¿Qué es una Social Recovery Wallet?

Introducción

La Social Recovery Wallet o monedero de recuperación social, es un esfuerzo de los desarrolladores para proveer a los usuarios de una wallet que brinde verdadera seguridad y sea fácil de usar. Y es que, como siempre, uno de los temas sobre la mesa de discusiones acerca de las criptomonedas, es la seguridad. Tanto así, que este tema consume gran cantidad de tiempo en la planeación, programación y puesta a punto de las aplicaciones criptos. Todo ello con el fin de brindar a los usuarios un entorno seguro en el que puedan llevar a cabo sus operaciones financieras en el ecosistema blockchain.

En este sentido, las Social Recovery Wallets plantean ser un esfuerzo más en esa dirección, uno que busca evitar evitar los robos y las pérdidas de recursos financieros de una forma bastante sencilla y efectiva. Pero ¿Qué es realmente una Social Recovery Wallet? ¿Cómo funcionan? Responder a esta pregunta es el objetivo de este artículo, sigue leyendo para enterarte de qué se trata este nuevo tipo de wallets y cuáles son esas características que la hacen tan especial en el tema de la seguridad.

Conociendo a las Social Recovery Wallet

La Social Recovery Wallet o monedero de recuperación social, es una wallet que funciona bajo un esquema de claves compartidas en un entorno social. Es decir, un sistema multifirma que consta de una clave única mediante la que se puede firmar y autorizar transacciones tal cual se hace con una wallet convencional, pero que, además, consta de otras tres o más firmas llamadas claves tutoras o guardianes que están en posesión de otras personas o instituciones dedicadas a este servicio.

De esta forma, los monederos de recuperación social se pueden utilizar como cualquier monedero ordinario, pero a excepción de éstas, estos monederos agregan tutores o guardianes a la cuenta. Estos tutores, como ya se mencionó, son un grupo de personas que tienen la capacidad de firmar una petición del propietario original del monedero para facilitar el acceso si el propietario pierde u olvida sus llaves privadas por cualquier motivo.

Los objetivos principales de este tipo de wallets son:

  1. Permitir que una persona tenga la capacidad de recuperar wallets en caso de emergencia. 
  2. Ayudar a los recién llegados a sentirse más seguros en un mundo en el que todos quieren ser su propio banco.
  3. Atraer al público que se siente intimidado por temas de seguridad y/o la complejidad que tienen las aplicaciones de criptomonedas. Especialmente con respecto a la administración de las claves.
  4. Promover en el ecosistema cripto la proliferación de estos tipos de monederos que terminen con los problemas de fondos bloqueados en la blockchain. Sobre todo, porque se olvidan las claves de acceso a las cuentas.

Relacionado: Billeteras de Bitcoin para principiantes: Todo lo que necesitas saber

¿Cómo funcionan estas wallets?

El funcionamiento de estas wallets es básicamente el mismo de una multisig. De hecho, los tutores o guardianes que tienen el resto de claves, tienen la capacidad de actuar en caso de algún problema con tu cuenta (robo, extravío, incapacitación permanente o muerte del titular de la cuenta). La persona con la titularidad de la cuenta (el dueño de las criptos) puede acudir a las personas, instituciones, o pedir una recuperación de fondos para su cuenta. 

En circunstancias normales, el usuario puede utilizar su wallet de Social Recovery Wallet como si tratara de una wallet tradicional, firmando los mensajes para aprobar sus transacciones. Pero en caso de pérdida de sus claves privadas, este podrá recuperar dicho acceso con la ayuda del resto de guardianes, usando una multisig que le habilite nuevamente dicho acceso. 

Imagina por un momento el siguiente escenario:

Tienes un monedero con 100 BTC y has perdido el acceso al mismo, no tienes tu seed phrase, y tampoco tenías un respaldo del monedero en un lugar seguro. ¿Cómo recuperar tus 100 BTC? Bajo el esquema actual de las wallets esto es imposible, tus 100 BTC estarán allí por siempre retenidos, hasta que tengas las claves para ello. Esta situación no es extraña, de hecho, suele pasar muy a menudo, no solo en Bitcoin sino también en muchas otras criptomonedas.

Sin embargo, con una Social Recovery Wallet, puedes recuperar el acceso a tu monedero. Esto es posible, porque al momento de crear la wallet, has creado un monedero multisig especial, que permite esta acción. Dicha multisig permite que bajo determinadas condiciones (como el que no hayas hecho transacciones en un determinado tiempo) habilite a tus guardianes a realizar operaciones que pueden devolverte el control de tus monedas. Para ello, basta con que te pongas en contacto con tus guardianes, para que estos firmen en conjunto una transacción que te regrese el control de tu dinero.

