A medida que los protocolos de Finanzas Descentralizadas continúan creciendo cada vez más, su infraestructura crece junto a ellos. 

Si bien el valor total del dólar estadounidense asegurado en DeFi alcanzó recientemente un nuevo récord histórico de $4.230 millones de dólares, los problemas de liquidez también han sido un desafío y esto llevó a la creación de fondos comunes de liquidez descentralizados como Uniswap y Balancer. Esos fondos proporcionan liquidez a las plataformas de DeFi mediante contratos inteligentes y ofrecen intereses a los proveedores de liquidez.

El último boom de DeFi se debe en parte a la incorporación de incentivos de recompensa en los préstamos y al rápido aumento de la popularidad del "Yield Farming". El proceso implica que los usuarios jueguen con el protocolo para "extraer" tokens de recompensa moviéndose de un activo a otro que sea más rentable.

Esto parece haber sido impulsado por protocolos de préstamos y créditos como Compound, que recompensa a los prestamistas con tokens COMP, junto con la tasa de interés base en un esfuerzo por mejorar la liquidez. 

En julio, un nuevo fondo de liquidez llamado Yearn Finance tomó protagonismo cuando se acuñaron y distribuyeron 30.000 tokens Yearn (YFI) a los usuarios, según Flipside Crypto.

Distribución de YFI. Fuente: Flipside Crypto

La gobernanza descentralizada y la distribución justa llegan a DeFi

En un esfuerzo por automatizar el proceso del Yield Farming, Yearn.Finance lanzó un conjunto de contratos inteligentes que maximizan las ganancias mediante el cambio automático de los fondos de liquidez según quién sea el mayor pagador. A través de un mecanismo de apuestas múltiples, los usuarios del protocolo de Yearn.Finance también pueden recibir YFI, un token de gobernanza.

Los tokens de gobernanza no dan acceso a los dividendos ni a ningún otro incentivo monetario. En cambio, se utilizan como fichas de votación que permiten a los usuarios decidir colectivamente la trayectoria de la plataforma, lo que la hace verdaderamente descentralizada.

El 17 de julio, el fundador de Yearn.Finance, Andre Cronje, distribuyó todo el suministro inicial de YFI a los usuarios del protocolo en tres fondos de liquidez separados. Sí, esto es correcto. Todo el suministro de YFI fue distribuido y el equipo no se quedó con nada.

Según el equipo que está detrás de YFI, la distribución se llevó a cabo en un esfuerzo por..:

"Renunciar a este control (sobre todo porque somos perezosos y no queremos hacerlo), hemos lanzado YFI, un token de suministro completamente sin valor. Reiteramos, tiene 0 valor financiero. No hay pre-minado, no hay venta, no puedes comprarlo, no, no estará en uniswap, no, no habrá una subasta. No tenemos nada de eso".

En última instancia, la intención de la distribución era delegar los derechos (y responsabilidades) de gobernanza a la comunidad de manera descentralizada y justa, algo que sigue siendo bastante revolucionario para el espacio cripto posterior a las ICO.

¿DeFI está madurando o está en una fase de burbuja?

Desde que apareció en Uniswap, el precio de YFI subió más del 4.000% en un solo día y actualmente está en  $3,674. Cronje le dijo anteriormente a Cointelegraph que "no tiene ni idea" de por qué el precio del token creció tanto, ya que sólo quería "distribuir los derechos de voto".

Así pues, el actual fenómeno de DeFi y Yield Farming recuerda en cierto modo a la locura de las ICO de 2017, en la que se utilizaban tokens sin valor sin razón aparente, e incluso proyectos con nombres como "Useless Ethereum Token" pudieron recaudar sumas considerables de dinero.

Algunos podrían llegar a la conclusión de que la especulación desenfrenada se está apoderando del sector y que la última moda del Yield Farming acabará por tener un impacto negativo desmesurado en todo el ecosistema de DeFi.

Por ejemplo, a mediados de julio, el mecanismo de recompensa de Compound impulsó el precio de Basic Attention Token (BAT) a niveles irracionales antes de que COMP modificara dicho mecanismo.

Si bien esta es una preocupación válida, los fondos de liquidez parecen estar añadiendo valor y aumentando la utilidad de numerosas plataformas de DeFi. 

El hecho de que YFI y un número cada vez mayor de tokens de gobernanza sean operados plenamente por sus comunidades de representantes constituye indiscutiblemente un paso adelante positivo, ya que esto democratizará aún más el espacio cripto y preservará las ideas descentralizadas sobre las que se construyó todo el sector.

Sigue leyendo: