¿Qué hay realmente detrás de la "Ley Bitcoin" de El Salvador? Expertos responden

Max Yakubowski
02 JUL 2021
¿Qué hay realmente detrás de la "Ley Bitcoin" de El Salvador? Expertos responden

Cointelegraph

1.

Introducción

El mes pasado, la Asamblea Legislativa de El Salvador aprobó la "Ley Bitcoin" del presidente Nayib Bukele, otorgando a la principal criptomoneda del mundo el estatus de moneda de curso legal, algo que es un hito histórico para Bitcoin (BTC). La noticia fue apreciada por la criptocomunidad, y la criptomoneda insignia subió un 11,98% a $37,573 tras el anuncio.

El presidente Bukele eligió el momento y el lugar perfectos para anunciarlo: durante la conferencia Bitcoin 2021 en Miami. Es difícil imaginar una audiencia más agradecida de partidarios y defensores de las criptomonedas para ser el público de tal anuncio. Como Marc Powers, profesor de derecho y ex abogado de la Comisión de Valores de los Estados Unidos, lo describió en su último artículo de opinión: "El protagonista fue [...] el joven presidente de la República de El Salvador, Nayib Bukele, que procede del país más poblado de Centroamérica. [...] En la conferencia, Bukele anunció que el país adoptaría a Bitcoin como una segunda moneda fiat nativa, a la par con el dólar estadounidense". Y así es como el presidente Bukele describió sus intenciones 

"A corto plazo, esto generará puestos de trabajo y ayudará a proporcionar inclusión financiera a miles de personas que están fuera de la economía formal".

Y mientras algunos argumentan que el experimento salvadoreño podría ser un cuello de botella para Bitcoin, esta ley podría ser una solución para proporcionar servicios financieros a los habitantes del país, teniendo en cuenta que cerca del 70% de la población no está bancarizada. Mientras tanto, la nueva ley en El Salvador está a punto de embarcar forzosamente a todo el mundo, ya que establece:

"Todo agente económico debe aceptar Bitcoin como pago cuando le sea ofrecido por quien adquiere un bien o servicio".

La pregunta importante es: ¿Funcionará el traspaso obligatorio a las cripto? Ya se ha dicho muchas veces que la adopción masiva de la criptomoneda es posible, pero sólo a través de la educación de la gente para que pueda obtener una mejor comprensión de la misma. ¿Educará el Presidente Bukele a la gente sobre cómo utilizarla? Además, un tercio de la población de El Salvador carece de acceso a Internet, lo que les impediría acceder a los servicios de Bitcoin y de las criptomonedas. ¿Cómo va a resolver el presidente Bukele este problema para "proporcionar inclusión financiera" como prometió? 

Además, y esto es de vital importancia, la transición hacia las criptomonedas debería ser una elección de libre albedrío hecha por la propia gente y no una decisión forzada por un presidente. Esta noción es un valor fundamental de todas las criptomonedas, un aspecto de su naturaleza descentralizada. Pero la naturaleza altamente centralizada de las acciones del presidente Bukele parece bastante lógica, dado que se ha dicho que está en camino de convertirse en "el primer dictador millennial de América Latina". En un país al que se le acusa de tener algunos problemas graves en materia de derechos humanos - con Human Rights Watch informando de que "las niñas y mujeres acusadas de abortar han sido encarceladas por homicidio y homicidio agravado" y que "las personas LGBT se enfrentan a la discriminación y la violencia sin una protección estatal efectiva" - este tipo de legislación "progresista" plantea una pregunta importante: ¿Se ha hecho realmente en beneficio de los salvadoreños? 

Desde el punto de vista financiero, la adopción de Bitcoin como moneda de curso legal también plantea importantes ramificaciones legales y financieras. La gran pregunta que hay que plantear aquí es si esta decisión supondrá el reconocimiento de Bitcoin como moneda extranjera. Si es así, ¿estarán las transacciones de Bitcoin sujetas a un impuesto sobre las transacciones financieras? Y dado que la gran mayoría de las jurisdicciones no clasifican a Bitcoin como una moneda, sino como un activo, la respuesta parece clara. Además, el Banco Mundial ya se negó a apoyar la solicitud de ayuda de El Salvador para la transición al uso de Bitcoin como moneda de curso legal.

En cualquier caso, la decisión de El Salvador es un acontecimiento histórico para la industria de las criptomonedas. Para saber qué piensan los representantes de la criptoindustria y blockchain sobre la "Ley Bitcoin" del presidente Bukele, Cointelegraph se puso en contacto con varios de ellos para pedirles su opinión sobre la siguiente pregunta: ¿Qué, en su opinión, hay detrás de la decisión de El Salvador de dar a Bitcoin el estatus de moneda legal, y cómo afectará al espacio?

