El mundo empresarial se vio impactado por el anuncio de una tecnología que promete revolucionar lo que se entiende por realidad aumentada. Se trata del Metaverso, un espacio de interacción virtual en 3D que permitirá la conexión entre el l y el físico. Se estima que la novedad ascenderá a USD 48 mil millones en 2026, según la consultora global Ernst & Young.

Conscientes de esta novedad del mercado, no solo los grandes jugadores, sino también las pequeñas y medianas empresas, se están preparando para explorar las nuevas posibilidades. Sin embargo, lo que muchos no saben es que esta tecnología está totalmente ligada a estrategias omnicanal -la convergencia de todos los canales, físicos y digitales, de un comercio- que pueden mejorar el desempeño de las empresas.

La tecnología de Metaverso se interconecta con la omnicanalidad, ya que ambas utilizan lo mejor de ambos mundos, físico y en línea. Quienes aún no son omnicanal deberían apostar por este modelo de negocio si no quieren quedarse fuera de las fantásticas posibilidades que traerá Metaverso en un futuro cercano”, sugiere Andrei Dias, Head of Sales de Nexaas.

Centrarse en la experiencia del usuario

Los consumidores buscan nuevas experiencias en el momento de la compra y, según una encuesta de Kantar Ibope Media, el 91% de los brasileños que ya han estado en un entorno virtual son aquellos que buscan seguir y experimentar las nuevas tendencias tecnológicas a través de Internet.

Bravos dice que, al igual que la estrategia omnicanal, en la que el consumidor es el centro del proceso de compra Metaverso está totalmente enfocado en la mejor experiencia de usuario. “Imagine la satisfacción del cliente al experimentar productos y servicios en realidad virtual, comercio en vivo impulsado por avatar, gamificación para convertir ventas y generar lealtad. Las tiendas también estarán presentes en Metaverse y tendrán una gran variedad de recursos para explorar”.

Retail de productos reales y virtuales

La marca Gucci lanzó una zapatilla virtual que solo podía usarse con la ayuda de la realidad virtual. También recientemente, L'Oreal lanzó una colección de maquillaje virtual, que podría usarse en redes sociales y reuniones en línea. A partir de ahí, se puede pronosticar que, con el Metaverso, será aún más común que las empresas comiencen a vender productos virtuales, además de ofrecer interacción virtual con sus productos y servicios reales.

La posibilidad de transacciones que involucren exclusivamente productos virtuales es una realidad y puede brindar experiencias divertidas e interesantes para los consumidores, aumentando el compromiso con las marcas y empresas”, explica Bravos.

Bravos enfatiza la importancia de anticiparse a esta realidad, para aprovechar al máximo las nuevas oportunidades. “La aparición del Metaverso es la certeza de que el futuro de la tecnología está mucho más cerca de lo que imaginamos. Adaptarse a esta nueva tendencia es fundamental para lograr resultados aún más prometedores y asegurar el mejor viaje para los consumidores, que buscan cada vez más experiencias innovadoras. Quien se prepare con anticipación saldrá adelante cuando el Metaverso sea una realidad consolidada”, concluye.

Aclaración: La información y/u opiniones emitidas en este artículo no representan necesariamente los puntos de vista o la línea editorial de Cointelegraph. La información aquí expuesta no debe ser tomada como consejo financiero o recomendación de inversión. Toda inversión y movimiento comercial implican riesgos y es responsabilidad de cada persona hacer su debida investigación antes de tomar una decisión de inversión.