En la actual lucha por el poder del gigante minero Bitmain, no sólo han aparecido en los titulares las acusaciones de "tomas ilegales de poder", sino también el robo físico del hardware minero.

Un nuevo post en el canal WeChat de Antminer, propiedad de Bitmain, alega que antiguos empleados de Bitmain "trasladaron ilegalmente" 10.000 plataformas mineras Antminer desde unas instalaciones de propiedad de la empresa en Mongolia.

Las máquinas, entre ellas modelos de las series S17 y T17 y el emblemático S9, fueron supuestamente retiradas a mediados de julio, causando "serias pérdidas económicas a la empresa y a los clientes". El incidente ha sido denunciado a la policía y a las autoridades de seguridad pública.

No sólo está en juego el propio hardware de Bitmain, sino también el de los clientes que eligen que su hardware minero sea operado y almacenado en las granjas mineras de la compañía.

En un post de la cuenta de Bitmain en Weibo, el cofundador Micree Ketuan Zhan - una de las partes en el conflicto de poder en Bitmain - acusó a su cofundador Jihan Wu de ser responsable de la "transferencia ilegal" de las máquinas.

Mensaje de la cuenta de Bitmain en Weibo, firmado por cuatro filiales de Bitmain. Fuente: Weibo

Luchas de poder, propiedad y de oficinas

El contexto de la historia de los mineros robados de esta semana es un conflicto sobre cuál de los dos cofundadores tiene el cargo de representante legal en Bitmain.

Desde octubre del 2019, cuando Wu supuestamente destituyó a Zhan en lo que este último se refirió como una "toma de poder ilegal", ambos han estado involucrados en una batalla extremadamente pública por el control de la empresa.

El director financiero de Bitmain fue detenido en mayo luego de haber participado presuntamente en un supuesto "ataque de la mafia" contra Zhan, en respuesta al polémico intento de este último de recuperar el papel de representante legal en la filial china de Bitmain.

En junio, los informes sobre la intensa lucha afirmaron que Zhan había contratado guardias para tomar por la fuerza el control de la oficina de Bitmain en Pekín. Zhan también inició acciones legales en su intento de recuperar el control.

En la actualidad, Wu conserva la autoridad formal sobre las operaciones de Bitmain con sede en Hong Kong, y la empresa reafirmó el relevo de Zhan efectuado en octubre pasado. Zhan continúa, a través de varios medios, sus intentos de recuperar el control de las operaciones en el continente.

Sigue leyendo: