La autoridad fiscal belga en busca de los contribuyentes que usan intercambios extranjeros de criptomonedas

La Inspectoría Fiscal Especial belga (STI) está buscando individuos belgas que hayan invertido en criptomonedas en intercambios extranjeros, informó el noticiero local De Standaard el viernes, 2 de marzo.

Tras recibir información de las autoridades finlandesas de que varios contribuyentes belgas habían estado comercializando en intercambios de criptomonedas fineses, la STI comenzó a investigar los casos de tres belgas implicados, con un cuarto archivo cerrado como un “no aplica caso,” escribió The Brussels Times.

Según una norma introducida el año pasado en Bélgica, los cripto especuladores están obligados a pagar un impuesto de 33% sobre las utilidades de criptomonedas, presentado en la sección de "ingresos varios" en la forma del impuesto.

Debido a la naturaleza anónima de plataformas comerciales de criptomonedas, De Standaard escribe que la norma fiscal para las divisas virtuales ha sido difícil de aplicar. Sin embargo, la STI planea seguir el ejemplo del Servicio de Rentas Internas norteamericano (IRS), que obligó legalmente al intercambio y monedero de criptomonedas estadounidense Coinbase a entregar la información de alrededor de 13 000 clientes para fines de aplicación de impuestos.

Las autoridades fiscales belgas intentarán utilizar el tratado de doble imposición entre Bélgica y Estados Unidos como una forma de obtener información acerca de posibles usuarios belgas de Coinbase, según De Standaard. La STI también planea enviar solicitudes de información similares a criptointercambios, para averiguar en general si algún contribuyente belga es cliente.

Francis Adyns, representante de Finanzas FPS, un Servicio Público Federal de Bélgica, le dijo a De Standaard:

“Se investigará si se puede pedir un asunto similar como ese del IRS [...] Hay muchos otros sitios web que negocian en bitcoins y muchas otras criptomonedas. Todos los sitios web conocidos en este dominio pueden contar con nuestra atención explícita.”

Si bien el IRS había pedido inicialmente Coinbase que entregara información sobre todos sus usuarios, un caso judicial entablado por Coinbase decidió en noviembre de 2017 que solo la información sobre los usuarios de "un elevado volumen" tenía que ser entregada al IRS.