África está llamada a ser el próximo campo de batalla para los principales exchanges de criptoactivos, ya que las condiciones en el continente son favorables para las monedas virtuales, y como economía líder, Sudáfrica podría liderar la carga en esta transformación digital. Examinaremos cómo la situación económica y la alta inflación en África podrían dar forma a los mercados locales de criptomonedas y por qué la gente del segundo continente más poblado ha estado ganando interés en las inversiones en criptomonedas. Sudáfrica, en particular, parece estar preparada para surcar las olas y prosperar en el mundo de las criptos.

¿La tierra prometida?

El continente africano cuenta con 54 países. Es el segundo continente más grande y el segundo más poblado del mundo, justo detrás de Asia en ambas categorías. En el mundo de la inversión tradicional, África puede no ser un punto positivo, pero el crecimiento económico se ha hecho cada vez más notorio. Los datos del Fondo Monetario Internacional (FMI) muestran que se espera que el PIB real de África tenga un crecimiento anual del 3,6% este año, superior a la previsión de crecimiento mundial del 3,3% y justo por detrás del 3,8% estimado de Polonia. El FMI también pronostica que para el año 2023, la expansión económica de África se acelerará al 4,1%.

La inflación en juego

Las perspectivas de crecimiento de África pueden parecer lucrativas para algunos inversores, pero sus problemas de inflación podrían obstaculizar el crecimiento. Si bien la tasa media de inflación de África ha estado relativamente contenida y mucho más baja que la de otras economías en desarrollo, si se observa durante un largo período de tiempo, algunas tasas de inflación en todo el continente muestran una alta inestabilidad debido a cuestiones políticas y económicas en países como Zimbabwe, Sudán del Sur, Sudán, Liberia y Angola. La tasa de inflación en estos países puede llegar a ser de dos o incluso tres dígitos.

Cuando la tasa de inflación fluctúa demasiado o aumenta drásticamente, las empresas se enfrentan al reto de fijar adecuadamente el precio de sus bienes, lo que reduce significativamente el poder adquisitivo de los consumidores. Aquí es donde Bitcoin (BTC) y las criptomonedas entran en juego. Según las Naciones Unidas, el panorama de alta inflación y la mejora de la situación económica han creado un entorno ideal para fomentar los mercados de criptomonedas en África. 

Citando a expertos en Blockchain, la publicación “Africa Renewal” de la ONU afirma que muchos ciudadanos africanos utilizan Bitcoin como herramienta para contrarrestar la hiperinflación en su país. El informe también dice que Botswana, Ghana, Kenia, Nigeria, Sudáfrica y Zimbabwe se encuentran entre los países africanos que tienen las tasas más altas de penetración de Bitcoin, mientras que otros países como Uganda también fueron vistos ganando interés en criptomonedas. 

Aumento del interés por las criptomonedas

Revisamos cómo la mejora de las condiciones económicas y el entorno inflacionario alentaron el crecimiento de las criptomonedas en África, y esta expansión parece también apoyada por el pueblo africano. La popularidad del término "Bitcoin" en el motor de búsqueda de Google en los últimos 12 meses muestra sorprendentemente que la mitad de los 10 primeros resultados son países africanos.

Una moneda débil lleva a más personas a poseer criptomonedas

La fortaleza de la moneda de un país podría añadir otra dimensión al desarrollo de las criptomonedas en África. Una encuesta reciente de “Statista” muestra que Sudáfrica, Turquía, Brasil, Colombia y Argentina estaban entre los países con mayor propiedad de criptomonedas, con casi el 20% de los encuestados informando que han usado o poseído criptomonedas en 2019. 

Otro estudio similar de “We Are Social and Hootsuite” también indica que el 10,7% de los usuarios de Internet en Sudáfrica poseen criptomonedas - la proporción más alta del mundo.

