Australia: expertos dicen que la oficina de impuestos está en 'sendero de guerra' contra inversores en criptos

Expertos en impuestos australianos han confirmado que la Oficina de Impuestos de Australia (ATO, por sus siglas en inglés) está tomando medidas enérgicas contra los inversores de criptomonedas este año, informó el viernes 15 de junio el noticiero local The New Daily.

La ATO había dicho a principios de marzo que utilizaría una combinación de coincidencia de datos y "comprobaciones de identificación de 100 puntos" para encontrar criptoinversionistas en esta temporada de impuestos, así como la utilización de tratados impositivos bilaterales y acuerdos AML (antilavado de dinero) para identificar aún más inversores de la criptoesfera tradicionalmente anónima.

Según Liz Russell, una agente tributaria de alto nivel en Etax.com.eu, la ATO está en el "sendero de la guerra" para asegurarse de que todos los criptoinversores paguen la cantidad correcta adeudada en impuestos, y se "duplique con su tecnología de coincidencia de datos" para asegurar que los australianos estén pagando los impuestos adeudados a través del comercio de criptomonedas".

Dado que la ATO trata a las criptomonedas como activos -habiendo finalizado su sistema de doble tributación para la criptomoneda el año pasado- las ganancias obtenidas al vender criptomonedas en Australia están sujetas a las disposiciones sobre impuestos a las ganancias de capital.

Todas las declaraciones de impuestos en Australia cubren el año fiscal del 1 de julio al 30 de junio y vencen el 31 de octubre si las personas hacen sus propios impuestos, señala el sitio web de la ATO.

Bitcoin (BTC) saltó a $20 000 en diciembre del año pasado, desde entonces ha ido cayendo a alrededor de $6 554 al cierre de esta edición, los criptoinversionistas han tenido la oportunidad tanto de ganar cuanto de perder dinero mediante las ventas de criptos. Russell señala que esto significa que una pérdida derivada de una venta de criptos debe deducirse de cualquier ganancia obtenida en la venta de otros activos, incluidas criptomonedas, acciones o propiedades de inversión.

La excepción a la regla es si un criptoinversor usa criptomoneda para pagar artículos para uso personal, como en lo que pronto será el primer aeropuerto criptomoneda del mundo en Brisbane.

News.com.au cita a Mark Chapman, director de comunicaciones tributarias de H&R Block Australia, confirmó la represión tributaria de criptomonedas:

"La ATO está realmente viendo esas [criptomonedas] como una gran área de riesgo, porque es nueva y la gente no comprende las implicaciones tributarias".

A mediados de marzo, la ATO emitió una advertencia sobre un nuevo tipo de estafa que involucra a personas que pretenden trabajar para la ATO con el fin de cobrar los pagos de impuestos fraudulentos a través de criptomonedas para su beneficio personal. A fines de marzo, la ATO también se había puesto en contacto con el público para obtener asesoramiento sobre las obligaciones tributarias de las criptomonedas, y citó el creciente interés público como el motivo de la consulta.