Bifurcación dura de Ethereum, Constantinopla, se enfrenta a "problema de consenso" en sus pruebas

Un supuesto "problema de consenso" en las pruebas de la planeada bifurcación dura de Ethereum, llamada Constantinopla, ha provocado que una red de prueba sea "no utilizable", de acuerdo a un tuit de la firma blockchain de infraestructura de Ethereum, Infura, el 13 de octubre.

El tuit de Infura también aconseja a los desarrolladores utilizar otras redes de prueba mientras la comunidad de desarrolladores de Ethereum "investiga" el problema.

De acuerdo a lo informado por varios desarrolladores de Ethereum, la bifurcación dura se activó en la testnet de Ropsten, el 13 de octubre en el bloque 4 230 000.

Sin embargo, las pruebas supuestamente causaron un "problema de consenso sobre ropsten", lo que llevó al desarrollador de Ethereum, Afri Schoedon, a declarar en una secuencia de tweets después de la prueba que no habría "constantinopla en el 2018", y agregó: "tenemos que investigar".

Como aclaración después de la fuerte manifestación, Schoedon señaló el 14 de octubre que, en la última convocatoria de los desarrolladores de Ethereum, éstos acordaron que "no podrían activar Constantinopla este año si hubiera problemas importantes en Ropsten". También agregó que el próximo informe programado sobre el tema sería el viernes 19 de octubre, la comunidad fue instada a "permanecer atenta" hasta entonces.

La bifurcación dura de Constantinopla es una actualización de Ethereum para todo el sistema, diseñada para aumentar la eficiencia de la red.

A principios de este año, el desarrollador de Ethereum, Piper Merriam, hizo una Propuesta de Mejora de Ethereum (EIP) que sugiere la idea de una posible bifurcación de Ethereum para invalidar a los mineros ASIC, que se consideran altamente centralizados.

Hasta el momento de la publicación, Ethereum cotiza a $197, perdiendo aproximadamente un 1,5 por ciento en las últimas 24 horas.