2.

Alberto Echegaray Guevara, conocido como "Cayman", artista y empresario:

"La gran mayoría de los emigrantes salvadoreños, casi 2 millones, trabajan en Estados Unidos. Casi uno de cada tres salvadoreños envía dinero a su país. Las remesas representan el 23% del producto interior bruto de El Salvador y benefician a unos 360,000 hogares, en las zonas más pobres del país.

La moneda oficial de El Salvador es el dólar estadounidense. La Ley Bitcoin del Presidente Bukele no sólo pretende abaratar y facilitar las transferencias internacionales de dinero para el 70% de su población no bancarizada, sino que también intenta crear un nuevo centro económico y una nueva plataforma de remesas en Centroamérica. Bukele, como político inteligente, aprovechará el impacto de bajar el coste a casi cero de $6,500 millones de dólares en remesas.

En mi experiencia, después de trabajar 10 años en organizaciones multilaterales en Washington, DC y ser representante en el GAFI, recomiendo que el presidente Bukele fortalezca su ley con el apoyo de un equipo internacional de integridad financiera. Su política y estrategia de impacto social necesitarán el apoyo de una sólida red internacional de unidades de inteligencia financiera y de actores clave en el ámbito del desarrollo internacional.

Bukele tiene la oportunidad única de cambiar las reglas del juego del negocio de las remesas a nivel mundial al contar con una prueba de concepto en una de las regiones más importantes para la transferencia de dinero, y utilizando Bitcoin por primera vez en la historia."

3.

Alexander Blum, director general de Two Prime:

"La adopción de Bitcoin como moneda de curso legal por parte de El Salvador ofrece al país cierta opcionalidad en materia financiera y de soberanía. Al haber dolarizado recientemente el país, El Salvador se ve amenazado por grandes préstamos y controles externos de la capacidad de decisión del país. Esto, junto con el voto del gobierno nacional en contra de algunos de los gastos propuestos por el presidente, ha limitado la capacidad de Bukele para impulsar muchas de las reformas y propuestas de modernización que desea promulgar.

La introducción de Bitcoin como moneda de curso legal permite a El Salvador beneficiarse de la generación de ingresos a través de la minería, atrayendo la inversión externa y el interés de la comunidad de criptomonedas, y reduciendo el coste de las remesas para sus ciudadanos. La opcionalidad con Bitcoin también proporciona alguna alternativa competitiva a los préstamos y recursos financieros en dólares estadounidenses, proporcionando al menos al país una posición negociadora más fuerte. 

El éxito de esta iniciativa dependerá en gran medida de su ejecución. La capacidad de imponer la aceptación de Bitcoin o de beneficiarse de las remesas en un país con una infraestructura mínima de Internet y comunicaciones y con la capacidad de minar Bitcoin de forma rentable tendrá una gran influencia en el éxito de los esfuerzos de Bukele".

4.

Amber Ghaddar, сo-fundadora de AllianceBlock:

"Sigo opinando que Bitcoin es un gran activo alternativo que tiene cabida en una asignación de cartera alternativa. Sin embargo, Bitcoin carece de las características de una moneda en términos de proporcionar estabilidad a un sistema financiero. Su alta volatilidad y la falta de recursos hacen que actualmente sea una alternativa menos viable que las monedas de los bancos centrales, especialmente en las economías desarrolladas.

Además, si se espera que los precios de Bitcoin suban en el futuro, no tiene mucho sentido utilizar su Bitcoin para pagar bienes y servicios cotidianos. El 45% de la oferta total de Bitcoin circulante está en manos de los inversores y no se ha movido en los últimos dos años. Por lo tanto, la velocidad de Bitcoin frente al dinero fiat es mucho menor, por lo que se asemeja más a un medio de inversión que a un medio de pago. 

No hay duda de que se trata de un movimiento audaz por parte de El Salvador que podría allanar el camino para que las economías de mercado en desarrollo más pequeñas encuentren nuevas fuentes de ingresos a través de la minería de Bitcoin. Por otro lado, podría conducir a un aumento de la inestabilidad financiera y tener consecuencias nefastas en términos de inflación y acceso al capital. El mundo debería estar pendiente de El Salvador. Por mi parte, lo estoy haciendo".

5.

Cristina Dolan, fundadora y CEO de InsideChains, vicepresidenta del MIT Enterprise Forum:

"El brillante momento del entusiasta anuncio del presidente de El Salvador, Nayib Bukele, durante la concurrida Conferencia de Bitcoin en Miami en junio, generó una cantidad óptima de rumores. Anunciar que El Salvador sería la primera nación soberana del mundo en adoptar a Bitcoin como moneda de curso legal a la mayor audiencia posible de entusiastas de las criptomonedas es la mejor manera de atraer a empresarios e inversores a sus costas crypto-friendly.

La construcción de la infraestructura en red para apoyar el anuncio requerirá una sofisticada arquitectura segura, inversión y talento. Gestionar la distribución de los 30 dólares en Bitcoin a cada adulto requerirá algo más que simplemente educar al público en el uso de la cartera digital oficial, 'Chivo'. Se necesitarán importantes recursos para gestionar la ciberseguridad con el fin de proteger las cuentas de Bitcoin, integrar la infraestructura financiera tradicional e implementar las capacidades reguladoras globales adecuadas contra el lavado de dinero, Conozca a su cliente (KYC) y la regla de viaje. 

Otra faceta brillante del plan de relaciones públicas son los 30 dólares de Bitcoin, que proporcionan a los consumidores la motivación económica para averiguar cómo configurar sus cuentas y realizar transacciones, lo que creará el impulso necesario para ganar la adopción también entre los ciudadanos no bancarizados. 

Aunque las relaciones públicas fueron brillantemente programadas y ejecutadas, el país tiene muchos problemas complejos que crearán desafíos para atraer los recursos necesarios y el compromiso global requerido para el éxito".

6.

Da Hongfei, fundador de Neo, fundador y CEO de Onchain:

"Liberarse de la dominación estadounidense es siempre un tema popular en la política latinoamericana. Debido a la fragilidad de sus sistemas financieros, El Salvador -y muchos otros países latinoamericanos- no tiene más remedio que depender del dólar estadounidense. Al abrazar Bitcoin, esta vez Bukele ha puesto a El Salvador en el punto de mira mundial, a la vez que se ha posicionado como pionero al convertirse en el primer presidente en hacer de Bitcoin una moneda de curso legal.

En términos de impacto, creo que será mixto y limitado en el corto plazo. Mientras que el artículo 7 de la Ley de Bitcoin requiere que todos los negocios acepten pagos en Bitcoin, la gente puede seguir siendo reacia a aceptar Bitcoin debido a la volatilidad de los precios y al poco conocimiento del mismo; de hecho, creo que muchos optarán por cambiar inmediatamente Bitcoin por dólares estadounidenses. El acceso a Internet en El Salvador también es limitado, y muchos no poseen smartphones, lo que me hace pensar que Bitcoin no será ampliamente adoptado.

Sin embargo, esta ley puede atraer más inversiones en tecnología al impulsar a los criptoempresarios a invertir y trasladarse a El Salvador. Además, puede ayudar a El Salvador a establecer una infraestructura financiera basada en blockchain. Dado que el 70% de la población no posee una cuenta bancaria, es posible que muchos opten por poseer una billetera digital que permita transferencias de dinero más libres que una cuenta bancaria tradicional.

A nivel mundial, esta ley es sin duda un gran impulso para la comunidad de criptomonedas, aunque algunos creen que Bitcoin debería seguir siendo "dinero sin gobierno", en el sentido de que no necesita la legitimación de los estados-nación.

Lo más importante es que puede afectar a la forma en que los gobiernos se acercan a Bitcoin. Si Bitcoin es reconocido como una moneda en lugar de una commodity virtual, algunos gobiernos pueden sentirse más amenazados y responder con regulaciones más fuertes, mientras que otros pueden acelerar el desarrollo de sus propias monedas digitales de bancos centrales para evitar ser subvertidos por una 'moneda digital sin estado-nación'. Sin embargo, los países que no están satisfechos con el estándar del dólar pueden moverse para legitimar Bitcoin, construyendo así la narrativa de Bitcoin como un igualador financiero. Es muy posible que los países en vías de desarrollo adopten Bitcoin primero, desencadenando así una migración de talento, poder de hashing e influencia social de las naciones desarrolladas a las que están en vías de desarrollo.

La Ley Bitcoin es un experimento social masivo que, en última instancia, pondrá a prueba la capacidad de Bitcoin para desafiar al sistema del dólar, a la vez que explorará aguas políticas y económicas complicadas."

7.

Denelle Dixon, CEO y directora ejecutiva de Stellar Development Foundation:

"Durante la crisis sanitaria, actividades prácticas como hacer fila para recibir pagos o remesas han planteado importantes cuestiones en torno a la equidad de quién tiene acceso a las finanzas digitales y quién no. El actual sistema financiero mundial está hecho para unos pocos y no para la mayoría, y la tecnología blockchain puede cambiar esto".
El presidente Bukele ha dicho que la implementación de las monedas digitales facilitará el proceso para que los salvadoreños que trabajan fuera del país envíen dinero a casa. Y en un sentido más amplio, esta medida ayuda a destacar la promesa de la tecnología blockchain como un medio de intercambio internacional más asequible y eficiente.