En consecuencia, las monedas de los cinco países mencionados han sido algunas de las que han tenido los peores resultados frente al dólar de los Estados Unidos en los últimos años. A continuación, se muestra un gráfico de 5 años del USD contra ZAR, TRY, COP, ARS y BRL, y no es difícil ver que han estado operando en o cerca de sus mínimos de 5 años. Por lo tanto, es razonable suponer que la demanda para contrarrestar la devaluación de las divisas podría ser mayor entre los consumidores de estos países de moneda débil, y Bitcoin podría ser la respuesta para ellos.

Los frentes de Sudáfrica

Sudáfrica es la segunda economía más grande de África después de Nigeria, que ha experimentado un crecimiento más rápido en los últimos años. La economía sudafricana está más diversificada, mientras que Nigeria depende en mayor medida de su sector energético. 

En el pasado, Sudáfrica se ha centrado principalmente en los sectores minero y agrícola, pero en los últimos años, el país ha avanzado en su economía centrándose en el turismo, los servicios financieros y el sector tecnológico. 

Además, Sudáfrica es generalmente más accesible para el capital extranjero, lo que le da al país una ligera ventaja cuando se trata de inversiones.

En el frente regulatorio

Las cuestiones regulatorias siempre han sido una preocupación importante para las criptomonedas, los exchanges de activos digitales y los proveedores de servicio custodia cuando se trata de expandir sus negocios a un nuevo territorio, y el panorama regulatorio en Sudáfrica -o, en términos generales, en África- podría ser un factor importante que impulse el avance de la industria de las criptomonedas en el continente.

Según un documento, el Banco de la Reserva de Sudáfrica no supervisa ni regula actualmente los criptoactivos, pero añadió que seguirá vigilando este sector a medida que evolucione. 

El banco también publicó el “Position Paper 02” en 2014 en relación con su postura sobre los criptoactivos y destacó que el documento sigue siendo actual y relevante. El documento resaltó:

"[...] aumentando la aceptación de los comerciantes, integrando los instrumentos de pago convencionales existentes con las monedas virtuales convertibles descentralizadas, y promoviendo las ventajas inherentes a tales sistemas. Por lo tanto, hay potencial de crecimiento real del Bitcoin en su entorno operativo actual". 

Esto subraya la apertura y el reconocimiento de Sudáfrica de Bitcoin y, en un sentido más amplio, de las criptomonedas.

Sin embargo, la falta de una estructura regulatoria completa no permite que se pueda completar todo el panorama. En enero de 2019, el Ministro de Finanzas de Sudáfrica, Tito Mboweni, dijo que el país está buscando un marco regulatorio intergubernamental unificado para la criptocodificación, y estableció un grupo de trabajo para explorar las oportunidades de los tokens y la tecnología blockchain en el país. Mboweni espera que el informe se publique este año.

África ha sentado las bases para que la industria de las criptomonedas prospere en el continente, su economía de alta inflación fomenta la demanda de preservación del valor, y Bitcoin y otras criptomonedas podrían ser una respuesta para los consumidores en África. Sudáfrica, en particular, podría convertirse en un líder en esta transformación de las criptomonedas. 

Sigue leyendo:

Los puntos de vista, pensamientos y opiniones aquí expresados son únicamente de los autores y no reflejan ni representan necesariamente los puntos de vista y opiniones de Cointelegraph. 

Nada en este artículo debe ser interpretado como consejo legal, y todo el contenido es para propósitos meramente informativos. No debes actuar o abstenerte de actuar sobre la base de nada de lo aquí expuesto sin buscar asesoramiento legal apropiado en relación con tu situación particular.

Cyrus Ip trabaja en OKEx como analista de investigación. Proporciona análisis de Bitcoin y altcoins de valor añadido y ha realizado investigaciones temáticas de gran envergadura que tienden un puente entre el mundo de las criptomonedas y los mercados financieros tradicionales. Anteriormente, Cyrus trabajó con Citigroup, donde se desempeñó como Analista de Mercado de Divisas con un enfoque en el G10 y EMFX. También fue periodista financiero de larga trayectoria con una sólida experiencia en Hong Kong, China y Canadá.