Un reciente artículo de un colaborador de Cointelegraph Markets proclamó que "Bitcoin es la 'nueva' Apple", explicando cómo el precio de Bitcoin (BTC) podría alcanzar los USD 60,000 para 2023: "Bitcoin se queda cerca del abismo de la curva de adopción, y su precio es similar a las acciones de Apple en 2008 antes de que estallara con un repunte del 520%".

La curva de adopción de tecnología a la que se hizo referencia fue el famoso modelo de “difusión de innovaciones” de Everett Rogers, publicado en 1962, que describía las cinco etapas a través de las cuales la tecnología se “difunde”, es decir, se generaliza: innovadores, adoptadores tempranos, mayoría temprana, mayoría tardía y rezagados.

En 2008, la penetración de teléfonos inteligentes en Estados Unidos del fabricante Apple se detuvo en aproximadamente un 11% y todavía estaba esperando cruzar el "abismo", la brecha entre la etapa de "adopción temprana" y las etapas de "mayoría temprana" en el léxico de Rogers. Cualquier innovación técnica que valga la pena debe cruzar ese umbral. El teléfono inteligente de Apple superó ese abismo, por supuesto: el uso explotó y el precio de las acciones de Apple se disparó a la ionosfera. Bitcoin bien puede estar en un lugar similar hoy.

Pero esta comparación, por satisfactoria que sea, plantea algunas preguntas. ¿Es BTC incluso una tecnología, como radios, PC y teléfonos inteligentes, o es algo diferente: único, sui generis, es decir, de género y clase propio? ¿La penetración global de BTC está realmente cerca del 11%, su aparente tasa de penetración de EE. UU.? Además, si bien el uso de teléfonos inteligentes cruzó el abismo indudablemente hace más de una década, ¿cómo se extrapola el precio futuro de BTC del precio de las acciones de AAPL? ¿No debería compararse con el precio de los teléfonos inteligentes?

La semejanza entre Bitcoin y Apple en términos de crecimiento y adopción está ahí, pero en resumen, ¿es justo comparar Bitcoin con versiones más jóvenes de gigantes tecnológicos como Apple?

No es tan simple

Arvind Singhal, profesor de comunicación en la Universidad de Texas en El Paso, cuya investigación académica se ha centrado en la difusión de la innovación, le dijo a Cointelegraph que Bitcoin realmente parecía singular: "Tiene enormes barreras para la adopción para la mayoría de las personas y opera en un espacio de múltiples monedas familiares, y esa peculiaridad influiría en gran medida en su adopción".

Michel Rauchs, jefe de Paradigma, una firma de consultoría que se enfoca en el sector de activos digitales, y un ex afiliado de investigación para el programa de investigación de criptomonedas y blockchain en el Centro de Cambridge para Finanzas Alternativas en la Universidad de Cambridge, dijo a Cointelegraph: "Bitcoin no es una tecnología en sí misma, y cualquier comparación [con tecnologías tradicionales] es errónea”. Añadió: "Es un sistema social/económico", un nuevo orden monetario que utiliza la tecnología para representar su unidad de cuentas. "La tecnología es solo un componente secundario, un medio para un fin".

Además, puede ser importante separar Bitcoin de la tecnología blockchain más generalizada en la que participa, o arriesgarse a aplicar incorrectamente la teoría de difusión de la innovación de Rogers, sugirió Theophanis Stratopoulos, profesor asociado presidente de PwC en la Facultad de Contabilidad y Finanzas de la Universidad de Waterloo, quien explicó además a Cointelegraph:

“Cuando los tomadores de decisiones consideran si implementar blockchain, digamos, en su cadena de suministro, desarrollan expectativas en términos del costo de hacer la inversión, por ejemplo, pagar la implementación del software, versus los beneficios, como el aumento ingresos o ahorro de costos. Es la diferencia en las expectativas entre los tomadores de decisiones lo que explica el ciclo de adopción que observó Rogers”.

Pero Bitcoin no se comporta de la misma manera que otras tecnologías típicamente adoptadas por las empresas, como los sistemas CRM, por ejemplo. "Cuando se trata de Bitcoin, es el precio esperado lo que impulsa a las personas a 'invertir' en Bitcoin". Es una cuestión de especulación, continuó Stratopoulos, más cerca de un esquema piramidal que de un gasto de capital. “Si creo que más personas querrán tener Bitcoin en el futuro, el precio del Bitcoin aumentará. En un caso como este, tiene sentido para mí 'invertir' hoy en lugar de mañana".

Una paradoja: más usuarios, menos eficiencia

Oliver von Landsberg-Sadie, CEO y fundador del Grupo BCB, un grupo de servicios financieros de activos digitales, acordó que el ciclo de adopción de BTC era anómalo, y le dijo a Cointelegraph: "La razón por la cual la ruta de adopción de Bitcoin ha roto la formación con curvas de adopción establecidas es bastante técnica: a corto plazo, cuantos más usuarios haya, menos útil será como moneda".

Con más usuarios, la red de Bitcoin "se autorregula al aumentar las tarifas de la red a medida que el grupo de miembros se congestiona en períodos ocupados y se relaja en los más tranquilos". Pero esto hace que Bitcoin sea menos efectivo como sistema de procesamiento de pagos. Como von Landsberg-Sadie explicó: "Cuando las tarifas son altas, nadie pagará una tarifa de transacción de USD 5 por un café de USD 5".