Recientemente, la comunidad internacional ha apoyado la reducción de los costos de las remesas para los clientes finales; sin embargo, todavía tienen un promedio del 6%, según el Grupo del Banco Mundial. En América Latina, las remesas representan el 15% de los ingresos de la base de la pirámide económica.

En la Fundación Stellar para el Desarrollo, nos centramos en el uso de monedas digitales que son interoperables y amplían los canales bancarios tradicionales para, en última instancia, ofrecer un acceso más equitativo al sistema financiero mundial.

Nos alienta ver el diálogo colaborativo de El Salvador con las organizaciones internacionales. Nuestra esperanza es que permita un enfoque centrado en el consumidor hacia vías seguras para el uso ampliado de las monedas digitales en toda América Latina".

8.

Eli Taranto, director de desarrollo empresarial de EQIBank:

"El Salvador es un país que ha estado plagado de corrupción. Tras el final de su guerra civil en 1992, el país fue gobernado en su mayoría por partidos políticos rivales, y luego por pandillas alineadas con la derecha o la izquierda. Esto dejó la economía destrozada, donde la mayor fuente de ingresos y divisas siguen siendo las remesas de los salvadoreños que viven en el extranjero.

Nayib Bukele parece romper con el turbulento pasado de El Salvador, y busca dar un nuevo comienzo a su país. No está alineado con ningún partido político y es un millennial, hijo de un imam palestino y casado con una mujer de ascendencia judía: su singular origen y su historia familiar son un testimonio de sus opiniones independientes y contemporáneas.

A juzgar por sus recientes entrevistas, las razones parecen bastante claras: entiende que, en muchos aspectos, Bitcoin es un salvavidas en la realidad posterior al COVID-19 para un país que depende de las remesas y del dólar estadounidense. Las transferencias que no cuestan casi nada con Bitcoin beneficiarían enormemente a la deteriorada economía, especialmente si se tiene en cuenta que el 70% de El Salvador aún no está bancarizado. 

Y lo que es más importante, debido a su propia naturaleza, Bitcoin protegerá al país de la inflación del dólar estadounidense que seguramente afectará a El Salvador a muy corto plazo, un movimiento inteligente que probablemente establecerá a El Salvador como un destino importante en el circuito de activos digitales, ya que BTC no sólo se convertirá en moneda de curso legal sino que también será fácil de minar, ya que los volcanes de El Salvador ofrecen una fuente de energía térmica ideal y renovable."

9.

Eloisa Marchesoni, inversora en criptomonedas de renta fija:

"Bukele es un populista de derecha, pero esto no fue una movida interna para apelar a su base, ya que no ha habido ningún tipo de mensaje oficial. Cualquiera puede usar criptomonedas en El Salvador. Sin embargo, al darle el respaldo de la ley, se puede utilizar en cualquier transacción dentro del territorio del país - pero esa moneda ya se utiliza en todo el mundo.

Entonces, ¿dónde está la gran novedad? 

A menos que... sea para lavar dinero libremente dentro de El Salvador. Al crimen organizado, por supuesto, le encanta tener Bitcoin - el único problema es cobrar, pero eso es fácil si BTC es una moneda oficial. Bukele ha negado repetidamente sus vínculos con los cárteles de la droga locales, a pesar de las pruebas de su trabajo pasado con ellos para ayudar a su partido político.

Balaji Srinivasan ya ha propuesto pagar a los países pequeños para que impulsen Bitcoin con este tipo de anuncios. Es posible que el acuerdo de El Salvador se haya producido de esta manera. Bukele también lo hizo por el hype de la noticia, encendiendo el mismo FOMO en otros países emergentes que China encendió en Estados Unidos con la noticia del yuan digital.

No es de extrañar que Jaime Guevara, el líder adjunto del Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional (FMNL), haya presentado una demanda contra la legislación de Bitcoin, uniendo fuerzas con un grupo de locales que sienten que dicha ley es para saquear los bolsillos de la gente y obligarlos a comerciar".

10.

Giacomo Arcaro, profesor del College Des Ingenieurs y del TAG Talent Garden, fundador de Black Marketing Guru:

"Personalmente, creo que esto no es más que una extraordinaria operación de marketing global para que Nayib Bukele aparezca como un salvador financiero ante su nación. Todo esto puede llevar a:

  • Lavado de dinero proveniente del narcotráfico utilizando los bancos de El Salvador como mesa de operaciones.
  • Cripto paraíso fiscal para todos los millonarios de Bitcoin de todo el mundo.

Imaginemos un narcotraficante con 1 millón de dólares en efectivo en El Salvador. Todo lo que tienen que hacer es simplemente convertir su pila en cripto vía OTC utilizando servicios anónimos en línea y después de eso abrir una cuenta bancaria, transfiriendo BTC legítimo a un banco de El Salvador como ganancia comercial. De esta manera, se pueden lavar millones de dólares de todos los negocios no legales en todo el mundo.

Por otro lado, tenemos 130,000 cripto millonarios de Rusia, China, Estados Unidos y Europa esperando un país que les de la residencia a cambio de un depósito de BTC donde puedan evitar los delitos de evasión fiscal en sus países.

La idea de Bukele es buena para él. ¿Qué pasa con la gente?".

11.

Jane Thomason, cofundadora de la Asociación Británica de Blockchain y Tecnologías Fronterizas, CEO de Supernova Data:

"Ciertamente, este fue un momento político de importancia para la criptocomunidad, que lo vería como un paso importante en el camino hacia el Santo Grial de la adopción masiva. Sin embargo, para otros en el sector de las criptomonedas, llamarlo 'moneda de curso legal' deshará mucho trabajo duro que se ha hecho con los reguladores para clasificar las criptomonedas como un commodity. De hecho, puede atraer más atención negativa y no deseada de los reguladores estadounidenses.

Ya hemos visto a personas en situaciones difíciles como Venezuela, Líbano, Filipinas y Zimbabue que utilizan las remesas de criptomonedas y que las usan como reserva de valor. El presidente lo ha llevado un paso más allá con su anuncio de que Bitcoin es de curso legal. Esto sin duda ha atraído la atención nacional e internacional. Puede que incluso haya desviado la atención de sus muchos problemas domésticos durante un breve periodo de tiempo.

Sin embargo, no estoy seguro de que vaya a ayudar a los pobres de El Salvador. Bitcoin ya era legal, y muchos ya utilizaban Bitcoin para las remesas. La cobertura móvil es amplia, lo que significa que ya era accesible. Es difícil ver exactamente cómo el hecho de que Bitcoin sea de curso legal cambia los problemas económicos y sociales subyacentes del país. Ciertamente no reducirá la discriminación y las tendencias despóticas. En cuanto a si las empresas de criptomonedas acudirán a El Salvador y proporcionarán un muy necesario impulso económico, sólo el tiempo lo dirá..."

12.

Luke Stokes, Director General de de Foundation for Interwallet Operability:

"A los Bitcoiners no les gustan los gobiernos. Muchos en el espacio Bitcoin (yo incluido) han sido etiquetados como anarquistas (que significa 'sin gobernantes') debido a nuestro deseo de eliminar a los gobernantes centralizados del control del dinero.

Habiendo asistido a la reciente delegación a El Salvador liderada por Brock Pierce y habiéndome reunido cara a cara con los representantes del gobierno allí, he tenido que repensar el papel que un gobierno puede desempeñar en la transición del mundo hacia un futuro blockchain. Los funcionarios con los que nos reunimos actuaron más bien como empresarios en una misión para lograr sus objetivos de hacer de su Ley Bitcoin una realidad cotidiana para su país, lo que lleva a la inclusión financiera que el mundo nunca ha visto. Muchas otras naciones están observando, y creo que El Salvador marcará la pauta de cómo prepararse y hacer la transición hacia el futuro del dinero descentralizado y autosuficiente."

13.

Napoleón E. Cornejo, ingeniero informático, especialista en tecnología, fundador de GeoKapti:

"Es importante entender el contexto en el que surge la Ley Bitcoin. Desde el inicio de su administración, ha sido un objetivo del presidente socavar las instituciones democráticas en El Salvador para centralizar el poder. Los medios de comunicación de todo el mundo han documentado, por ejemplo, su asedio al parlamento con los militares en 2020, la destitución inconstitucional de los magistrados de la Corte Suprema y del fiscal general por su reciente mayoría parlamentaria, la obstaculización del Instituto de Acceso a la Información Pública y la notoria falta de transparencia.

Por lo tanto, una medida rápida, extrema y radical de este tipo sólo puede ocurrir en países donde no hay controles democráticos: Un presidente sorprende a la nación, haciendo el anuncio en una conferencia internacional, y a la semana siguiente, en tres horas, el parlamento lo aprueba sin debate. En otras palabras, esta ley no es una medida de visión o modernización. Al contrario, es un signo de una democracia muy erosionada.

Desde una perspectiva puramente económica, la ley es innecesaria. Bitcoin ya estaba siendo utilizado por algunas comunidades sin necesidad de una ley, y mucho menos de una que tenga el mandato de utilizarlo como moneda de curso legal. Es dudoso que esto pueda escalar a todo el país en una población con baja alfabetización (y aún menos alfabetización tecnológica) y una economía en apuros con una balanza comercial negativa que seguiría necesitando dólares estadounidenses para pagar las importaciones.

Por lo tanto, es lógico suponer que hay otras razones en juego. La mala relación con Estados Unidos y la expectativa de sanciones parece una explicación plausible, ya que puede permitir saltarse los controles financieros internacionales. Además, Bukele, muy mediático, quiere construirse una imagen de superestrella, y esta ley ha llevado su figura a la escena mundial".

14.

Pablo González, cofundador de Bitso:

"La decisión de El Salvador de adoptar Bitcoin como moneda de curso legal es histórica. Se basa en la esperanza de un futuro mejor. Dado que el 70% de los salvadoreños carecen de un acceso adecuado a los servicios financieros básicos y muchos dependen en gran medida de los ingresos procedentes de las remesas, la adopción de Bitcoin en el país representa una oportunidad para que los salvadoreños alcancen la libertad financiera que merecen. 

Al desafiar el statu quo, los salvadoreños con visión de futuro se han unido para aprovechar el poder de esta tecnología para aumentar la inclusión financiera y la equidad. Nos hemos comprometido a trabajar con el pueblo de El Salvador en el apoyo y la construcción de la visión de Bitcoin para el país y esperamos ser parte de esta evolución. 

Creemos que Bitcoin puede tener un impacto positivo en la vida de millones de personas, y reconocemos que hay muchos más desarrollos beneficiosos por venir. Alentamos a la comunidad de criptomonedas y a nuestros colegas de la industria a unirse en apoyo de esta oportunidad que cambia el juego. El Salvador, la región y, en última instancia, el mundo tienen mucho que ganar si apoyan y difunden esta tecnología empoderadora".

15.

Rob Viglione, cofundador de Horizen:

"Aunque el hecho de que El Salvador haya convertido a Bitcoin en moneda de curso legal es sin duda una gran ayuda para el sector, y otros países seguirán sin duda su ejemplo, la adopción real a nivel nacional requerirá una buena cantidad de matices. Por ejemplo, el desajuste de los tipos de cambio podría causar estragos si no se piensa adecuadamente. Si las deudas contraídas en Bitcoin deben pagarse en Bitcoin, independientemente de lo que ocurra con el precio en relación con las monedas locales, es fácil que el riesgo de incumplimiento se dispare. Dicho esto, una integración meditada de Bitcoin y otros activos digitales en las economías nacionales abriría la puerta a una enorme innovación y crecimiento.

Comparto el sentimiento general de la industria de que es inequívocamente bueno que los países den señales de apoyo a las criptomonedas, pero no puedo evitar tener un sano escepticismo por las noticias particulares de El Salvador. Tengo cierto sentido de la política centroamericana y de la adopción de las criptomonedas, que es básicamente inexistente. Dada la inestabilidad histórica en algunas partes del mundo, como América Central, seguramente tendría sentido que la gente común y las empresas ingresaran a las criptomonedas tan rápido como pudieran, pero la realidad es que la mayoría ni siquiera lo está considerando".

16.

Rodrigo Borges, socio director de CB Associados:

"La aprobación de Bitcoin como moneda de curso legal por parte de El Salvador es muy positiva para el mercado porque, por primera vez, una nación adopta BTC como una nueva forma de dinero.

Naturalmente, las características de la economía de El Salvador facilitan su adopción, ya que el dólar estadounidense es la moneda oficial allí. Adicionalmente, con un gran número de expatriados, parte de la economía de El Salvador depende de las remesas que realizan los ciudadanos en el exterior; por lo tanto, agregar Bitcoin como moneda de curso legal facilita el envío de recursos.

Actualmente, tenemos cierta incertidumbre en cuanto a la regulación de Bitcoin y otros activos digitales en el mundo. En este sentido, los empresarios e inversores institucionales están buscando jurisdicciones con una regulación positiva de los activos digitales. Por lo tanto, el hecho de que una nación adopte Bitcoin como moneda de curso legal es una fuerte señal para el mercado de que El Salvador podría estar abierto a discutir una regulación positiva para otros activos digitales.

Por lo anterior, me parece que el interés del presidente Nayib Bukele en la "Ley Bitcoin" sería facilitar el envío de fondos por parte de los expatriados y convertir a El Salvador en un "cripto oasis" en las Américas, lo que podría alentar a las empresas de activos digitales a establecer sus actividades en El Salvador".

17.

Roger Ver, presidente ejecutivo de Bitcoin.com:

"Dado que los requisitos para inscribirse en Lightning Network en El Salvador con Strike son casi los mismos que los requisitos para abrir una cuenta bancaria, no veo cómo esto va a hacer mucho para ayudar a los no bancarizados.

Otro gran problema de la ley es que obliga a la gente a aceptar Bitcoin como pago.

En un mundo justo, la gente podría elegir por sí misma qué formas de pago quiere aceptar".

18.

Shailee Adinolfi, directora de ventas estratégicas de ConsenSys:

"La Ley de Bitcoin muestra que El Salvador está adoptando una nueva clase de activos, y dando a su gente luz verde en el acceso a ellos. El deseo de utilizar energía limpia para la minería está siendo aplaudido en el ecosistema de las criptomonedas. 

Sin embargo, dada la volatilidad de Bitcoin y Ether, la gente debe ser educada en las oportunidades y desafíos que estas criptomonedas traen, y debe entender el propósito y los usos de las stablecoins.

La falta de conectividad a Internet para tantos en el país nos da otra señal de que hay una necesidad inmediata de más soluciones de pago fuera de línea y de almacenamiento seguro, vinculadas a las criptos".

19.

Sheffield Clark, CEO de Coinsource:

"Era sólo cuestión de tiempo hasta que un estado nacional anunciara la conversión de Bitcoin en moneda de curso legal y en activo de reserva del tesoro. El Salvador, que utiliza el dólar estadounidense como moneda principal, era un contendiente lógico, ya que se espera que las economías que dependen del dólar estadounidense sean las más afectadas si la inflación sigue disparándose. 

En el caso de El Salvador, tiene especial sentido, ya que el 70% de la población no está bancarizada, el 22% del PIB del país son remesas y más de 2 millones de salvadoreños viven sólo en Estados Unidos. Las cripto billeteras ya son hoy el sustituto de facto de las cuentas bancarias en los mercados emergentes, como también lo son en Estados Unidos. 

Las tarifas de las remesas pueden alcanzar hasta el 50%, mientras que las soluciones basadas en Bitcoin reducirían el coste de forma significativa, especialmente para la población no bancarizada. La reducción de las tarifas de las remesas podría impulsar inmediatamente el crecimiento del PIB por encima del 20% para El Salvador, con una fuerte señal para muchos otros países, ya que el corredor de remesas entre Estados Unidos y América Latina es el mayor del mundo. 

Puede que esto no tenga un impacto directo en El Salvador, pero hemos visto en otras partes del mundo que la capacidad de transferir y almacenar riqueza en forma de Bitcoin ha dado lugar a una mejora del nivel de vida de las sociedades en muchas métricas. Los cajeros automáticos de Bitcoin, en general, pueden proporcionar un apoyo instrumental tanto para la rampa de entrada como para la rampa de salida entre la comunidad latinoamericana en los Estados Unidos".

20.

Shidan Gouran, cofundador de Gulf Pearl:

"El Salvador es una economía predominantemente de servicios, y su principal exportación es la mano de obra humana a Estados Unidos. Por lo tanto, las remesas internacionales constituyen una importante entrada de dinero en el país. Cuando se combina esto con el hecho de que aproximadamente el 70% de la nación no está bancarizada y una cantidad significativa del dinero entrante es tomada por intermediarios y proveedores de servicios monetarios a tasas poco razonables, se puede ver por qué Bitcoin sería una opción atractiva para la nación.

Como El Salvador ya utilizaba una moneda extranjera, el dólar estadounidense, como moneda de curso legal, no tenía que preocuparse por ninguna pérdida de señoreaje o control. Más bien, ahora tiene un modelo dual en el que tanto el dólar estadounidense como BTC son opciones de curso legal disponibles para sus ciudadanos. 

Salvo que haya una intervención subversiva por parte de Occidente, creo que a relativamente corto plazo, la nueva ley tendrá un impacto muy positivo en la economía local de El Salvador, sobre todo teniendo en cuenta que parte de la legislación protege contra la volatilidad de Bitcoin al proporcionar a todos los vendedores un acceso garantizado a un mercado spot para convertir sus BTC en dólares con sólo pulsar un botón. A escala mundial, El Salvador ya ha hecho que varios países emergentes exploren la incorporación de Bitcoin como herramienta para mejorar sus sistemas financieros.

Algunos no están de acuerdo con mi punto de vista sobre los beneficios a corto plazo de la iniciativa Bitcoin de El Salvador, citando que, dado que un tercio de la población no tiene acceso a Internet, no se beneficiarán de Bitcoin como solución para la inclusión financiera. En primer lugar, si se tienen en cuenta estas estadísticas y además se asume, en el peor de los casos, que todos los que no tienen acceso a internet no están bancarizados, entonces la Ley Bitcoin de El Salvador sería directamente responsable de la inclusión financiera de, al menos, el 37% de su población, o al menos 2,3 millones de individuos que antes no estarían bancarizados.

Además, es una falacia pensar que se necesita la plena conectividad a Internet de cada ciudadano para poder aprovechar la red Bitcoin basada en el sistema que El Salvador ha puesto en marcha. En realidad no se necesita. Lo que sí se necesita es una red de comunicaciones móviles a nivel nacional. Prácticamente todos los salvadoreños, incluso en las aldeas más remotas, tienen teléfonos inteligentes que son más que capaces de ejecutar la aplicación oficial de la billetera de El Salvador, y la conectividad de red 2G que cubre toda la nación es en realidad todo lo que la billetera requiere para participar en la red Bitcoin Lightning. No sería impracticable, a muy corto plazo, que el gobierno habilitara la funcionalidad de billetera para prácticamente todos los ciudadanos como un servicio básico, además de las comunicaciones de voz y texto como servicios móviles primarios, si existiera el deseo. 

A más largo plazo, creo que las monedas de curso legal que no están bajo el control de ningún gobierno en particular serán un salto importante para hacer del mundo un lugar mejor y un paso más cerca de un ideal democrático. Mi opinión personal es que Bitcoin tiene actualmente algunos defectos económicos, medioambientales y técnicos inherentes que lo convierten en una mala elección para una moneda mundial definitiva. Al mismo tiempo, como construcción puramente social, puede evolucionar hasta convertirse en el sistema adecuado según lo considere la mayoría, y lo hará si quiere sobrevivir."

21.

Tatiana Revoredo, cofundadora y directora de estrategia de The Global Strategy, miembro fundador de la Oxford Blockchain Foundation:

"Ahora hemos salido de la etapa narrativa de Bitcoin, en la que es promulgado o adoptado por un país como un activo en el balance del banco central, y pasamos a la siguiente etapa como moneda de curso legal.

Y esto impacta no sólo en el aspecto económico sino en varios aspectos, como una perspectiva nacional e internacional de derechos humanos - especialmente en El Salvador, donde el 70% del país no tiene una cuenta bancaria pero más del 50% del país tiene acceso a internet. Por lo tanto, hay una superposición significativa de personas cuyas vidas están cambiando como resultado de esto. Y el presidente Nayib Bukele lo sabe.

La mayoría de la gente no cree que Bitcoin sea dinero, pero con la nueva Ley de Bitcoin de El Salvador, y otras que vendrán, ¿no se está convirtiendo realmente en dinero? Me parece que el presidente de El Salvador está dando el estatus de moneda de curso legal a Bitcoin para impulsar este cambio y transformar la vida de la población para mejor, y los avances en la Red Lightning lo permiten.

Estamos viendo cómo se hace realidad el papel de Bitcoin como vehículo de pagos rápidos y sin fronteras. Los impactos socioeconómicos y la velocidad a la que esto tendrá lugar pueden sorprender a la gente".

22.

Vanessa Grellet, responsable del crecimiento de la cartera en CoinFund:

"La 'Ley Bitcoin' del presidente Nayib Bukele está respaldada por la transparencia y la rapidez de las transacciones descentralizadas de Bitcoin. Dado que el 70% de la población de El Salvador no está bancarizada, la aceptación de Bitcoin como moneda de curso legal permite la autonomía financiera de los salvadoreños que antes no confiaban en las instituciones financieras tradicionales ni tenían acceso a ellas.

Sin embargo, toda la infraestructura de pago de los comercios que acepten la moneda digital tendrá que adaptarse a esta nueva forma de pago antes de que sea efectiva, y la volatilidad de Bitcoin como clase de activo plantea riesgos para los salvadoreños, a diferencia de las stablecoins. El resultado de El Salvador tendrá un impacto global, ya que informará de las futuras decisiones de los gobiernos y bancos centrales que exploren las CBDC".

23.

Wouter Witvoet, CEO de DeFi Technologies:

"En el pasado, El Salvador tuvo problemas de confianza en su política monetaria, por lo que en 2001 "dolarizó" su economía y cedió efectivamente el control de su sistema monetario a la Reserva Federal de Estados Unidos. Consideraba que el dólar estadounidense era una moneda más estable y fiable que la suya propia. 

Desde la crisis financiera mundial de 2008, Estados Unidos ha estado aplicando una forma muy experimental de política monetaria que incluye herramientas como la flexibilización cuantitativa y un banco central que ahora monetiza directamente, o compra, deuda emitida por el gobierno para mantener los tipos de interés bajos. Se trata de una política dictada por las necesidades a corto plazo y que está haciendo bajar el valor del dólar. Para un país como El Salvador, la adopción de Bitcoin como moneda de curso legal es una garantía de que Bitcoin mantendrá su valor a largo plazo frente al dólar, que ha visto niveles de pérdida de poder adquisitivo sin precedentes. 

Queda por ver hacia dónde va esto a largo plazo, pero este es sólo otro ejemplo de una lista creciente de países y municipios que experimentan con casos de uso para Bitcoin y blockchain".

 

Estas citas han sido editadas y abreviadas.

Los puntos de vista, pensamientos y opiniones expresados aquí son únicamente de los autores y no reflejan ni representan necesariamente los puntos de vista y opiniones de Cointelegraph.