Después de superar con fuerza a Bitcoin (BTC) y Ether (ETH) en agosto, los tokens de finanzas descentralizadas (DeFi) ahora están cayendo en picada registando pérdidas de hasta un 50%.

Instantánea del desempeño diario del mercado de criptomonedas. Fuente: Coin360

Por el momento, las dos monedas que reciben más atención son Yearn.finance (YFI) y Uniswap (UNI), ya que ambas cayeron un 46% y un 48% desde que alcanzaron un pico mensual.

Gráfico del par YFI/USDT de 4 horas. Fuente: TradingView

Tres catalizadores parecen estar detrás de la corrección: el retroceso de Ether, el retiro de las ganacias generadas durante el rally anterior de BTC y una fuerte venta masiva entre los tokens de DeFi.

La mayoría de los tokens de DeFi se corrigieron entre el 15% y el 25%

La gran mayoría de los tokens de DeFi cayeron entre un 15% y un 25% en el día. Incluso las criptomonedas que no se consideran directamente tokens de DeFi, como Chainlink (LINK), experimentaron una caída de precio del 15%.

Mientras que el retroceso de los tokens de DeFi coincide con el descenso del precio de Ether, muchos analistas esperaban una corrección por el retiro de ganancias.

Por ejemplo, Yearn.finance se convertió en un actor dominante en el mercado DeFi en menos de tres meses. En el proceso, el precio de YFI subió un 1,200% en Binance a un pico de USD 43,966.

El token de gobernanza nativo de Uniswap, UNI, experimentó un aumento igualmente explosivo en un período significativamente más corto.

Como informó Cointelegraph, Uniswap lanzó 400 tokens UNI a cada usuario que usó el exchange descentralizado de Uniswap antes del 1 de septiembre. En su punto máximo alrededor de los USD 8.80, los 400 tokens UNI valían USD 3,520.

UNI registró un aumento masivo de precios en un corto período debido a las múltiples inclusiones en importantes exchanges. Dentro de las primeras cinco horas de lanzamiento, Coinbase Pro, Binance y FTX incluyeron a UNI. Como resultado, el precio del token aumentó de USD 0.30 a USD 8.80 en menos de cinco días.

Gráfico del par UNI/USDT de 4 horas. Fuente: TradingView

Debido a las ganancias masivas de los tokens de DeFi en sus pares USDT y BTC, se anticipó ampliamente una corrección por el retiro de ganancias, pero la intensidad de esta corrección sorprendió a muchos traders.

Ether lucha por mantener el impulso

Históricamente, Ether ha liderado los repuntes entre las altcoins, incluidos los tokens de DeFi. En algunos ciclos alcistas, Ether también corrió al frente del precio de BTC. Por ejemplo, de marzo a agosto, cuando el precio de Bitcoin se recuperó del infame desplome del Jueves Negro, el precio de Ether superó con creces el desempeño de BTC.

Sin embargo, desde el 1 de septiembre, Ether ha tenido problemas para igualar el desempeño de Bitcoin. Mientras que BTC se recuperó de USD 10,300 a USD 11,100, Ether se mantuvo por debajo de USD 400.

En los últimos 20 días, el precio de Ether disminuyó alrededor de un 28% y en el mismo período, BTC registró una caída del 12% frente al dólar estadounidense.

La debilidad a corto plazo de Ether probablemente fue causada por el aumento de la presión de venta sobre los tokens DeFi, de ahí la corrección de casi el 50% de empresas como UNI e YFI en los últimos días.

La toma de ganancias de Bitcoin inició la corrección de DeFi

El sentimiento en torno al repunte de BTC del 9 al 19 de septiembre sigue siendo mixto. Curiosamente, solo BTC experimentó un fuerte aumento, mientras que Ether, las altcoins y la mayoría de los tokens DeFi permanecieron estancados. Esto es algo atípico, ya que generalmente cuando Bitcoin tiene un rango limitado, las altcoins se recuperan y cuando Bitcoin se recupera moderadamente, las altcoins pueden retrasarse, pero aún tienden a seguir la acción alcista del precio de BTC.

Esta correlación inversa a corto plazo entre BTC y las altcoins sugiere que BTC experimentó un repunte por el retiro de ganancias a medida que los inversores llevaron sus ganancias de los tokens de DeFi a BTC.

Sigue leyendo: