Startup argentina desarrolló el primer videojuego de estrategia basado en Ethereum

Una startup argentina creó el primer videojuego en el mundo en correr íntegramente en contratos inteligentes de Ethereum y organiza un torneo para presentarlo a la comunidad, informó su CEO a Cointelegraph el 11 de diciembre.

Cryptowars es un videojuego de estrategia que se jacta de ser el primero de su tipo en estar diseñado totalmente sobre tecnología blockchain. Gracias a Loom, una solución de side-chains sobre Ethereum, los usuarios ya no necesitan Metamask ni Crypto para poder jugar. Por ahora el juego se encuentra en versión desktop y se juega desde el navegador, pero pronto lanzarán la versión mobile.

Cryptowars es el primer videojuego desarrollado por Experimental, una startup creada por los argentinos Matías Nisenson (CEO) y Luciano Bertenasco (CTO) que cuenta con 10 empleados y ha recibido inversión de veteranos del gaming de Estados Unidos y Europa. Si bien el videojuego se encuentra en etapa alfa, sus creadores decidieron presentarlo a la comunidad gamer y organizaron un torneo de lanzamiento con premios en criptomonedas. El torneo comenzará el 15 de diciembre y se podrá acceder al mismo a través de la página oficial del videojuego.

Cryptowars es un videojuego de estrategia totalmente descentralizado cuyos objetivos son construir una aldea, entrenar un ejército, formar alianzas e ir a la guerra contra otros jugadores para tomar el control de sus reinos. El ganador de la batalla recibe el Quantum Dust (moneda del videojuego) del contrincante.

Cointelegraph se comunicó con el CEO de Experimental, Matías Nisenson, y le preguntó acerca de los beneficios de jugar un videojuego en la blockchain:

“Los ojuegos en la blockchain abren una serie de ventajas y beneficios para los usuarios, entre los cuales podemos encontrar: vivir de jugar (hacer dinero jugando), ser dueños reales de los activos del juego (armas, personajes, skins) y poder venderlas o regalarlas, seguridad ya que la blockchain es publica e inmutable, e interoperabilidad, que significa que los activos de un juego pueden potencialmente ser utilizados en otro”.

Al correr en la blockchain y al ser un token su moneda principal, los jugadores pueden monetizar su experiencia de juego, es decir, podrían vivir de jugar (sin ser profesionales).

La propiedad real es otra característica que tienen los juegos basados en blockchain. En propias palabras de Nisenson, esto significa que:

“Los usuarios son dueños de todo aquello que adquieren dentro del juego, es decir, si compras un arma, un skin, un personaje, queda en forma de token dentro de tu billetera virtual de Ethereum. Luego con ese token (que representa un skin, un arma o un personaje) el usuario puede hacer lo que quiera, venderlo, o incluso regalarlo. En los ecosistemas cerrados que vemos hoy día, el usuario cuando se aburre de un juego, pierde todo lo adquirido”.

Pero para Nisenson la interoperabilidad y la seguridad son las dos grandes novedades que introducen estos tipos de juegos, y agrega:

“Al ser basado en la blockchain, un juego puede utilizar las armas o personajes del otro, es decir, podrías tener un mismo avatar con una misma espada en varios juegos diferentes. Y al ser una base de datos pública e inmutable, los usuarios pueden controlar que el desarrollador del juego no esté manipulando los datos de manera incorrecta, robándoles dinero o ejerciendo cualquier tipo de corrupción en el sistema”.