Y esto es posible, porque los guardianes pueden firmar una transacción especial que cambiará la clave pública/privada registrada en el contrato original de la wallet por una nueva clave que estará en tu poder. Así recuperarás tus 100 BTC, y dejarás atrás el susto de perder todo ese dinero. 

Espera ¿Es realmente seguro esto?

Seguro te preguntas ¿Y mis fondos no pueden ser robados de esta manera? La respuesta es No. Ello se debe a que el contrato que crea el monedero tiene una serie de condiciones que deben cumplirse para que los guardianes puedan actuar, si dichas condiciones no se cumplen no podrán hacerlo. Además, en caso de que tus guardianes confabulen para robar tu dinero mientras tienes tu monedero activo, la transacción realizada no se lleva a cabo de forma inmediata, dándote la oportunidad de negar dicha transacción, y de cambiar de guardianes para que no vuelva a pasar.

Esto claro, es solo una especulación de las posibilidades, pero te da una idea clara de que este tipo de acciones, han sido pensadas, analizadas y se han creado estrategias que nos aseguran que no puedan llevarse a cabo.

Adicionalmente, la selección de los tutores está en tus manos, siendo que pueden ser:

  • Otros dispositivos (o mnemónicos de papel) propiedad del titular del monedero
  • Amigos y familiares
  • Instituciones, que firmarían un mensaje de recuperación si reciben una confirmación de su número de teléfono o correo electrónico o tal vez en casos de alto valor lo verifiquen personalmente mediante una videollamada.

Es decir, existen medios y estrategias que se aplican a este tipo de monedero con el fin de hacerlas lo más seguras posibles.  De hecho, un ejemplo de este tipo de wallets lo podemos ver en Argent, cuyo modelo de seguridad y recuperación incluye este tipo de opción.

Lo bueno, lo malo y lo feo

Lo bueno de esta idea es que los usuarios tendrán siempre a la mano un medio para recuperar los fondos que se encuentran en sus cuentas, en caso de que tenga algún problema con su su clave. Esto, obviamente, redunda en tranquilidad y confianza de los usuarios.

Por otro lado, está la seguridad que este tipo de monedero les otorga a las cuentas de criptomonedas además de la facilidad con que se puede utilizar.

Lo malo, está en la novedad, al ser un tipo de monedero bastante novedoso aún no está disponible entre los principales protocolos del ecosistema cripto. Por lo que muchos usuarios seguirán esperando a que se implementen aún más estas soluciones.

En lo feo, se tiene el tema de la colusión. Es decir, que un número suficiente de tutores se pongan de acuerdo para sabotear el correcto funcionamiento de la cuenta. Aunque en este sentido, se podrían programar HTLC para que el titular de la cuenta acepte o rechace la transacción de recuperación.

Conclusiones

Los monederos de recuperación social (Social Recovery Wallet) funcionan como cualquier monedero ordinario, excepto que se agregan guardianes o tutores a la cuenta. Estos tutores o guardianes son un grupo de personas que tienen la capacidad de firmar una petición del propietario del monedero para facilitar el acceso si el propietario pierde u olvida sus claves por cualquier motivo.

Idealmente, estos tutores deben ser anónimos entre sí. Con esto se evitaría la posibilidad de comunicación entre tutores que podría poner en peligro la integridad del funcionamiento del monedero. En caso de emergencia, el propietario se pondría en contacto con sus tutores por separado si fuera necesario y no sabría la clave del monedero original.

A pesar de lo atractiva de esta solución para guardar las criptomonedas, estos monederos de recuperación social no son muy populares en el ecosistema cripto. Los principales fabricantes y desarrolladores aún no han implementado esta funcionalidad.

No obstante, la solución presenta una propuesta muy atractiva para aquellos que se inician en la criptonomics y aún para aquellos que ya tienen experiencia en este tipo de actividad. 

El sólo hecho de contar con un botón de emergencia en caso de que ocurra algún percance con la clave para manejar los fondos del monedero, ya contribuye a la tranquilidad y el sosiego de su propietario. Más aún, si se extreman las medidas de seguridad y se simplifican los procesos de uso para realizar la recuperación.

Aún falta mucho camino por delante para este tipo de monederos, pero es bien seguro que seguiremos teniendo noticias de su evolución y, en este sentido, estaremos pendiente de las innovaciones que se pudieran implementar para el mejoramiento y amplia aceptación de estos monederos de recuperación social.

Relacionado: Aprende sobre los monederos multifirmas (MuSig) y crea el tuyo fácilmente