Bitcoin se mantiene firme ante la tercera guerra mundial

La reciente tensión entre los EE.UU. y Corea del Norte ha jugado su parte en el mercado global, sacudiendo algunas de las principales clases de activos. Sin embargo, al no estar vinculado ni controlado por ninguna fuerza centralizada, el Bitcoin no fue afectado por la noticia.

Las acciones estadounidenses sufrieron una gran caída de la noche a la mañana, dejando sus aguas tranquilas y cayendo un 1%. Las acciones en el Reino Unido y Europa también bajaron más del 1%.

Firme y creciente

La naturaleza misma del Bitcoin y parte de su atractivo es que no siente picos de volatilidad causados ​​por la tensión y preocupación del mundo real. La tensión entre las superpotencias nucleares asusta a muchos activos y acciones, pero ha tenido poco efecto en el Bitcoin, ya que su valor aumentó ligeramente mientras que los mercados tradicionales cayeron.

Mientras que la tensión bajó el valor de las acciones por un porcentaje, algo que es de vital importancia en este tipo de activos estables, el Bitcoin se negociaba en torno a su nuevo récord de $3,400.

No sólo el Bitcoin

De hecho, todas las monedas digitales siguieron subiendo y bajando por sus propias razones, totalmente ajenas a lo que está sucediendo a nivel mundial.

El Bitcoin Cash tuvo la mayor caída entre las mayores criptomonedas del mundo, pero eso tuvo que ver más con los usuarios que reportaron dificultad en venderlo, mientras que el "dumping" de esta moneda de bifurcación dura continúa.

El Ethereum, la segunda divisa más grande por Capitalización de mercado, también sentía poca volatilidad mientras que permanecía por encima de los $300.

Diferentes columpios y rotondas

Las criptomonedas son famosas por su volatilidad, pero la no correlación entre el deslizamiento del mercado global y las criptomonedas en su mayoría cuesta arriba muestra que estas formas descentralizadas de moneda no se verán afectadas como los activos tradicionales.