Los grandes bancos no están felices de cubrir los

En las próximas dos semanas, la CBOE y el CME abrirán el camino para inversores institucionales con el lanzamiento de la negociación de futuros de Bitcoin en los mercados.

Es difícil predecir qué sucederá cuando los vendedores en corto ingresen al mercado, pero parece que algunos de los bancos más grandes del mundo no están tan interesados en que se los responsabilice por el riesgo que conlleva.

Tras recibir la aprobación de la Commodity Futures Trading Commission, las dos plataformas de negociación serán las primeras en ofrecer opciones especulativas sobre la moneda virtual. El Nasdaq hará lo mismo el próximo año, y otros planean su entrada.

Lo que está muy claro es que los grandes de la industria bancaria y financiera están observando muy de cerca, ya que la capitalización bursátil de Bitcoin superó los $ 200 mil millones con su récord de $14,000 al final del miércoles.

Según el Financial Times, una serie de grandes bancos están preocupados por el lanzamiento de futuros de Bitcoin, citando la extrema volatilidad del mercado.

Queja formal

El grupo lobby, The Futures Industry Association, presentará una queja formal esta semana, alegando que la introducción del futuro de Bitcoin no siguió el debido proceso de participación pública y transparencia.

Según la carta del grupo de presión publicada por el FT, la CBOE y el CME acordaron operar bajo un régimen de autocertificación y se les dio el visto bueno sin que los reguladores hicieran aportaciones.

Parte de la carta cita serios riesgos financieros para los bancos:

"Estos novedosos productos no se alinean con los riesgos potenciales que subyacen en sus operaciones y deben ser revisados. También es de nuestro entendimiento que no todos los comités de riesgos de los intercambios relevantes fueron consultados antes de la certificación para lanzar estos productos."

Grandes preocupaciones de los bancos

En pocas palabras, los operadores de futuros podrían estar en riesgo de una posible caída, ya que son responsables de resolver el riesgo si un contrato se va al sur.

El margen de un contrato es administrado por una cámara de compensación, que es básicamente el intermediario entre las dos partes de un contrato futuro. Si una de las partes incumple, la cámara de compensación sirve como red de seguridad.

La razón por la cual algunos grandes bancos están preocupados es porque financian parcialmente estas oficinas de compensación, lo que significa que tienen parte del riesgo asociado con los contratos de futuros.

Sin embargo, algunos corredores están listos para comenzar a operar la próxima semana. El director de Wedbush Futures, Bob Fitzsimmons, dice que sus clientes son lo primero.

"Podríamos sentarnos durante horas y tener un debate filosófico sobre Bitcoin y su legitimidad y usos, pero nuestro trabajo es dar servicio a nuestros clientes."


Síganos en Facebook