CoinShares revela la distribución geográfica de los mineros de Bitcoin en 2019

En el “Bitcoin Mining Report” publicado este 12 de diciembre, los investigadores de CoinShares reportaron cuales eran los principales centros geográficos en donde se encuentran dispersados los mineros de la red de Bitcoin

El estudio demostró una distribución por todo el globo terráqueo, aunque también destacó una alta concentración en China. En números concretos se determinó que un 65% del hashrate mundial provenía de China y particularmente un 54% de la provincia de Sichuan.

El estudio presentó que hay focos con una cantidad de mineros considerables en los estados de Washington y New York en Estados Unidos, así como en las provincias de British Columbia, Alberta, Newfoundland & Labrador y Quebec en Canadá. En Europa se destacan centros mineros en Noruega, Islandia, Suecia, Georgia, Armenia y Siberia en Rusia. Particularmente en China se destacan dos provincias, Yunnan y Sichuan, siendo esta última la más relevante en todo el globo terráqueo.

Según los investigadores, los grandes focos de mineros se encuentran agrupados en regiones tecnológicamente avanzadas, relativamente poco pobladas, montañosas o atravesadas por ríos caudalosos.

Otros focos más pequeños de mineros se encontraron en Austria, Bielorrusia, Bélgica, Kazajistán, Australia, Argentina, Venezuela la provincia china de Xinjian, los estados Arizona, Texas, Florida y Montana en los Estados Unidos.

Tipo de energía utilizada para la minería de Bitcoin

A pesar de que no se puede saber con total exactitud qué tipo de energía es la que alimenta directamente a cada equipo de minería conectado en la red, el estudio de CoinShares pudo evaluar el porcentaje de energía renovables y fósiles/nuclear que se emplea en las distintas regiones en donde están distribuidos los mineros de Bitcoin. Los investigadores presumen que los mineros utilizan el mismo tipo de energía promedio que se emplea en la región en donde se encuentran ubicados.

Una vez que determinaron el porcentaje de energía renovables y fósiles/nucleares que se emplea en cada región relevante dentro del estudio, los investigadores determinan el porcentaje total de hashrate que reside en cada uno de estos territorios. Finalmente, los investigadores proceden a multiplicar el porcentaje de penetración de las energías renovables en cada una de las regiones mineras relevantes junto con el estimado del porcentaje del total de la industria minera mundial que reside en esa región. 

Esta multiplicación da como resultado una estimación media ponderada global de cuanto uso se les da a las energías renovables en la generación de energía para mantener la red minera de Bitcoin.

Concretamente, las aplicaciones de estas fórmulas dieron como resultados que un 73% de la energía global utilizada para sostener la red de Bitcoin, proviene de energías renovables mientras que el otro 27% se genera de fuentes fósiles o nucleares. 

Gran parte de este hecho recae en que la región china de Sichuan presenta una penetración del 90% de las energías renovables dentro de su sistema eléctrico regional. Nada más Sichuan representa un 48% de ese 73% global. 

El resto de las naciones y regiones mineras relevantes fuera de China demostraron tener una penetración del 62% de energías renovables dentro de sus sistemas eléctricos, lo que brindó un 19% del 73% global determinado por la investigación.

Sigue leyendo: