Los estafadores de Bitcoin están "cansados" de las criptomonedas y se centran en las tarjetas prepagadas

Un nuevo estudio sugiere la posibilidad de que los estafadores de Bitcoin (BTC) estén abandonando la criptomoneda para concentrarse en extorsionar mediante el uso de tarjetas de débito prepagadas.

La empresa de ciberseguridad Kaspersky Lab, que reveló sus hallazgos en una entrada en su blog el 16 de diciembre, destacó la tendencia creciente en Brasil como ejemplo del nuevo gusto de los hackers por las tarjetas prepagadas.

El atractivo internacional de las tarjetas prepagadas

Específicamente, la estafa de la llamada "sextorsión" —exigiendo que la víctima pague para evitar que la información sobre su vida privada se haga pública— se orienta a las tarjetas Acesso en el país. 

"Las tarjetas de débito en este esquema particular de sextorsión —tarjetas Acesso— se venden en Brasil y funcionan con el sistema Mastercard", explica Kaspersky. Debido a ello, el dinero obtenido de las tarjetas puede gastarse en cualquier lugar donde se acepte Mastercard. La publicación continúa diciendo que: 

"Una de las características de estas tarjetas es que son utilizables no solo en Brasil, sino también a nivel internacional. Tal vez esa sea la característica que más les interesa a los ciberdelincuentes en cuestión".

Dos fotos para robar fondos

La estafa de Acesso funciona mediante el envío masivo de correos electrónicos falsos, que indican a los destinatarios que compren una tarjeta de prepago en una tienda, la carguen con fondos y fotografíen ambos lados. Con la representación visual de la tarjeta, los hackers pueden gastar los fondos.

El que esta tendencia lleve finalmente a una pérdida total de interés en el uso de Bitcoin entre los estafadores, aún está por verse.

"Todavía es demasiado pronto para decir si las tarjetas de débito prepagadas sustituirán al bitcoin como la nueva moneda de rescate preferida, o si esos mensajes son la excepción y no la regla", añade Kaspersky.

Mientras tanto, los delitos relacionados con criptomonedas siguen siendo una amenaza importante para los usuarios de Internet. En su último resumen anual de nuevas amenazas, Kaspersky identificó un total de más de 2.2 millones de dispositivos que han sido atacados por malware de minería desde noviembre de 2018.

No dejes de leer: