Bielorrusia: High Tech Park lanza una "Regulación completa y legal" para las criptomonedas

El High-Technologies Park de Bielorrusia (HTP), una zona económica especial nacional que contribuye al negocio de TI, ha establecido las reglas para el funcionamiento del mercado de criptomonedas en el país, según documentos publicados por HTP el 30 de noviembre.

Los documentos reglamentarios definen los requisitos para los distintos tipos de negocios relacionados con las criptomonedas y las Ofertas Iniciales de Monedas (ICO), ya que el año pasado ya se habían firmado las normas generales para la regulación de la industria -Decreto No. 8 "Sobre el Desarrollo de la Economía Digital"-.

El HTP, comúnmente conocido como el Valle del Silicio de Bielorrusia, era responsable de establecer las reglas bajo las cuales la industria de criptomonedas sería regulada en el país. Hoy, el HTP ha publicado cinco documentos: "Requisitos para solicitantes", "Requisitos para operadores de criptoplataformas", "Requisitos para operadores de oficinas de bolsas de criptomonedas", "Requisitos para operadores de ICO" y "Requisitos para normas de control interno".

Ahora que estas reglas han sido aceptadas, forman "una regulación legal completa de la criptomoneda en Bielorrusia", según los informes de la agencia local de noticias bielorrusa Dev.by. Tambien dice:

"Las actividades de criptomoneda de los residentes de HTP recibieron un apoyo legislativo completo del regulador. La administración de HTP, junto con el Banco Nacional, el Departamento de Seguimiento Financiero del Comité de Control del Estado, expertos internacionales y otros organismos, recopilaron y firmaron todos los documentos necesarios".

En la primavera, el gobierno de Bielorrusia calificó la digitalización de la economía nacional de "máxima prioridad", debido a su capacidad para transformar "la economía, la administración pública y los servicios sociales", como informó Cointelegraph el 16 de mayo.

Anteriormente, este otoño, el viceministro de Relaciones Exteriores de Bielorrusia declaró que Bielorrusia pretendía establecer relaciones con inversionistas surcoreanos interesados en las tecnologías de la tan apodada "cuarta revolución industrial", centrándose en la inteligencia artificial (IA) y la blockchain, escribió Cointelegraph el 6 de septiembre.