El 6 de agosto, Monero (XMR) experimentó su mayor aumento en su tasa de hash desde la creación de la red en 2014.

Tasa de hash de Monero. Fuente: Coin Metrics.

La tasa de hash de Monero aumentó de 1.67 GH/s el 5 de agosto a 2.2 GH/s el 6 de agosto. Ese aumento diario de 0.52 GH/s es el más alto en la historia del proyecto. Antes de esto, los aumentos porcentuales diarios más significativos se produjeron durante los primeros días del proyecto, cuando la base era mucho más pequeña.

Los bancos deberían adoptar las monedas de privacidad para proteger a sus clientes

El 3 de agosto, Coin Center envió algunos comentarios a la Oficina del Contralor de Moneda (OCC) sobre las actividades digitales de los bancos nacionales y la Asociación Federal de Ahorros. Estos comentarios sugirieron que los bancos deberían adoptar las monedas de privacidad en lugar de luchar contra ellas:

"Argumentamos que los bancos no solo deberían poder utilizar tecnología de mezclado sin confianza (coinjoin) o criptomonedas con privacidad mejorada (Zcash/Monero), pero podrían estar obligados a hacerlo para proteger la privacidad de sus clientes".

¿Monero presenta una propuesta de valor única?

No está muy claro qué ha llevado a esta explosión en el poder hash de Monero. En un mundo donde muchos sienten que están sujetos a un nivel de vigilancia cada vez mayor, Monero puede simplemente presentar una propuesta de valor única.

Diversas noticias han indicado que Monero sigue siendo la criptomoneda más importante para preservar la privacidad. Mientras que otras monedas de privacidad como Dash (DASH) y Zcash (ZEC) pueden ser rastreadas con cierta facilidad, Monero presenta un desafío mayor. Esto ha llevado a que varios exchanges la eliminen de su plataforma.

Monero solo está por detrás de Bitcoin (BTC) en su tasa de adopción entre los comerciantes de la Dark Web, para quienes las características para preservar la privacidad de estas criptomonedas son a veces literalmente una cuestión de vida o muerte.

Sigue leyendo: