La minería de Bitcoin usa más poder que la mayoría de los países africanos

La minería es el alma de Bitcoin, pero como cualquier industria, consume energía para desbloquear la preciosa moneda virtual.

Hay operaciones mineras masivas en todo el mundo y es probable que aumenten más en los próximos años a medida que Bitcoin y otras criptomonedas continúen su camino hacia la aceptación del mundo tradicional.

Tal como está, la minería de Bitcoin es una operación lucrativa. Con el precio de más de $11,000, hay mucho dinero por hacer. Al igual que cualquier fábrica, las plataformas mineras usan electricidad. Mucha electricidad.

Según la compañía con sede en el Reino Unido, Power Compare, el aumento en el precio de Bitcoin ha influido directamente en la demanda de suministro de energía.

Citando a Digiconomist, la combinación del consumo de electricidad anual estimado de Bitcoin y Bitcoin Cash ha aumentado a 31 teravatios por hora. También estiman que la minería de Bitcoin genera $9.7 mil millones al año.

Han desarrollado su propio índice de consumo de energía de Bitcoin, que ha proporcionado los datos más recientes que impulsan estos conocimientos.

La minería de Bitcoin y Bitcoin Cash está utilizando un total de 0.13 por ciento del consumo de energía global, lo que ubica a la operación minera combinada como el 61° consumidor de mayor potencia en el mundo.

Curiosamente, pero no es sorprendente, el consumo de energía de la minería de Bitcoin en noviembre aumentó en casi un 30 por ciento, sin duda vinculada a la masiva carrera alcista.

Si la demanda de electricidad causada por la minería continúa manteniéndose a su ritmo actual, la minería consumirá todo el suministro de electricidad del mundo para el 2020.

Tal como está, la minería de Bitcoin usa más energía que la mayoría de los países africanos, como se muestra en la ilustración de Power Compare a continuación.

Bitcoin map

El mapa de arriba muestra qué países consumen menos cantidad de electricidad que la consumida por la minería de bitcoin.

Símbolo secreto № 24: q ¿Qué es esto?

  • Síguenos en: