El año está terminando y sería fantástico aprovechar la ocasión para hablar un poco de la evolución de Bitcoin 2019 y como ha sido el comportamiento de Bitcoin durante estos últimos doce meses. Sí, es bueno hablar de la evolución del precio de Bitcoin en el 2019, pero también es importante ir más allá.

Si nos enfocamos solamente en la cotización de Bitcoin, este análisis estaría incompleto. Bitcoin no es solo un precio que sube y baja. También es una historia, un movimiento. Es una comunidad viva que crece y evoluciona a cada minuto. Valorar un año es una tarea muy difícil, porque, por lo general, carecemos de suficiente perspectiva. Necesitamos cierta distancia para ser buenos jueces. Sin embargo, estamos a finales de año y hacer reflexiones es una tradición que no podemos descuidar. Ahora bien, hablemos de Bitcoin en el 2019. 

Este año 2019 comenzó con un recuerdo y un dolor. Me refiero al recuerdo del rally alcista del 2017, cuando el precio llegó al máximo histórico de casi 20 mil dólares por unidad. A principios de este año, este recuerdo todavía estaba muy fresco en nuestra memoria. Y el dolor fue todo el 2018. Durante aquel año tan difícil (2018), se nos prometía constantemente que el precio de Bitcoin se recuperaría rápidamente. Se decía que aquel descenso era solo una corrección pasajera. Casi todos los analistas daban eso por un hecho. Pero se equivocaron (todos). Los meses fueron pasando y nos dimos cuenta que estábamos en medio de un invierno terrible y nadie podía ver su fin. El precio de Bitcoin retrocedió en un 83%. De su máximo histórico de casi 20.000 dólares, el precio descendió por debajo de los 3.200 dólares. El retroceso fue muy fuerte, pero, ¡ojo!, Bitcoin ha tenido peores. Lo bueno es que encontramos un piso a finales del 2018 y a partir de ahí empezamos a subir como la espuma.

Sigue leyendo: El interés abierto de los futuros de Bitcoin de Bakkt alcanza un nuevo récord histórico de USD 6.54 millones

Evolución del precio de bitcoin 2019: dos semestres bien marcados 

Este año 2019 lo podemos dividir en dos, el primer semestre y el segundo semestre. Durante los primeros seis meses se respiraba un aire que nos recordaba mucho al 2017. Oficialmente, el criptoinvierno del 2018 se declaró como una prueba superada y el optimismo volvió al ecosistema. De enero a julio, tuvimos todo a nuestro favor. De la banda de los 3 mil, pasamos a los casi 13.850 dólares por unidad. No fue fácil, pero de alguna manera logramos la hazaña. Durante ese periodo, se hablaba de una sola cosa: la llegada del capital institucional. La posible aprobación, por parte de la SEC, de alguno de los fondos de cotización en bolsa (ETFs) y el lanzamiento de la plataforma de futuros de Bitcoin, Bakkt, mantuvieron los ánimos altos. Y, luego, a partir de junio, el proyecto Libra de Facebook se agregó al entusiasmo. Estas tres estrellas iluminaron nuestro cielo con esperanza. De hecho, fueron seis meses de mucha ilusión. 

Abril y Mayo fueron meses muy buenos. Pero definitivamente el mejor mes del precio de bitcoin 2019 fue Junio. Aquí el gráfico de Bitcoin explotó. En lo que se refiere a la evolución del precio de Bitcoin este fue el mes dorado. La cotización de Bitcoin se ubicó en casi 14 mil dólares y nadie podía creer que veían los ojos. Sin embargo, a partir de ahí, lamentablemente, el asunto se nos complicó y el año se nos partió en dos, el semestre bueno y el semestre malo. Si vemos el gráfico de bitcoin del año, veremos una gran V invertida, como una montaña. ¿Qué pasó? 

¿Recuerdan a nuestras tres estrellas? Bueno, se nos cayeron al piso. Y con ellas se fue la esperanza. De todos fondos de cotización en bolsa solicitados al SEC, ninguno fue aprobado. Todos recibieron un gigantesco rechazo. Según las autoridades, el mercado Bitcoin no es lo suficiente maduro para tener uno de estos fondos. Ellos argumentan que su decisión se base principalmente en la falta de liquidez, falta de servicios de custodia confiables y la posible manipulación del mercado por algunos actores. En conclusión, no te vistas, Bitcoin, que no vas a la fiesta. Esto por supuesto nos rompió el corazón a todos, que esperábamos con mucha emoción la aprobación de alguno de estos fondos. Este tipo de fondos son excelentes y facilitarían la llegada de las grandes instituciones 

financieras al sistema. Algo que por supuesto sería maravilloso para la evolución del precio de Bitcoin. Pero tendremos que esperar un poco más, porque, al parecer, todavía no estamos listos. Según la SEC, estamos muy crudos y necesitamos madurar.

Sigue leyendo: “El éxito de Bitcoin depende de que resuelva problemas reales" afirma el Director de Operaciones de Bakkt

En nuestra conquista por el capital de las grandes instituciones financieras, los fondos de cotización en bolsa (los ETFs) siempre han estado en el tope de nuestra lista. Sin embargo, en este año eso nos falló y, por ahora, no podemos hacer mucho al respecto, porque dependemos de la aprobación de la SEC y ellos siguen cantando el mismo bolero. Pero tenemos a Bakkt, la plataforma de futuros de contratos de Bitcoin y la segunda estrella en nuestro cielo de esperanza. Bakkt es un mercado creado en 2018 por Intercontinetal Exchange (ICE), la compañía de matriz de la Bolsa de Valores de Nueva York (NYSE). Su lanzamiento oficial fue uno de los eventos más esperados del año, pero, por alguna razón, la comunidad cripto se formó falsas expectativas sobre lo que sucedería durante el día de la apertura. Adquirir volumen toma tiempo, pero los bitcoiners pensaban (equivocadamente) que ese día viajaríamos a la luna. Pero no fue así. Entonces, la desilusión invadió al mercado afectando negativamente el precio. 

El proyecto Libra de Facebook causó sensación a mediados de año. Todo el mundo hablaba de ello. Es más, no podíamos parar de hablar del asunto. En los medios, Libra cubrió muchos centímetros y todos tenían una posición al respecto. Los indiferentes eran muy pocos. En un principio, los críticos se oponían a una criptomoneda centralizada y controlada por una compañía con un record tan pobre en materia de privacidad. Esta es una preocupación sumamente válida. Pero la mayoría probablemente apoyó el proyecto en el momento que salió la noticia de su lanzamiento, porque la red Facebook pondría a la tecnología en manos de todos, y se pensaba que Libra podría servir como una droga de iniciación. Es decir, un puente hacia Bitcoin. El problema con Libra fue que los reguladores hicieron una guerra y colocaron desde el principio un cerco repleto de objeciones y obstáculos. Con eso se nos cayó nuestra tercera estrella. 

Los ETFs, Bakkt y Libra, estrellas que tanto iluminaron nuestro firmamento durante los primeros seis meses del 2019, fueron apagándose durante la segunda mitad del año. Entonces, comenzamos a romper soportes. Rompimos el soporte de los 10 mil. Y varios han caído desde entonces. 9 mil, 8 mil, ¿7 mil? Durante estos últimos meses, hemos vivido algunos días increíbles. Esos días que nos despertamos pensando que será un día como cualquier y en cuestión de minutos el precio cambia violentamente dejándonos a todos boquiabiertos. La situación regulatoria en China y las señales mixtas que han emitido las autoridades nos han estado preocupando estos últimos meses. Y esto por supuesto afectó mucho la evolución del precio de Bitcoin. 

Sigue leyendo: “Bitcoin valdrá 100.000 dólares después de ver un período de miedo y cansancio", asegura Anthony Pompliano

La incertidumbre regulatoria es nuestra gran piedra en el zapato. Se puede decir que este elemento es el que nos está frenando. Bakkt, de hecho, ha crecido mucho. Los nuevos capitales están llegando, pero con cierta timidez. Los grandes inversores están esperando mayor claridad regulatoria. Claro que la cotización de Bitcoin de hoy no refleja la verdadera evolución de Bitcoin. ¿Por qué? Bueno, porque los fundamentales están mejor que nunca. Todos los indicadores, de hecho, han mejorado. Me refiero al volumen de transacciones, el número de carteras, la adopción, la tasa hash, etc. La Lightning Network y la Liquid Sidechain, sistemas que mejoran Bitcoin, han venido evolucionando muy bien y la infraestructura en general ha avanzado bastante. El proyecto se está construyendo y sus cimientos están más sólidos. Bitcoin definitivamente es un activo subvalorado en estos momentos. Pero, tarde o temprano, su precio de mercado se ajustará. 

Durante el 2019, no pudimos superar el máximo histórico del 2017 y en estos momentos estamos muy por debajo del máximo anual. Sin embargo, la balanza es positiva. Y todo parece indicar que estaremos cerrando el año con un incremento del precio superior al 100%. El próximo año se efectuará otro halving. Las recompensas de los mineros se reducirán a la mitad y eso tendrá un efecto en la relación existencia/flujo de Bitcoin. Bitcoin es un activo cada vez más escaso y eso, eventualmente, se manifestará de manera positiva en el precio. Como es costumbre, se han realizado muchas predicciones del precio para el 2020 y el 2021. Algunos dicen que tendremos un Bitcoin en el rango de los 100 mil dólares o más en los próximos dos años. Otros son más escépticos. Sin embargo, casi todos coinciden que la resistencia de los 10 mil, que hoy es nuestro techo, se superará definitivamente. Vamos bien. Tenemos muchas razones para ser optimistas. Ha sido un año de crecimiento. ¡Estamos más fuertes que nunca!