Bitcoin (BTC) comienza una nueva semana en un territorio incierto, ya que se mantiene en los USD 10,000, pero los fundamentos cambian a alza.

Cointelegraph destaca cinco cosas que podrían dar forma a la acción del precio de BTC en los próximos días.

El pico de la demanda de petróleo fue en 2019

En lo que probablemente se convertirá en un anuncio frecuentemente citado, el gigante petrolero BP dijo este fin de semana que el mundo ha alcanzado el pico de demanda para el oro negro

En un informe citado por Bloomberg, BP dijo que la demanda de petróleo se mantendría "ampliamente plana" durante los próximos veinte años, con la presión de los combustibles alternativos y el coronavirus.

"Posteriormente se recuperará, pero nunca volverá a los niveles anteriores a la crisis", dijo Spencer Dale, el economista jefe de la empresa. 

“Adelanta el punto en el que la demanda de petróleo alcanza su punto máximo para el 2019.”

Rendimientos de los macroactivos del año hasta la fecha. Fuente: Skew

Esta sorprendente admisión es otra sorpresa más de la economía mundial, al mismo tiempo que los bancos centrales admiten que la política monetaria no convencional se ha convertido en la norma en 2020

Con el coronavirus al timón y la cuarentena regresando al menos a un país el lunes, Bitcoin parece preparado para beneficiarse de la debilidad del petróleo y de la moneda fiduciaria, como antes.

Como informó Cointelegraph, la extrema volatilidad previa en el precio de ciertos activos petrolíferos permitió a BTC brillar como una cobertura contra las pérdidas.

Las apuestas realizadas en otra sacudida de la Fed

Otra semana, otra reunión para la Reserva Federal de los Estados Unidos, y una oportunidad para que los refugios seguros aprovechen sus cambios de política.

El miércoles, la Reserva Federal esbozará cómo planea implementar medidas económicas que impactarán en la inflación, algo que anteriormente provocó la debilidad del dólar.

"Mantener el status quo en este contexto sería como tirar la toalla, lo que socavaría la credibilidad del nuevo marco desde el principio", le dijo el lunes a MarketWatch Aneta Markowska, economista financiera jefe de Jefferies.

Cualquier acción de la Reserva Federal podría pesar en el índice del dólar estadounidense (DXY) una vez más, algo con lo que Bitcoin ha mostrado una significativa correlación inversa desde julio.

Los mercados del oro ya están considerando la probabilidad de una sacudida, dicen los analistas, apostando a que la Reserva Federal se ponga en una posición cada vez más difícil. El metal precioso ha formado un "triángulo dorado" y está maduro para una ruptura.

Para Bitcoin, todo se trata de DXY, una inversión de la reciente fuerza a principios de septiembre sería una clara señal alcista. Por el contrario, las continuas ganancias probablemente mantendrían intacta la presión de venta en los USD 10,500.

Gráfico del DXY de 2 meses. Fuente: TradingView

"La crisis del coronavirus es mucho más destructiva que la crisis financiera de 2008", resumió a Bloomberg Steve Barrow, jefe de estrategia de divisas del Standard Bank. 

“Hay muchas razones para creer que el cambio a una política monetaria más estricta tomará tanto tiempo, y probablemente mucho más, que el período posterior a la crisis financiera.”

Lo extraño es la nueva normalidad para los bancos centrales

En términos de la política de los bancos centrales específicamente, este año se está viendo un cambio sísmico similar a la demanda de petróleo

Con Bitcoin como antídoto a la intromisión del banco central en el suministro de dinero, cualquier devaluación adicional del fiat solo será bienvenida por los proponentes de BTC que buscan una red de seguridad.

"Los bancos centrales globales están descubriendo que las políticas monetarias que antes consideraban poco convencionales y temporales ahora están demostrando ser convencionales y duraderas", resumió Bloomberg sobre la situación mundial.

Según los datos de la publicación, los principales bancos centrales están empleando en 2020 políticas de crisis que nunca antes habían utilizado

Como el presentador de RT Max Keiser comenta a menudo en su programa, The Keiser Report, nada es tan permanente como la política fiscal temporal de un banco central.

La tasa de hash de Bitcoin alcanza nuevos máximos históricos

Con Bitcoin, sin embargo, el futuro se ve decididamente color de rosa. La tasa de hash, una medida de la potencia de computación que los mineros han decidido dedicar a validar las transacciones, ha alcanzado otro máximo histórico.

El lunes, los datos de Blockchain muestran que el promedio de la tasa de hash de siete días  se situó en 135 exahashes por segundo (EH/s).

Gráfico de la tasa media de hash de Bitcoin de 2 meses. Fuente: Blockchain

La fuerza de la tasa de hash subraya la continua fe de los mineros en la rentabilidad a largo plazo de Bitcoin. La dificultad, quizás la medida más esencial de la salud de la blockchain, está fijada para un aumento del 5.4% esta semana, algo que la enviará, también, a los máximos históricos.

Comentando la situación general, el analista de Cointelegraph Markets Michaël van de Poppe sugirió que alejarse era todo lo que se necesitaba para una toma alcista de Bitcoin.

"Si quieres comparar períodos y ciclos de mercado, el estado actual del mercado es comparable al de 2016", tuiteó el lunes. 

“Un lento ascenso, con largos períodos de consolidación lateral. En 2016, se vieron varios. En 2020, 2021, es probable que también veamos eso. Alcista.”

El efecto Tether regresa

Los comentaristas de la criptomoneda también están observando los movimientos de la stablecoin Tether (USDT) como un indicador de la trayectoria del precio de BTC.

Específicamente, la creciente capitalización del mercado de Tether, que ha superado los USD 15.000 millones en los últimos días, ha estimulado históricamente las ganancias de Bitcoin

"La divergencia de la impresora Tether de Bitcoin. Esta historia siempre parece acabar de la misma manera", el analista Cole Garner tuiteó, destacando cómo los anteriores incrementos en la oferta de USDT impactaron positivamente en Bitcoin.

Como Cointelegraph informó previamente, los holders de stablecoins, incluidos los de USDT, parecían dispuestos a comprar BTC "barato" a precios de alrededor de los USD 10,000.

Sigue leyendo: