Bitcoin en tiempo real: El Colegio Imperial de Londres nos enseña cómo funciona

El Colegio Imperial de Londres (Imperial College London) es una de las instituciones universitarias de mayor calidad en Reino Unido y en todo el mundo. Fundado por el Príncipe Alberto en 1907, el instituto está organizado en escuelas de medicina, ciencia, ingeniería y negocios. Esta última fue abierta por la Reina Elizabeth en el 2004.

Impulsada por el reconocimiento de la realeza británica, el colegio ha dado a la humanidad importantes descubrimientos como la penicilina, la holografía y la fibra óptica; además de numerosas aplicaciones de la ciencia y la ingeniería a diversos sectores industriales.

Siempre a la vanguardia en la investigación de las tecnologías emergentes, Bitcoin y las criptomonedas no podían ser la excepción. Es por ello que el Colegio Imperial de Londres ha dispuesto del Observatorio de Datos KPMG como espacio para observar en tiempo real el funcionamiento de la red Bitcoin.

Dotado con 64 monitores instalados en forma circular que son controlados por 32 ordenadores, dicho laboratorio de datos es uno de los más grandes en toda Europa y permite analizar en un ambiente multidimensional bancos de datos para aplicaciones académicas e industriales. Respecto al Bitcoin, el observatorio muestra diversas visualizaciones de las transacciones realizadas en la blockchain de Bitcoin en tiempo real y a través de su historia.

Dando una vuelta por el observatorio

A través de una publicación del estudiante de postgrado Harry Petit, quien tuvo la oportunidad de conocer a Dan McGinn, la mente maestra del proyecto de exponer Bitcoin en el Observatorio de Datos KPMG, podemos recrear con el poder de las palabras cómo es la experiencia al dar un recorrido circular de 313 grados con visualizaciones dedicadas exclusivamente a Bitcoin.

El observatorio circular está dividido en varios segmentos, donde cada uno presenta distintos datos de Bitcoin como transacciones, bloques, adopción global de la tecnología, entre otras. En la visualización de transacciones, cada una de ellas se muestra como una línea entre un "comprador" y "vendedor", con grandes comerciantes del ecosistema de Bitcoin que brotan varias líneas a la vez en todo el mundo.

Además, el observatorio del Colegio Imperial de Londres es capaz de revelar por las formas que se producen en la pantalla, cuál de los actores participantes en las transacciones eran "humanos" y cuales operaciones fueron realizadas a través de un programa de ordenador.

Una de las imágenes que más llama la atención del observatorio, es una donde miles de transacciones se conectan entre ellas y van dibujando un recorrido parecido a una serpiente. Según McGinn, esta es la representación correspondiente al ataque de spam que recibió la red de Bitcoin durante el año pasado.

Imagen en el Observatorio de Datos KPMG

Bitcoin y las criptomonedas en el ámbito educativo

Las nuevas tecnologías siempre tardan en llegar a la sociedad de forma masiva. Aun así, el proceso de prueba y difusión por parte de los early adopters siempre es crucial. Si bien Bitcoin ya posee más de 6 años de vida y su adopción ha crecido de forma importante en diversos sectores de la industria, el conocimiento de nuestras sociedades respecto a esta tecnología sigue siendo insuficiente.

El Colegio Imperial de Londres no es la primera casa de estudios de ciencia y tecnología que se enfoca en la investigación e instrucción sobre Bitcoin, las criptomonedas y tecnología blockchain; otras casas de estudio como las Universidades de Stanford, Princeton y el MIT en Estados Unidos; el instituto universitario FIAP en Brasil, la Escuela de Ingeniería “Leonardo Da Vinci” en París y la Universidad Pompeu Fabra en Barcelona, entre otras; han introducido cursos dentro de sus programas de estudio para concientizar a sus respectivos estudiantes y comunidades sobre esta tecnología.

No obstante, la iniciativa de esta institución británica resalta debido a la envergadura del proyecto tecnológico que está ejecutando con la finalidad de ofrecer una herramienta educativa de gran impacto, con la cual el público interesado puede experimentar el funcionamiento de Bitcoin en gran parte de toda su amplitud.

La importancia de incluir Bitcoin y las criptomonedas de alguna forma en los programas educativos, de cualquier nivel, yace en proveer a las futuras generaciones de información actualizada de una de las tecnologías más innovadoras y revolucionarias que la humanidad ha creado.