la reducción a la mitad para luego descender, estabilizarse y seguir creciendo. Después del 28 de noviembre del 2012, los meses subsecuentes trajeron consigo una caída en el poder de minado de 29T a 18T lo que representó una disminución del 35% en la tasa de hash. Sin embargo, para mediados de julio de ese mismo año el poder de hash comenzaba a repuntar registrando máximos más altos hasta finales de noviembre fecha en la que comenzó el halving.

 

 

Este patrón se ha repetido continuamente en las dos reducciones pasadas (2012-2016) y actualmente parece estar cumpliendo las especificaciones de la fase 1(aumento en la tasa de hash)


 

 

Sigue leyendo: Afirman que la cantidad de energía que consume el minado de Bitcoin es difícil de calcular

El incremento de estos valores previos a la reducción indica un número mayor de personas que se adhieren a la red minera. Como la recompensa se reducirá a la mitad, los mineros recibirán menos ganancias por la misma cantidad de esfuerzo alentándolos a explotar BTC (en lugar de otras monedas) a corto plazo en previsión a la disminución futura.

Si bien esto podría ser bueno para la seguridad y descentralización de la blockchain, lo meses posteriores al halving suelen estar acompañados de una caída en la participación minera. La disminución potencial en los mineros puede llevar a un mayor riesgo de un ataque del 51% si el hashrate se ve reducido a un punto crítico. Aunque el costo y el proceso logístico de efectuar un ataque del 51% a Bitcoin es prácticamente inviable, siempre es una posibilidad plausible en este tipo de fundamentos.

Por otro lado, la caída en la tasa de hash posterior a la reducción por bloque fuerza a los mineros ineficientes a abandonar la red. En el momento que se produce el halving, la recompensa que adquieren los mineros se verá reducida en un 50% pero la dificultad minera se mantendrá constante por un intervalo corto de tiempo. Durante ese periodo los grupos mineros tendrán que gastar la misma cantidad de electricidad para obtener menos bitcoins, reduciendo drásticamente los márgenes de beneficios que esto perciben como grupo y elevando el costo de equilibrio por encima del costo de producción para los equipos más viejos. 

No obstante, a medida que los mineros ineficientes abandonan la red, aumenta la eficiencia agregada de los mineros restantes, lo que genera un efecto colateral en los precios de Bitcoin. La monetización de BTC a través de la minería actúa como una serie de ciclos económicos: En un mercado alcista, la cantidad de mineros que vende sus bitcoins extraídos para cubrir los costos operativos (principalmente costos eléctricos) son menores que quienes los guarda. 

Sin embargo, en un mercado bajista, los mineros representan una importante y continua   fuerza de ventas para cualquier moneda que trabaje con algoritmo Proof of Work (POW) Dado que la minería representa una industria perfectamente competitiva donde las ganancias buscan constantemente un estado de cero superávits, la mayoría de las recompensas por bloque se deben vender por fiat para cubrir dichos gastos. Cuando se produce un halving no solo se reduce la recompensa por bloque sino también la cantidad máxima de BTC que se pueden vender, aumentando los márgenes de ganancia de los mineros que permanecen activos una vez que los equipos ineficientes dejen la red.

Esta presión en las ventas suele ser significativamente más alta en redes tan complejas como la de Bitcoin. Entre enero del 2018 y septiembre de ese mismo año el ingreso estimado que devengó los ejercicios mineros se estima en unos 4.7 mil millones. Si bien la cantidad real de BTC vendidos varía según el desarrollo de los costos de equilibrio en relación con los precios actuales y el grado en que los mineros especulan sobre los precios futuros. La cantidad máxima que los mineros pueden vender se reducirá a la mitad lo que conlleva un descuento del 50% en la presión de venta. 

 

5.

Cómo afecta el halving al mercado

La reducción a la mitad no sólo afectaría el ecosistema minero sino también el precio del activo. Los dos halving pasados de Bitcoin han traído un aire de optimismo en la apreciación futura del precio de un activo. Los participantes del mercado sean instituciones, empresas o

minoristas se anticipan al impacto de la reducción de la recompensa comprando más del activo que próximamente va a escasear, subiendo los precios por adelantado. Esto ocurre porque los comerciantes comprenden las implicaciones del evento en los límites de venta de los mineros, posicionándose con antelación como una forma de contar con una ventaja frente a los demás.

En la primera reducción a la mitad a finales del 2012 Bitcoin padeció de un repunte en los precios de un 200% para un traslado de su cotización desde los USD 5 en mayo a unos USD 13 el 11 de diciembre del mismo año. Algo similar ocurrió 8 meses antes de producirse el halving cuando los precios de BTC comenzaron a escalar estrepitosamente en un 152% superando por crecer las ganancias de otros activos. No obstante, en repetidas ocasiones, no solo en Bitcoin sino en monedas con algoritmo similares, las ganancias producto de los efectos del halving tienden a fracasar en su tarea de ser sustentables y mantenerse acompañando a breves correcciones.  

Sigue leyendo: Tom Lee de Fundstrat: el repliegue de Bitcoin es saludable, menos búsquedas son buenas

Aunque es cierto que las reducciones en la recompensa por bloque pueden traer unos cambios considerables en las blockchain y en el precio de los activos,estos permiten alimentar los ciclos de precios inundándolo de mayores cargas compradoras, una mayor cantidad de transacciones y un incremento en su tasa de hash.