Fue aprobada la Ley estadounidense CLOUD, otorgándole a los gobiernos acceso más fácil a la información almacenada por empresas norteamericanas de tecnología

La Ley CLOUD (Ley del Uso de Información en el Extranjero para Clarificar la Legalidad) -una polémica añadidura de último minuto al proyecto de ley de gastos federales de $1,3 billones que le permitirá al gobierno estadounidense más acceso a la información de los norteamericanos para fines de aplicación de la ley, así como a los gobiernos extranjeros el acceso a compañías estadounidenses para obtener información sobre sus propios ciudadanos- ha sido firmada como ley por el presidente Donald Trump, informa GeekWire el 23 de marzo.

Al proyecto de ley se habían opuesto defensores de la privacidad como la Electronic Frontier Foundation (EFF), que escribió , después de la aprobación del proyecto de ley, que "esta porción final de legislación que se insertó erosionará las protecciones de privacidad en todo el mundo.”

La Ley CLOUD fue añadida al proyecto de ley de gastos generales el miércoles por la noche, antes de la votación del proyecto de ley de 2 232 páginas que tuvo lugar el jueves. El proyecto de ley fue aprobado en la Cámara Baja, 256-167 y 65-23 en el Senado.

El Senador de la República, Rand Paul, había tuiteado el 22 de marzo, día de la votación, que "El Congreso debe rechazar la Ley CLOUD porque no protege los derechos humanos ni la privacidad de los estadounidenses... abandona su función constitucional, y otorga demasiado poder al procurador general de justicia, al secretario de estado, al presidente y a los gobiernos extranjeros", agregando la siguiente advertencia:

 

El proyecto de ley había encontrado anteriormente oposición de diferentes organizaciones estadounidenses, que vieron la adición tardía como una falta al debido proceso y el contenido del proyecto de ley en sí mismo como una puerta trasera a la Cuarta Enmienda.

La Unión Americana de Libertades Civiles (ACLU) había publicado una “Carta de Coalición sobre la Ley CLOUD” el 12 de marzo, escribió que el proyecto, en su opinión, "socava la privacidad y otros derechos humanos, así como importantes salvaguardas democráticas", debido a su evasión del Congreso y al procedimiento de solicitud de información almacenada existentes ya que "[coloca la] autoridad en manos del poder ejecutivo.”

El contenido de la ley permite a los Estados Unidos hacer acuerdos con gobiernos extranjeros –la EFF agrega que los gobiernos que abusan de los derechos humanos no están excluidos- que les permitirían ponerse en contacto directamente con empresas de EE.UU. para las solicitudes de información, lo que "quita una capa de revisión judicial", escribe GeekWire.

Al otro lado de la discusión del proyecto de ley, Apple, Facebook, Google, Microsoft, y Oath habían escrito una carta conjunta el 6 de febrero, apoyando la Ley CLOUD, escribiendo acerca de la necesidad de protección del cliente que la ley brindaría:

“Nuestras empresas siempre han promovido acuerdos internacionales y soluciones globales para proteger a nuestros clientes y usuarios de Internet en el mundo entero. Siempre hemos insistido en que el diálogo y la legislación -no contenciosa- es el mejor enfoque. Si se promulga, la Ley CLOUD sería un notable progresos para proteger los derechos de los consumidores y reduciría los conflictos de leyes.”

Microsoft publicó nuevamente una carta apoyando el proyecto de ley el 21 de marzo, indicando que la Ley CLOUD

“Crea un marco jurídico moderno para cómo los organismos encargados de hacer cumplir la ley pueden acceder a la información traspasando las fronteras. Es un estatuto sólido y un buen compromiso que refleja el reciente apoyo bipartidista en ambas cámaras del Congreso, así como el apoyo del Departamento de Justicia, la Casa Blanca, la Asociación Nacional de Procuradores Generales y una amplia sección transversal de las empresas de tecnología [...] le proporciona a las empresas tecnológicas como Microsoft la capacidad de defender los derechos de privacidad de nuestros clientes en todo el mundo. El proyecto de ley también incluye una firme declaración sobre la importancia de la prevención de que los gobiernos utilicen la nueva ley para exigir que las empresas estadounidenses crear puertas traseras alrededor del cifrado, una importante salvaguardia adicional de la privacidad.”

El abogado deBitcoin (BTC), Andreas M. Antonopoulos, publicó en twitter después de que la Ley CLOUD fuera aprobada que el público debe "ir a oscuras:”

La privacidad de la información personal ha sido un punto clave de las ideas fundamentales de las criptomonedas como el Bitcoin. Sin embargo, a principios de esta semana, el denunciante de la NSA, Edward Snowden, dijo que creía que los libros de contabilidad pública del Bitcoin eran "devastadoramente públicos.”