Lamborghinis, joyas y mansiones — ¿Qué compran los criptomillonarios?

Uno de los temas más debatidos en torno a las criptomonedas es lo que la gente realmente puede comprar con Bitcoin y sus hermanas "altcoins" (criptomonedas alternativas).

Con el décimo cumpleaños de Bitcoin a la vuelta de la esquina, vale la pena echar un vistazo a algunas de las cosas más escandalosas y caras que la gente ha podido comprar con BTC.

Sin duda, hemos recorrido un largo camino desde el infame incidente de la pizza Bitcoin, donde Laszlo Hanyecz pidió dos pizzas de Papa John's por 10 000 BTC en el 2010. Esto muestra cuánto progreso se ha logrado en ocho años —especialmente cuando echas un vistazo a cuánto pagarías por esas mismas dos pizzas con Bitcoin hoy en día.

Dado el aumento gradual en el valor de Bitcoin en los últimos años, los primeros usuarios que obtuvieron grandes sumas de la criptomoneda se encontraron con una increíble cantidad de riqueza en los últimos dos años.

Algunos pueden haber vendido su Bitcoin, mientras que otros han adoptado el mantra 'hodl' (guardarlos, mantenerlos, en español). Sin embargo, a medida que la popularidad de las criptomonedas ha aumentado, la gente ha estado abierta a vender activos del mundo real —desde autos a islas— por un bocado del proverbial pastel de criptomonedas.

Exploremos la gran variedad de posesiones mundanas que la gente puede comprar con sus provisiones de criptomonedas.

When Lambo

¿Cuándo Lambo?

Cualquier criptoentusiasta está familiarizado con la frase "Cuando Lambo", ya que el vehículo de lujo se ha convertido en cierto modo en un ícono de culto para los multimillonarios en criptos, que han comprado los autos deportivos con su riqueza criptomonetaria.

Mientras que un Lamborghini puede ser el objetivo, las personas han podido comprar una amplia variedad de vehículos, desde hatchbacks asequibles hasta autos deportivos de lujo, con criptomonedas desde hace algún tiempo.

Un concesionario de automóviles de lujo en Japón ahora acepta Bitcoin como método de pago a través de la famosa bolsa de criptomonedas BitFlyer. Según la compañía, los clientes pueden pagar fácilmente su próximo vehículo potencial en cuestión de minutos —lo que sin duda supera a los medios convencionales de comprar vehículos, como obtener financiamiento a través de un banco.

Si bien este concesionario está impulsando un nuevo modelo de pago, no es la primera vez que la gente puede comprar autos con criptomonedas. En diciembre del año pasado, un propietario de un automóvil de Manchester publicó un Rolls Royce dorado en Autotrader, que solo se podía comprar con Bitcoin. BlockShow Asia 2017 también proporcionó el escenario para que BitCar promocionara su plataforma, que permite a las personas comprar y vender automóviles exóticos como Lambos utilizando criptomonedas.

La última compañía en comenzar a aceptar pagos en criptomonedas es el concesionario estadounidense Post Oak Motor Cars. El concesionario Rolls-Royce, Bentley y Bugatti ahora aceptan Bitcoin y Bitcoin Cash de los clientes. Propiedad del multimillonario Tilman Fertitta, la compañía ofrece a los clientes este servicio en todo el mundo.