El precio de Bitcoin (BTC) tiene casi garantizada una caída de precio si una métrica de sentimiento es correcta sobre el estado del mercado.

El 19 de noviembre, con el par BTC/USD en USD 17,500, el Índice cripto de Miedo y Codicia llegó a 94, casi igualando su pico histórico de 95 puntos sobre 100 el 26 de junio de 2019.

Índice de miedo y codicia. Fuente: Cointelegraph Markets, Digital Assets Data

Miedo y Codicia llega al "más codicioso" en 17 meses

Utilizado en múltiples estimaciones del sentimiento de los inversores, Fear & Greed o Miedo y Codicia ofrece una puntuación normalizada de 100 para medir qué tan sobrecomprados o sobrevendidos están realmente los mercados de criptomonedas. Cuanto más cerca de 100, más posibilidades de que el mercado retroceda.

Fuertemente ligado a la acción del precio, el Índice ha logrado definir los precios máximos con considerable precisión desde su inicio a principios de 2018.

“El comportamiento del mercado de criptomonedas es muy emotivo. La gente tiende a volverse codiciosa cuando el mercado está subiendo, lo que da como resultado FOMO (miedo a perderse algo)”, explican los desarrolladores en el sitio web oficial de la métrica.

“Además, la gente suele vender sus monedas en una reacción irracional al ver números rojos. Con nuestro Índice de Miedo y Codicia, intentamos salvarte de tus propias reacciones emocionales exageradas".

A fines de junio del año pasado, el índice alcanzó su nivel más alto de su historia, 95/100, y al cierre de esta edición el jueves, el récord era solo un punto más alto que las lecturas actuales.

Gráfico histórico del índice cripto de Miedo y Codicia. Fuente: Alternative.me

Mientras tanto, el analista de Cointelegraph Markets filbfilb destacó una estructura de mercado "muy similar" entre 2020 y 2019.

¿Pueden los grandes actores evitar una caída?

Como informó Cointelegraph, una serie de gráficos que rastrean la actividad del mercado de Bitcoin han alcanzado picos históricos esta semana, con un impacto decididamente más alcista.

En términos generales, los analistas no han calificado la actual tendencia alcista como demasiado apresurada, dada su naturaleza "orgánica", en palabras del estadístico Willy Woo, en comparación con picos históricos en 2017.

En principio, argumentan Woo y otros, los grandes actores están comprando la oferta este año, mientras que los aficionados y los especuladores permanecen al margen.

Esa perspectiva se ve corroborada por datos que muestran una gran cantidad de monedas que salen de los exchanges para almacenamiento en frío y otras carteras a largo plazo, así como la actividad de compra de ballenas.

Sigue leyendo: