El lunes, el precio de Bitcoin (BTC) cayó abruptamente por debajo del soporte de 7.040 dólares y bajó a 6.800 dólares. El 22 y el 27 de noviembre, la marca de 6.800 dólares sirvió de apoyo, por lo que varios operadores ya habían identificado el precio como el punto en el que Bitcoin aterrizaría si el precio bajaba.

Rendimiento diario del mercado de criptomonedas. Fuente: Coin360

Cruces de oso en abundancia (cruces de oso en múltiples períodos de tiempo)

Como ha mencionado el analista de Cointelegraph, Keith Wareing, BTC es abrumadoramente pesimista en múltiples marcos de tiempo.

Además, el movimiento a la baja de ayer produjo un cruce a la divergencia de convergencia del promedio móvil mensual (MACD) por primera vez desde junio, cuando la línea de señal se cruzó por encima de la línea MACD.

MACD da vuelta el negativo

El histograma mensual del MACD también arrojó resultados negativos, lo que sugiere que Bitcoin podría tener más inconvenientes.

Gráfico mensual del BTC/USD MACD. Fuente: TradingView

Cruce de osos entre los principales MA a largo plazo

Otra señal desconcertante en el marco temporal diario es una cruz bajista entre la media móvil de 100 y 200 días, algo que según el gráfico de abajo no ocurre a menudo.

Gráfico diario del BTC/USD. Fuente: TradingView

Los alcistas parecen haber abandonado el rebote de $6.8K

Asimismo, el gráfico diario muestra que el RSI se encuentra en exceso de ventas y que la falta de seguimiento por parte de los operadores que compran en el momento de la caída significa que aún no se ha producido un fuerte rebote de exceso de ventas.

La última vez que el precio de Bitcoin cayó a 6.522$, el RSI cayó a 22, por lo que si la venta se reanuda, el RSI podría caer fácilmente a este nivel de nuevo.

Gráfico diario del BTC/USD. Fuente: TradingView

Una nueva visita al canal descendente con un soporte más bajo de 6.400$ no es exactamente desastroso para el precio de Bitcoin. Los operadores que analicen el marco de tiempo semanal recordarán que Bitcoin operó en la región de los 6.000 dólares durante casi 8 meses antes de la caída de noviembre de 2018 a 3.100 dólares.

Además, los operadores experimentados recordarán que cualquier fulano mencionaba a los 6.000 dólares como el mínimo antes de la debacle de la bifurcación dura Bitcoin Cash (BCH) en noviembre de 2018, lo que puede haber sido una de las razones de la caída inesperada a 3.000 dólares.

Gráfico semanal del BTC/USD. Fuente: TradingView

Como se muestra en el rango visible del perfil de volumen (VPVR, por sus siglas en inglés) en el marco de tiempo semanal, Bitcoin tiene soporte de alrededor de 6.300 dólares, entonces por debajo de 6.200 dólares el precio podría caer rápidamente a 5.350 dólares, donde el soporte se construyó sobre el movimiento parabólico de Bitcoin de 3.120 dólares en febrero.

Gráfico RSI semanal del BTC/USD. Fuente: TradingView

El RSI a nivel semanal se ubica en los 39.6 y lentamente se aproxima a territorio sobrevendido. La última vez que el RSI a nivel semanal estuvo sobrevendido fue el 10 de diciembre, cuando el par alcanzó los $3,160 y el 21 de enero alcanzó los $3,425.

¿Doble fondo o nada?

Aunque el análisis no está llamando para una caida a 5.300 o 4.100 dólares, la acción de los precios de Bitcoin en múltiples marcos temporales sugiere una mayor desventaja, por lo que es crucial ser realista y honesto, en lugar de estar impulsado por la emoción y la esperanza.

Por el lado positivo, siempre existe la posibilidad de que el precio pueda formar un doble fondo de 6.520 dólares, un punto que se observó el 25 de noviembre y el 17 de mayo de 2019.

En última instancia, el precio de Bitcoin necesita mantener la zona rosada entre 6.700 y 6.300 dólares para evitar una caída hacia los mínimos de mayo a abril en la región de 4.900 a 5.500 dólares.

Mientras tanto, los operadores deberían estar atentos a un posible doble fondo de alrededor de $6,530 y dado que el RSI y el Stoch diarios y semanales están sobrevendidos, los operadores agresivos podrían intentar jugar un rebote de sobreventa, lo que parece maduro para tener lugar a medida que Bitcoin se acerca a caer por debajo del soporte de canal descendente a largo plazo de $6,400.

Los operadores cautelosos pueden observar cómo reaccionan los operadores y el precio a este rebote de sobreventa (si es que se produce), y también pueden observar si el RSI diario se sobrevende profundamente para formar un doble fondo de 22.

Una operación relativamente libre de riesgo podría implicar un rebote de entre 6.500 y 6.400 dólares, con un stop loss situado muy cerca de la entrada. Si esta táctica resulta infructuosa, entonces la siguiente opción podría ser establecer un mínimo apalancamiento de 5.300 dólares o al menos buscar jugar un rebote profundamente sobrevendido a este precio.

Sigue leyendo:

Los puntos de vista y opiniones aquí expresados son únicamente los del autor (@HorusHughes) y no reflejan necesariamente los puntos de vista de Cointelegraph. Cada movimiento de inversión y comercio implica un riesgo. Usted debe llevar a cabo su propia investigación cuando tome una decisión.