La rápida caída del precio de Bitcoin (BTC) en 50% a raíz del Coronavirus despertó la idea en torno a la prohibición de la capacidad de los traders de tomar posiciones cortas en los mercados de criptomonedas. La pregunta es, ¿sería ese el movimiento correcto?

Rendimiento diario del mercado cripto. Fuente: Coin360

El 'flash' crash' aumenta el espectro de prohibiciones para la venta en corto

El 12 de marzo, Bitcoin bajó a precios no vistos desde abril de 2019, perdiendo la mitad de su valor a medida que el miedo se apoderó de los mercados de todo el mundo. La venta masiva fue clave para la caída en la que se sumergieron todas las criptomonedas, excepto las monedas estables.

Las posiciones largas con un valor de alrededor de USD 1 mil millones se redujeron el jueves negro, lo que generó serias preocupaciones sobre la viabilidad a largo plazo del trading apalancado y derivado en los criptomercados. Después del colapso, la plataforma de trading de derivados de Huobi, Huobi DM, introdujo una función de liquidación parcial destinada a proporcionar un interruptor automático para limitar las pérdidas comerciales cuando el mercado se corrige bruscamente.

Además, un porcentaje significativo del volumen del trading de criptomonedas se produce en BitMEX, OKEx, Binance Futures y FTX, lo que sugiere que el trading apalancado está teniendo un impacto desproporcionado en los precios 'spot' o al contado.

En octubre pasado, los datos mostraban que el comercio de futuros de criptomonedas representaba aproximadamente el 50% del volumen del comercio spot. Según la firma de análisis Skew, antes de la dramática caída, el trading de futuros de BTC tenía volúmenes de interés agregados abiertos de alrededor de USD 5 mil millones.

Futuros de BTC - Interés abierto agregado. Fuente: Skew

Según el proveedor de análisis de datos cripto, Datamish, alrededor de un tercio de las posiciones de margen de Bitcoin abiertas son cortas (un aumento de alrededor del 10% a fines de febrero).

Precio de Bitcoin, interés total a corto y largo plazo (30 días). Fuente: Datamish

Además, los datos muestran que, actualmente, aproximadamente un tercio de esas posiciones cortas están cubiertas.

Posiciones cortas de Bitcoin con cobertura y sin cobertura (30 días). Fuente: Datamish

Las circunstancias extraordinarias que afectan a los mercados podrían mitigarse si se prohibieran las ventas en corto, pero ¿es este el enfoque correcto y, de ser así, es factible?

Los mercados tradicionales obtienen protección contra las presiones de venta en corto

Los mercados de Bélgica, Grecia, Francia, Italia y España han implementado prohibiciones a la venta en corto de algunas acciones, y las autoridades holandesas están considerando hacer lo mismo. A raíz de la última crisis financiera mundial, los mercados impusieron prohibiciones de venta en corto a nivel mundial de acciones financieras para, en palabras de la SEC, "proteger la integridad y calidad del mercado de valores y fortalecer la confianza de los inversores".

La razón fundamental para detener las ventas en corto es ayudar a los mercados nerviosos en tiempos de incertidumbre y volatilidad. Sin embargo, los estudios han encontrado que prohibir a los inversores tomar posiciones cortas en realidad perjudica a los mercados.

El transcendente estudio de Alessandro Beber y Marco Pogano sobre las restricciones a las ventas en corto después de la crisis financiera mundial de 2008 publicado en The Journal of Finance encontró que:

“Las prohibiciones de venta en corto impuestas durante la crisis están asociadas con una interrupción de liquidez significativa desde el punto de vista estadístico y económico, es decir, con un aumento en los diferenciales de oferta y demanda y en el indicador de falta de liquidez de Amihud, controlando otras variables”.

En otras palabras, empeora la volatilidad a corto plazo. A largo plazo, sin la presión a la baja de los precios que los vendedores en corto imponen en los mercados, no hay amortiguadores técnicos en el comercio especulativo a largo plazo. El riesgo acumulativo aquí es la creación de burbujas de activos.

Los investigadores de Princeton, Jose Scheinkman y Wei Xiong, también llegaron a una conclusión similar en su estudio titulado Sobreconfianza y burbujas especulativas. Los investigadores descubrieron que, cuando las oportunidades de las ventas en corto son limitadas y surgen desacuerdos de valoración, el optimismo y el exceso de confianza se combinarán para crear burbujas de precios.

En otras palabras, sin una presión de venta en corto, los traders tienden a creer que siempre tendrán la oportunidad de vender activos a un precio más alto de lo que los compraron.

¿Es impráctico prohibir las ventas en corto en los criptomercados?

La efectividad de prohibir las ventas en corto en los exchanges de criptomonedas también se basa en lo práctico que sería. Dada la estructura de la industria del trading de criptomonedas, donde existen numerosos exchanges de diferentes tamaños en un puñado de entornos jurisdiccionales, sería prácticamente imposible coordinar un conjunto de reglas.

Cualquier regla que no fuera aplicable en toda la industria crearía distorsiones del mercado. Si un exchange no permitía las ventas en corto, pero otro sí, los traders usarían las oportunidades de arbitraje que surgirían comprando criptomonedas donde habría presión de venta en corto y venderían donde no la habría.

Entonces, incluso si se introdujera las ventas en corto, correría el riesgo de invitar a exchanges atípicos para ofrecer oportunidades de venta a los traders, distorsionando así las señales de precios en un mercado ya pequeño y joven.

Las ventas en corto ejercen una presión bajista saludable sobre los criptoactivos. Prohibirlas puede aliviar algo de dolor a corto plazo durante los períodos de extrema volatilidad, pero casi con certeza limitará la capacidad de la industria para madurar a largo plazo.

Los puntos de vista y opiniones expresados aquí son exclusivamente del autor y no reflejan necesariamente los puntos de vista de Cointelegraph. Cada inversión y movimiento comercial implica riesgo. Debes realizar tu propia investigación al tomar una decisión.

Sigue leyendo: