Cada vez es más común que los comercios de los emprendedores adopten los pagos en para poder así ofrecer una ventaja diferencial sobre la competencia. Los pagos digitales en criptomonedas permiten que estos comercios emergentes tengan más facilidades tanto para el como para la conservación de valor de ese mismo capital.

Ese es el caso de Sumercé, un nuevo restaurante en la ciudad de Bogotá que comenzó a operar su negocio en agosto de 2021, reconocido por crear una propuesta gastronómica en la que sus platos giran en torno a uno de los ingredientes más queridos por los colombianos: la papa.

Con el fin de afianzar su crecimiento y mantenerse en las tendencias actuales, Grupo Sumercé decidió aceptar las criptomonedas como método de

La empresa afirma que quiere “ el uso de productos locales y descentralizar sus finanzas haciéndolos partícipes de este nuevo mercado”, a través del uso de un token que fidelice el origen de sus materias primas.

Este caso no es el único. La franquicia Darwinos, especializada en comida a la parrilla, acepta pagos en bitcoin, bitcoin cash y DAI, al igual que la pastelería La Tortára. Aunque quizás el caso más resonante sea el de Part’s Pizza, que además decora sus pizzas con temas alusivos a las criptomonedas.