Bitcoin con los ojos puestos en los 10,000

Bitcoin (BTC) la moneda descentralizada creada por Satoshi Nakamoto ha tenido un mes de excelente rendimiento posicionándose como el tercer criptoactivo con mejores beneficios en los últimos 30 días, justo por debajo de Bitcoin Satoshi Vision (BSV) y Litecoin (LTC). Actualmente su capitalización de mercado es de USD 165 mil millones con un volumen reportado las últimas 24 horas de USD 20 mil millones y un volumen entre los 10 principales exchange de USD 1.19 mil millones según Messari.

 

De lado fundamental, la red de mineros es la que permite contar con un protocolo seguro y descentralizado, lo que conlleva a que su rentabilidad tenga consecuencias importantes dentro de la cadena de BTC. Los factores que influyen en la rentabilidad minera abarcan desde el precio, tiempos de bloque, dificultad, recompensa por bloque y tarifas de transacción.

Tanto la tasa de hash como la dificultad de la red han estado subiendo constantemente desde comienzo de año. El crecimiento ha sido tal que 16 de junio Bitcoin batió récords al alcanzar los 61,76E en poder total. Este aumento (tanto en el poder minero como su dificultad) puede estar ligado a una serie de factores que involucran; la integración de nuevos equipos con mayor capacidad de procesamiento, una reducción de la recompensa prevista en 341 días, el aumento sostenidos en los precios de Bitcoin y una reducción en los costos de electricidad desde las principales granjas mineras en la República Popular China.  

Sigue leyendo: ¿Cómo minar criptomonedas? Minar Bitcoin en la nube, con tu PC y más

La abundancia hidroeléctrica durante las temporadas de lluvias en China que van desde de abril hasta octubre, traen consigo una disminución importante en las tarifas eléctricas de provincias con altos porcentajes de participación minera. La disminución de los costos eléctricos puede alcanzar hasta los 0,04 centavos / KWh, convirtiendo a casi todos los ASIC rentables, con excepción de los equipos fabricados en el 2014. Actualmente los Hardware mineros más rentables son: ASICminer 8 Nano Pro, Bitfury Tardis, Bitmain Antminer S17 y Innosilicon T3 + 52T.

Como consecuencia de unos costos eléctricos baratos, unas opciones de equipos más potentes y el precio de Bitcoin repuntando, el proceso de minería de se vuelve cada vez más rentable y atractivo para los inversionistas. Si a estos factores se le agregas la reducción del 50% de la recompensa por bloque para mayo de 2020. El resultado final será una mayor cantidad granjas mineras agregando potencia a la red con la finalidad de aprovechar las recompensas actuales.

La dificultad de la red se ajusta hasta +/- 25% después de que se hayan confirmado el bloque 2016. Los tiempos promedio de bloque son actualmente menores a los 10 minutos, con un aumento en la dificultad proyectada en un 1,38% para los próximos 11 días.

 

 

En otro sentido, las transacciones por día en la red Bitcoin (línea roja) se han visto en constante aumento desde junio de 2018, alcanzando un tope en las 450.000 transacciones por día en el mes de mayo, apenas por debajo de las 500.000 registradas a finales de 2017.

El valor de transacción promedio en USD (relleno en el gráfico) también ha estado experimentando un incremento en sus valores desde enero de este año. Trasladándose de unos USD 7.000 a unos 23.000 USD por transacción. Aunque el valor promedio de transacción está muy por debajo de su máximo de USD 86.0000, un incremento tanto en el valor promedio como en el número de transacciones por días indican un uso y una exigencia mayor a la cadena de BTC.

Las salidas por día es una manera acertada de medir la actividad económica de redes como Bitcoin. Estás, en ocasiones pueden ser más precisas que las mismas transacciones por día. Dado que una transacción puede incluir múltiples salidas, la cantidad de salidas totales suele ser relevante a la hora de medir el potencial de una blockchain.

Sigue leyendo: Análisis de precio semanal de las principales 10 criptomonedas

Los grandes jugadores en el espacio utilizan el procesamiento por lotes (proceso en el cual se efectúan pagos a múltiples destinatarios con una sola transacción) para reducir así las tarifas generales. Para este momento las salidas por día se encuentran en las 950.000, cerca de sus máximos histórico de 1.100.000 reportado a finales del 2017/principios del 2018.

 

 

El tamaño promedio del bloque (relleno en el gráfico) ha aumentado sustancialmente desde mayo del 2018 cerca de su máximo de 2,2 MB. En gran medida influenciado por las transacciones de Veriblock, que para su momento lograron abarcar más del 30% del total de transacción de BTC. Sin embargo, ese porcentaje se ha visto disminuido en los últimos meses como consecuencia de la finalización de su periodo de prueba. A pesar de que un aumento en el tamaño del bloque sugiere un uso mayor de la cadena, no ha sido el único factor en respaldar tal afirmación.

Siguiendo esa misma corriente, las tarifas de transacción promedio (línea en el gráfico) también han visto un incremento considerable del 900% desde mediados de febrero, ubicándose para el momento en los USD 2,2. Más allá del aumento, las tarifas siguen cotizándose muy por debajo de su máximo de USD 62 que se alcanzó a fines de diciembre de 2017. 

 

El aumento en la escalabilidad de Bitcoin mediante a soluciones de segunda capa como la Lightning Network (LN) permiten que una mayor cantidad de transacciones se efectúen fuera de la cadena principal reduciendo drásticamente el peso y las tarifas de la red. No obstante, actualizaciones como Segwit conceden un tamaño de bloque más grande que permite a Bitcoin almacenar una mayor cantidad de transacciones.

Sigue leyendo: RIF Labs lanza una solución de escalabilidad de tercera capa capaz de procesar hasta 5,000 TPS

La implementación de Segwit ha sido fundamental en la escalabilidad de la criptomoneda y actualmente representan el 40% de todas las transacciones de la cadena. Si bien esto es un gran rango de participación, todavía falta que grandes exchange como Coinbase o Bitmex comiencen cuanto antes a implementar estas herramientas para un uso consciente de la cadena a favor de tarifas más bajas. A medida que se vayan propagando las soluciones de escalabilidad en Bitcoin será cada vez más común observar costos transacción más pequeños.

 

 
Por otro lado, el volumen de la red (línea discontinua) vs el valor total de la cadena (línea continua) muestra un crecimiento poco sustentable a largo plazo. Cuando una tendencia es alcista el volumen que tramita la red debe ser siempre mayor al valor total de esta (capitalización de mercado) ya que refleja un crecimiento orgánico bajo los parámetros de usabilidad y actividad económica del proyecto. En las tendencias bajista este volumen siempre suele estar por debajo del valor total, a medida que el precio del activo va disminuyendo, la actividad en la cadena va incrementado hasta un punto de emparejamiento. Finalizado  el ciclo anterior y dando comienzo a un nuevo crecimiento orgánico.

Para este momento el volumen dentro de la cadena de bloques de Bitcoin está por debajo de su valor total, lo que indica que el precio puede estar creciendo en su gran mayoría por motivos especulativo. Esto pudiese ameritar que el activo efectúe un retroceso pronunciado hasta que se alcance el punto de emparejamiento.

 

 

 

 

El valor de la red de Kalichkin a 30 días en relación con las transacciones en la cadena (NVT) parece haber encontrado un tope cerca del punto 34, uno de los valores más altos desde 2013. Un NVT alcista debe interpretarse como una señal bajista para el precio, debido a que denota un activo sobrevalorado en función a su uso y actividad económica.

En este momento el NTV de Bitcoin se encuentra orbitando el punto 28 con síntomas de reducción progresiva. Si se compara los valores actuales con tendencias alcistas anteriores, los resultados arrojaron un rango por debajo de los 20.  Es importante destacar que el NTV de Kalichkin no tiene en cuenta la inflación ni el uso de transacciones fuera de la cadena, lo disminuye el índice general del NVT.

Las direcciones activas (DAA) acaban de superar el millón el pasado 14 de junio. Los datos muestran que los valores actuales superaron a los vistos el 19 de enero de 2018, sugiriendo una mayor demanda. Aunque las direcciones no se pueden borrar o eliminar, un aumento sostenido sugiere una mayor demanda del activo. Del mismo modo, las DAA también pueden verse disminuidas o estancadas a medida que los protocolos de segunda capa comienzan a propagarse en todo el ecosistema.

 

 

Análisis técnico

La acción del precio de BTC ha estado marcado por un ciclo de volatilidad acompañado por fuertes incrementos en el valor del activo desde mediados de febrero. En este mismo contexto, el interés creciente del área institucional como Bakk y Fidelity, el efecto Facebook, la intensificación de la guerra comercial entre Estados unidos y China y los fuertes índices inflacionarios en países como Argentina y Venezuela han llevado a Bitcoin a un aumento del 189% desde sus mínimos locales establecidos a mediados de diciembre de 2018.

A medida que el precio sube los mapas de ruta para definir los puntos claves se pueden encontrar mejor en marcos de tiempo más altos. El uso de patrones gráficos, Promedios móviles exponenciales (EMA), Osciladores, Ichimoku, puntos pivotes, Fibonacci y volúmenes históricos pueden determinar de forma más precisa el estado del activo y de su precio.

En cuanto a la Nube Ichimoku, hay cuatro métricas clave para determinar el estado de una tendencia; el precio actual en relación con la Nube, el color de la Nube (rojo para bajista, verde para alcista), Tenkan (T) y Kijun (K) que representan la línea azul y roja, y el Intervalo de retraso.

En la temporalidad semanal, todas las métricas se encuentran en su fase bajista: el precio está por debajo de la nube, la nube es bajista, el cruce del TK es bajista y el intervalo de retraso está por encima del precio, pero por debajo de la nube. Para este momento el área plana de la nube entorno a los USD 10.200 simboliza la media del rango y por lo general representa una zona de atracción para el precio. Cualquier retroceso una vez alcanzado los 10.000 deberá encontrar soporte en la órbita del Kijun, actualmente USD 6.500.

Los puntos con convergencia de indicadores como los pivotes mensuales, el historial de volumen y el Ichimoku en lugares de liquidez como los USD 6.500 y los USD 10.000 reafirman las áreas de soporte y resistencia.

En otro sentido, los patrones de velas en marco de tiempos altos suelen ser bastantes confiables para indicar la dirección del precio. Hace dos semanas Bitcoin cerró con una vela roja bastante marcada, precedida la semana siguiente por un patrón de vela envolvente alcista, sugiriendo una invalidación de la bajada anterior y una continuación de la tendencia actual.

Este tipo de patrones se suelen ver en todo los escenarios de cualquier tendencia dada (tanto alcista como bajista), siendo los casos bajistas los más obvios en semanas que involucran las fechas del 7 de mayo, 30 de julio, 3 de septiembre y 12 de noviembre de 2018.

 

En el gráfico diario, el precio al contado en relación a su promedio móvil de 50 (línea verde) y 200 días (línea roja) siempre representan puntos importantes en cualquier tendencia dada. Después de una ruptura del EMA de los 200 periodos el 2 de abril, el precio continuó su crecimiento meteórico prácticamente sin ninguna resistencia. Los movimientos provenientes de fuertes etapas de compra o venta que distancia el precio del EMA de 200 están caracterizados por presentar síntomas de sobrecompra y al tiempo suelen retornar al punto del indicador (círculos morados en el gráfico). Para este momento el EMA 200 se ubica cerca de los USD 6.100. Por otro lado, el EMA de 50 días actualmente está en los USD 7,600 muy cerca del punto pivote anual, ambos indicadores deberían de servir como soporte en caso de cualquier retroceso por parte del precio. Tanto el rango del EMA 200 como del 50 son respaldado por perfil de volumen de rango visible (VPVR) que muestra un gran tramo de volumen histórico entre los USD 6.300 y USD 6.500, con nodo más pequeño  pero de igual importancia en los USD 8.000.

Desde hace algunas semanas tanto el volumen como RSI (no se muestra en el gráfico) han venido marcando síntomas de agotamiento alcista con divergencias bajista presentes en altas temporalidades. De manera paralela, el interés abierto largo/corto en Bitfinex (panel superior, gráfico a continuación) es actualmente neto a corto con una participación del 52%. Con una ratio de long/short de Bitfinex por debajo del 1 (siendo su máximo 1,5 en los últimos dos meses) cualquier movimiento al alza pudiese verse exagerado a medida que las operaciones en corto se ven obligadas a cerrar para evitar una posible liquidación, esto se le conoce como un short squeeze.   

 

En el gráfico de 12 horas,los patrones de gráficos de hombro, cabeza, hombros (HCH) representan patrones de gráficos de reversion. Idealmente, el patrón tiene una línea de soporte o resistencia horizontal obvia (neckline), que también puede presentarse como una diagonal.                                                                  

Las características distintivas de un HCH incluyen una serie de tres mínimos extremos, con el segundo bajo que supera el primero y al tercero. Ambos hombros deben alcanzar el mismo precio o por lo menos aproximarse. Si bien estas son señales de reversión, una ruptura por encima de alguno de los hombros invalidará automáticamente el patrón dando paso a una continuación de la tendencia.

En el caso de Bitcoin ocurrió algo similar, con una invalidación de la estructura gráfica después de la ruptura de los 8200-8300 que culminó en un impulso alcista con proyección próximo al nivel 1.6 del Fibonacci o lo que es igual a los  USD 10.000, donde también convergen el R1 del pivote mensual.                                          

Por último, el precio de Bitcoin y la emisión de Tether han tenido una estrecha relación que se remonta a dos años atrás. Desde el rally del 2017 se le ha acusado a Tether de crear condiciones inflacionarias entre el par BTC/USDT similares a las implementadas por los bancos centrales. Dado que USDT representa el 80% del volumen total negociado de Bitcoin convirtiéndola en la stablecoin líder, el circulante de la moneda estable tiene fuertes implicaciones en el valor del activo.

Desde el año pasado y parte de este año el circulante de Tether se ha anticipado a los movimientos del precio de Bitcoin (circulos morados). Con Tether rompiendo sus máximos históricos con un circulante de 3.5 mil millones de UST y una tesorería emitiendo cada vez más suministro, el alza para Bitcoin parece inevitable. 

                                                  

Conclusión

En los fundamentos de la minería han mostrado señales de crecimiento y de mejores rendimientos para los inversionistas, llevando a Bitcoin a alcanzar nuevos máximos en su hashrate. Mientras la tendencia de Bitcoin siga al alza, en combinación con equipos más potentes y tarifas eléctricas más barata, la incorporación de poder de hashs a la red ira en aumento.

Aunque las transacciones han disminuido ligeramente desde sus máximo locales, las direcciones activas diarias retornan el millón y el tamaño de bloque regreso a sus valores records. No obstante, las tarifas de la red se han incrementado sustancialmente, pero siguen estando muy por debajo de sus máximos históricos, a medida que cada vez más intercambios concienticen para el uso de herramientas que generen menos tráfico en la red, las tarifas por transacción deberían comenzar a bajar otra vez.

A pesar del positivismo, el volumen de la cadena sigue estando por debajo del valor total de esta, lo que sugiere que el crecimiento fue respaldado en su gran mayoría por la especulación y no por una usabilidad o actividad económica de la red. Otros indicadores, incluyendo NVT, también muestra una probabilidad cada vez mayor de un retroceso pendiente por parte del precio.

Si bien es cierto que la tendencia es fuertemente alcista, los datos técnicos en marcos de tiempos más altos muestra signos sutiles de una continuación de la tendencia, pero con una disminución en el poder de compra. Las divergencias planteadas en el volumen y el RSI reafirma que los toros estas perdiendo fuerza en su carrera de llevar a Bitcoin cerca de los USD 10.000. Los soportes y resistencias clave basándose en la confluencia de indicadores señalan el área entre los 10.000 y 10.200 como zonas de fuerte resistencia para el precio. Cualquier retroceso encontrará soporte cerca de los 7600-8000, de efectuarse una ruptura de este punto, la corrección siguiente pudiese llevar el precio a la zona estructural entorno al EMA 200 y el perfil de volumen histórico entre los USD 6500. Por otro lado, la creciente participación de largos y la emisión de USDT a toda marcha podrían seguir agregando gasolina al cohete de Bitcoin.

Las opiniones expresadas aquí son las del autor y no representan necesariamente las opiniones de Cointelegraph.com