Se han propuesto muchas soluciones técnicas para resolver este dilema, algunas en forma de bifurcaciones, otras como el proyecto Lightning Network que utiliza una segunda capa, "pero ninguna realmente se ha metido en el protocolo central de Bitcoin, que ha sido el más lento para evolucionar". La buena noticia es que está evolucionando, y el aumento de las transacciones fuera de la cadena está reduciendo las barreras, pero todo esto significa que uno no puede esperar que Bitcoin siga una curva de adopción técnica clásica de Rogers, según von Landsberg-Sadie.

Volatilidad de precios en 2008 y 2020

Cuando la penetración de teléfonos inteligentes en EE. UU. se estancó alrededor de la marca del 11% en diciembre de 2008, el precio de las acciones de Apple se volvió volátil: la volatilidad de tres meses se situó en el 92%, según el artículo de Cointelegraph del 6 de julio. En junio de 2020, con una penetración de BTC del 11%, la volatilidad de tres meses fue del 64%, de hecho, también una cifra muy alta.

Pero Stratopoulos no estaba impresionado. “No compararía Bitcoin con el rendimiento de Apple o Amazon o cualquier otra compañía de alta tecnología. El ciclo de adopción de Rogers se aplica a las innovaciones, las tecnologías emergentes, no al precio de las acciones". Kevin Dowd, profesor de finanzas y economía de la Universidad de Durham en el Reino Unido, estuvo de acuerdo y le dijo a Cointelegraph:

“Dado que BTC es una forma de producto, la comparación natural es con el producto para teléfonos inteligentes de Apple. El precio de las acciones de Apple podría haber aumentado considerablemente, pero la mejor comparación es con el precio de los teléfonos inteligentes, que no lo han hecho".

"Es relativamente fácil encontrar correlaciones", como entre AAPL en 2008 y BTC en 2020, comentó Stratopoulos. "No significa que haya causalidad", o podría ser solo una correlación falsa.

¿En qué etapa se encuentra Bitcoin?

¿Qué, entonces, se puede decir sobre la adopción de Bitcoin? Si se mide por el reconocimiento, "entonces ya ha entrado en el mundo tradicional", dijo Rauchs. Una encuesta de Blockchain Capital informó un 89% de conocimiento de Bitcoin en EE. UU. a partir de la primavera de 2019. Una encuesta de la Autoridad de Conducta Financiera del Reino Unido realizada en diciembre de 2019, que se publicó recientemente, descubrió que el 73% había escuchado sobre criptomonedas, en comparación con el 58% en 2019.

En cuanto a la propiedad de BTC, la encuesta de Blockchain Capital informó: "En total, el 9% de la población [de EE. UU.] posee Bitcoin, incluido el 18% de los que tienen entre 18 y 34 años y el 12% de los que tienen entre 35 y 44 años". Originalmente, la empresa reportó 11%, pero luego se corrigió. En la encuesta del Reino Unido, en comparación, se estima que "3.86% de la población general posee actualmente criptomonedas". Esto proyecta a aproximadamente 1.9 millones de adultos dentro de la población del Reino Unido (más de 18 años) de aproximadamente 50 millones.

Rauchs considera que la estimación más baja de adopción en el Reino Unido es "más realista" si se generaliza; es decir, vincularía la propiedad de criptomonedas al 3% -5% de la población mundial, lo que también incluye la propiedad indirecta, por ejemplo, individuos que participan en un fondo de pensiones que invierte en Bitcoin. Pero esto claramente significa que todas las criptomonedas se encuentran en la primera mitad de la etapa inicial de adopción, en ninguna parte cerca del llamado abismo.

No es muy diferente para la tecnología blockchain. Stratopoulos fue coautor de un documento sobre la adopción de la tecnología blockchain, exclusivo de las criptomonedas, que concluyó: "A pesar de la reciente exageración, la tasa de adopción actual es relativamente baja y blockchain aún no se ha generalizado".

Diferentes aplicaciones, diferentes escenarios de adopción

Bitcoin claramente significa diferentes cosas para diferentes personas. "Su uso más popular hoy en día es como una reserva de valor, mientras que en 2011, su uso principal era como método de pago, para juegos" y otros propósitos, dijo Rauchs. Dependiendo de sus aplicaciones, son posibles diferentes escenarios de curva de adopción. Por su parte, Rauchs cree que el uso futuro más probable de BTC será como una reserva de valor alternativa no soberana.

Según von Landsberg-Sadie, el verdadero patrón de adopción de Bitcoin será "más como una ola, oscilando más alto en cada ciclo". Desde este punto de vista, "las mayores apuestas están en los resultados más extremos: Bitcoin perderá relevancia lentamente, o se amplificará significativamente en el mundo tradicional". Mi apuesta está en esto último.

En resumen, BTC que sigue el mismo patrón de crecimiento que Apple parece una versión divertida de lo que puede suceder, pero en última instancia, uno no debería objetar que "no se basa en un experimento estadísticamente válido", como Dowd le recordó a Cointelegraph. Aún así, según varios expertos, no tiene sentido comparar Bitcoin con las tecnologías tradicionales "porque Bitcoin no tiene la capacidad de crear valor, ya sea en forma de aumentar los ingresos o reducir los costos", como señaló Stratopoulous. Además, la penetración global de BTC es posiblemente más cercana al 4% que a la marca del 11% donde se ubicaron los teléfonos inteligentes en 2008, inmediatamente antes de que se generalizaran.

Sigue leyendo: