Australia: ICO de $50 millones cierra "de acuerdo con" requisitos regulatorios

Una Oferta Inicial de Monedas (ICO) realizada por una criptoempresa australiana Global Tech Exchange (GTE) ha cesado sus operaciones, citando los requisitos de la Comisión Australiana de Valores e Inversiones (ASIC), según revela el sitio web de la compañía el lunes 22 de octubre.

Según Business Insider Australia, la ICO se lanzó el verano de 2018 por GTE para crear una plataforma de intercambio y negociación basada en la educación y tenía un objetivo de recaudación de fondos de $50 millones.

La firma rápidamente ganó popularidad luego de ser avalada por Michael Clarke, un ex capitán de cricket australiano y celebridad nacional. A partir de agosto, GTE lo citó en su sitio web como patrocinador del proyecto:

"Estoy muy emocionado de estar involucrado con Global Tech. Su ambición e impulso es algo con lo que resoné de inmediato y no puedo esperar para aprender más sobre las tecnologías de blockchain".

Más tarde, Clarke publicó la cita en su cuenta de Twitter e inmediatamente fue advertido por sus seguidores acerca de la controversia general que rodea a las ICO.

Las razones detrás del cierre de la ICO siguen sin estar claras —ASIC aún no ha comentado sobre el asunto luego de la solicitud de Business Insider—. Sobre el papel, el movimiento parece instigado por el propio GTE, que evidentemente se aplicó voluntariamente al ASIC para anular el registro de su ICO.

Según el sitio web de GTE, la compañía ya ha devuelto todos los fondos a los inversores. La declaración también señaló explícitamente que Michael Clarke "ya no está asociado con Global Tech Exchange y el programa de educación y concientización de Global Tech Exchange Blockchain".

La ICO de GTE marca el sexto proyecto crowdfunding de criptomonedas que se cerrará en Australia desde abril de 2018. Tal como informó Cointelegraph en septiembre, ASIC reveló que las otros cinco ICO cerradas antes de abril se detuvieran debido a la falta de medidas de protección del inversor requeridas por parte de los recaudadores de fondos en cuestión.

Sin embargo, solo uno de ellos fue cerrado permanentemente, mientras que otros necesitaron ser reestructurados, señaló el regulador.

Este otoño, ASIC también reveló sus planes para aumentar el control de las bolsas de criptomonedas y las ICO para garantizar que las "amenazas de daño" de la industria naciente se mitiguen en su ámbito normativo.