La Cadena de Bloques

Si estás leyendo esto probablemente estés familiarizado en el uso de las criptomonedas. La más prominente de ellas -Bitcoin- se ha mantenido imperturbable por más de 7 años, la red que soporta la transmisión de las transacciones (nodos) y la seguridad de las operaciones (mineros) crece día a día. Muchas empresas han visto al Bitcoin con resguardo, algunas incluso con miedo, y es que indudablemente la invención de Satoshi Nakamoto le brinda al ser humana una libertad financiera increíble: tu dinero no se encuentra sometido a los designios de una institución o gobierno.

Este comportamiento es más o menos deseables dependiendo de las circunstancias, un banco que utilice Bitcoin puede que no le agrade mucho la idea de la ‘irreversibilidad’ de las transacciones, por este y otro motivos las grandes empresas han visto el potencial de la tecnología subyacente de Bitcoin: La cadena de bloques o Blockchain

¿Cómo funciona la cadena de bloques de Bitcoin?

En Bitcoin, las transacciones que se van realizando son empaquetadas y aproximadamente cada 10 minutos son verificadas y agregadas a la cadena de bloques por el minero que encontró el número mágico ‘nonce’. El minero del bloque también se gana lo recolectado en comisiones de cada transacción.

Este esquema que he simplificado (el tema da para miles de páginas de investigación académica) ha demostrado su valía durante muchos años, y está siendo estudiado por grandes empresas. Es natural preguntarse si tiene sentido usar la cadena de bloques fuera de Bitcoin, la respuesta es muy sencilla: definitivamente sí. La tecnología Blockchain promete dar transparencia, seguridad y contabilidad a las transacciones y transferencias de valor en los sectores financieros, de salud, y gobierno. A pesar de todos estos beneficios, las grandes empresas o gobiernos se ven incapaces de ceder su control sobre los sistemas actuales, es así como surgió el concepto de Cadena de Bloques Privada (Private Blockchain).

¿Qué es una Private Blockchain?

En una private Blockchain se reemplaza la red totalmente pública e incontrolable (asegurada por un sistema de Criptoeconomía como Proof of Work, usada en Bitcoin) por otro en donde el permiso de acceso a la red está controlado. Esto permite a la entidad responsable de la red tener el control sobre quien altera o incluso lee la información de los bloques de la red.

Un sistema con estas características aun mantendría los beneficios de la cadena de bloques como la descentralización (nodos repartidos geográficamente) y la autenticidad de la información. Estos sistemas privados han sido objeto de estudio por entidades financieras, y han causado polémica entre aquellos que ven estos avances o investigaciones como peligrosas para el ecosistema Bitcoin. En opinión de estas personas (maximalistas Bitcoin) una cadena de bloques privada pierde los beneficios primordiales que se supone brinda Bitcoin. Vitalik Buterin, creador de Ethereum y miembro principal de la fundación encargada de su desarrollo describió en este excelente escrito las distintas variantes de cadenas de bloques y su uso:

  • Cadena de Bloques pública: Esta es una Blockchain en donde cualquier persona en el mundo puede leer la información y realizar transacciones. Adicionalmente, cualquiera debería ser capaz de unirse al proceso de consenso (el procedimiento en el cual se deciden los bloques que serán agregados a la cadena). En este esquema se reemplaza la centralización por otro esquema basado en un incentivo económico (minería), los actores honestos son recompensados si actúan de buena fe.
  • Cadena de bloques de consorcios: este es un esquema híbrido, en el cual el proceso de consenso es alcanzado y controlado por un grupo preseleccionado de nodos. Por ejemplo, un grupo de 15 instituciones financieras usan una cadena de bloques, cada institución controla un nodo y el bloque generado debe ser firmado al menos por 10 empresas para poder considerarse ‘válido’. El permiso para leer los bloques puede ser público o privado, dependiendo de las necesidades de las instituciones.
  • Cadenas de bloques privada: la Blockchain es completamente centralizada y sólo un ente u organización tiene el poder de firmar los bloques. En estos casos se puede argumentar que la cadena de bloques pierde sentido, y no se diferencia de otras soluciones de almacenamiento de información como las bases de datos tradicionales.

Este renovado interés sobre la tecnología que usa Bitcoin tiene un gran potencial a futuro, y es que muchas empresas han formado grandes consorcios que buscan explorar a fondo las capacidades que la cadena de bloques puede ofrecer, tal es el caso de HyperLedger, un proyecto colaborativo entre grandes marcas como Intel, IBM, J.P Morgan y el consorcio R3. En definitiva, la tecnología Blockchain bien podría ser la base de las transacciones comerciales en el futuro.


Síganos en Facebook