Animoca y Harmony adquieren Quidd para ampliar la venta de criptocoleccionables

La startup de cadena de bloques Animoca se ha asociado con la red de cadenas de bloques Harmony para adquirir conjuntamente la startup de coleccionables digitales, Quidd, con la intención de utilizar sus servicios para construir un nuevo ecosistema de criptocoleccionables.

Harmony compartió noticias del desarrollo con Cointelegraph a través de un comunicado de prensa. Según el anuncio, Animoca tiene previsto incorporar sus juegos y marcas a la plataforma Quidd una vez completada la adquisición.

Como se señala en el comunicado de prensa, una de las cuestiones que las empresas están tratando de resolver en el espacio de los criptocoleccionables es la escalabilidad. Según el anuncio, la principal aplicación de criptocoleccionables, CryptoKitties -en la que participó Animoca- alcanzó en un momento dado un máximo de 14.000 usuarios, lo que supuso un gran esfuerzo para la red de Ethereum. Esto se debe a que la cadena de bloques de Ethereum sólo soporta un rendimiento de 14 transacciones por segundo.

Las empresas asociadas, sin embargo, están intentando incorporar una plataforma, Quidd, que cuenta con 200,000 usuarios. Para lograrlo, las empresas dependerán de las capacidades de la cadena de bloques de Harmony, que puede soportar 10,000 transacciones por segundo, según el anuncio. Esto puede soportar la base de usuarios de Quidd, e incluso puede ampliarse según sea necesario para acomodar a un número creciente de usuarios a través de sharding.

Coleccionables caros

Como se señaló en el comunicado de prensa, Animoca subastóde un coche de colección, el "1-1-1", por USD 106,428. Un usuario anónimo realizó esta compra como parte de una venta promocional realizada antes del lanzamiento del juego F1 Delta Time de Animoca.

A finales de 2017, CryptoKitties también vio cómo se comercializaban algunos criptocoleccionables en la gama de seis cifras. Como ya lo había informado Cointelegraph, cinco de los CryptoKitties más raros se vendieron por más de USD 100,000 cada uno. El gatito coleccionable más caro reportado en ese momento se vendió por aproximadamente USD 120,000.

Sigue leyendo: