Desarrolladores de Ethereum llegan a consenso para retrasar bifurcación dura "Constantinople" hasta enero de 2019

Los principales desarrolladores del núcleo de Ethereum (ETH) han llegado a un consenso para retrasar una bifurcación dura planificada del protocolo hasta enero de 2019, en una reunión el viernes 19 de octubre.

La bifurcación, llamada "Constantinople", fue probada por primera vez en Ropsten, la red de pruebas pública de Ethereum el 13 de octubre, y estaba programada para activarse en la blockchain principal de Ethereum a finales de octubre o noviembre de este año. Una red de pruebas es esencialmente una versión simulada de la red primaria que permite a los desarrolladores probar contratos inteligentes o actualizaciones sin tener que pagar "combustible" (tasas de cálculo) por su ejecución.

Hacia el término de su reunión de una hora de duración, los  desarrolladores finalmente llegaron al consenso de que Constantinople llegará "cuando muy pronto" a finales de enero de 2019.

Durante la reunión, un desarrollador señaló que podría ser menos polémico, o "político", cambiarle el término a la transición de "bifurcación dura" a "actualización".

La reunión de ayer siguió después de que el debut de Constantinople en Ropsten el día 13 de octubre se topara con una serie de obstáculos; antes de su activación en el bloque 4 230 000, la bifurcación se detuvo en el bloque 4 299 999 durante dos horas, y los mineros de las redes de prueba no lograron activar la transición. El desarrollador de clientes de Ethereum, Alfri Schoeden, explicó en su momento que esto se debía a "una cuestión de consenso" que había desencadenado una “bifurcación de tres vías” entre Geth y Parity (dos clientes de Ethereum).

En notas publicadas antes de la reunión de ayer, Schoeden subrayó que la “adición reciente de hashpower causó la reducción de los tiempos de bloqueo e hizo que esta bifurcación dura ocurriera mucho antes de lo esperado en un sábado”, lo cual, sugirió que es, "por supuesto, el peor momento para una bifurcación dura".

Señaló el hecho de que la bifurcación se produjo solo seis días después de la última versión del cliente de Geth, y un día después de la de Parity, dejando a los usuarios sin tiempo suficiente para actualizar. Los desarrolladores también descubrieron un error de consenso en Parity, de acuerdo a un "post-mortem" publicado en la "Fellowship of Ethereum Magicians" a principios de esta semana.

Schoeden señaló que "ni un solo" usuario estaba minando la cadena de Constantinople, de ahí el retraso de dos horas para comenzar a procesar el bloque 4 230 000. Dijo que, además, la comunidad no cuenta actualmente con un monitor de bifurcación para red de prueba, aparte de http://ropsten-stats.parity.io, que "no revela detalles sobre las diferentes cadenas".

A la luz de los problemas, el desarrollador Hudson Jameson retomó en la reunión de ayer otra "buena" propuesta de desarrollo, que consistiría en "producir y minar regularmente redes de prueba temporales para probar la transición a Constantinople [...]". En una red de pruebas "bebé", Jameson consideró que "si algo sale mal, lo sabremos bastante rápido".

Como se informó, anteriormente, la bifurcación dura Constantinople es una actualización de Ethereum a nivel de todo el sistema, diseñada para aumentar la eficiencia de la red, e incluye, en particular, planes para reducir las recompensas de bloque para los mineros, así como para introducir cambios en el mecanismo de consenso de la red, que la harían más resistente a los mineros de la ASIC.

Al cierre de esta edición, Ethereum cotiza a $203, un incremento de alrededor del 1,4 por ciento en el día.