Los sistemas de identificación digital basados en blockchain están encontrando cada vez más usos en el mundo real

Según las últimas estimaciones, generamos alrededor de 2,5 quintillones de bytes de datos cada día. Eso es 2,5 seguido de 17 ceros —o más bien 2,5 billones de millones— un número que es imposible de visualizar de forma intuitiva, pero que sin embargo tiene implicaciones masivas para nuestra privacidad en línea, nuestra seguridad y nuestra capacidad para mantener nuestras identidades digitales bajo nuestro control personal. De hecho, recientes encuestas indican que hasta el 89 por ciento de los consumidores creen que las corporaciones actualmente no están haciendo lo suficiente para proteger sus datos, mientras que más de la mitad de todos los CEO y ejecutivos de C-suite admiten que la mayoría de los consumidores tienen razón al dudar de esto.

Dada la abrumadora escala de este problema, hay pocas posibilidades de que se resuelva de la noche a la mañana. Sin embargo, tal como lo informó Cointelegraph en un análisis el año pasado, surgió un número creciente de plataformas basadas en blockchain con la promesa de hacer que los datos relacionados con la identificación digital sean más manejables. Gracias a la aparición de la tecnología blockchain ahora es posible un nuevo paradigma —la identidad de soberanía propia— que se perfila para proporcionar a los individuos un control directo sobre las 'perlas' de datos y las credenciales que demuestran quiénes son. Organizaciones como la Fundación Sovrin, Bloom y Civic están compitiendo para darse cuenta de este paradigma, mientras que una gama cada vez mayor de instituciones privadas y públicas ahora planean construir sus propios sistemas basados en blockchain.

Hay, entonces, mucha evidencia para indicar que la exageración del 2017 y el 2018 ahora está dando frutos cuando se trata de blockchain y la identidad digital. Sin embargo, por más alentador que sea ver cómo se utilizan realmente las nuevas plataformas basadas en blockchain, la gran profusión de estas plataformas presenta sus propios problemas, en la medida en que podría dificultar el acceso al tipo de sistema universal de identificación digital, las empresas que aparecen en este artículo están trabajando para lograr que la identificación digital y los datos personales no sean aislados.

Puede interesarte: El sistema de identificación digital de Canadá podría utilizar blockchain para proteger la información, dice ejecutivo bancario

Casos de uso

Las plataformas de blockchain y de identificación digital ya han recorrido un largo camino desde el año pasado. Esto es evidente en el número de notables organizaciones que recientemente se han involucrado en el sector. En enero, la plataforma de verificación de identidad con sede en Islandia Authenteq reveló que había asegurado USD 5 millones en una ronda de financiamiento de la Serie A liderada por Draper Associates —que en el pasado había invertido en Tesla, Skype y Baidu—. Ese mismo mes, el director ejecutivo de la Asociación de Banqueros de Canadá (CBA) dijo que estaba investigando favorablemente la idea de usar una solución basada en blockchain como parte del sistema de identificación de banca abierta que planeaba desarrollar.

El 2018 trajo otros ejemplos de interés gubernamental y comercial en la identificación basada en blockchain, incluyendo la Unión Europea, Microsoft, Telefónica y Johnson Controls. En su mayor parte, tal interés no es simplemente el resultado de la novedad de blockchain y la exageración que la rodea, sino más bien del progreso genuino que han hecho una variedad de 'start-ups' y organizaciones en el desarrollo de sus plataformas.

El presidente de la Fundación Sovrin, el Dr. Phillip Windley, explica a Cointelegraph, la identidad autónoma se refiere a las credenciales de identificación que posee y controla la persona que identifican —y en el caso de Sovrin, estas credenciales se recopilan de múltiples fuentes, lo que significa que no hay fuente única centralizada para todas ellos—. "El enfoque de la identidad de Sovrin se basa en la identidad de múltiples fuentes, donde los atributos de identidad están avalados por muchos emisores de credenciales", dice.

"Cualquiera puede convertirse en un emisor de credenciales. Los propietarios de identidades pueden tener credenciales de múltiples fuentes y presentarlas para probar cosas sobre sí mismos. Los verificadores de credenciales determinan en qué credenciales confiarán. Así es como funciona la identidad en el mundo físico. Sovrin lo pone en línea".

No dejes de leer: Alianza de Investigación y Desarrollo Médico amplía el proyecto de cadena de bloques para incluir el intercambio de datos

Desde su lanzamiento a fines del 2016, la Fundación Sovrin se ha expandido y desarrollado rápidamente. Según Windley, la "red Sovrin ahora cuenta con administradores en todos los continentes, excepto en la Antártida", con IBM, Cisco, T-Labs y Swisscom entre los 60 administradores encargados de ejecutar los nodos de validación que hacen que el registro (ledger) de Sovrin funcione.

"Los gobiernos de Columbia Británica y Ontario han creado más de 6 millones de credenciales que representan registros de negocios y licencias para negocios en esas dos provincias", explica, mientras que otro ejemplo proviene del desarrollo de una plataforma para cooperativas de crédito por parte de CULedger, que planea emitir un millón de credenciales en el año que viene.

Otras plataformas de ID basadas en blockchain han experimentado un crecimiento tangible en el último año: Civic firmó asociaciones con Telefónica y varias otras compañías, mientras que Nuggets, con sede en el Reino Unido, recientemente firmó un acuerdo con Lateral Payment Solutions para incluir la identificación descentralizada a la plataforma de pago de esta última. También está la plataforma de identificación de crédito e identificación digital Bloom, que, según el cofundador Ryan Faber, logró avances significativos en el crecimiento de usuarios, ya que su aplicación está atrayendo a grandes organizaciones así como también a usuarios individuales.

“Las grandes corporaciones están mirando hacia Bloom como una solución para préstamos seguros y optimizados. En los últimos meses, anunciamos colaboraciones públicas con American Express Middle East y BMW Financial Services, entre otros”.

Otra compañía que vale la pena mencionar es Lynked.World, una empresa con sede en los Países Bajos que utiliza la cadena de bloques de Ethereum para proporcionar la verificación de identidad, así como la verificación profesional y educativa. En diciembre, produjo el primer certificado de nacimiento basado en blockchain que se emitió en la India, luego de que asegurara una asociación con el gobierno municipal de Calcuta. También tiene alianzas con una variedad de empresas estatales en el país del sur de Asia, como Coal India Limited, Metal Scrap Trade Corporation Limited (MTSC) y West Bengal Forest Corporation Limited, con las que emitirá tarjetas de identificación digitales y reportes de ahorros con el fin de mediar entre los comerciantes locales y los mercados.

Dichos comienzos son todavía relativamente modestos, pero establecer relaciones de trabajo con organizaciones reales es una prueba adicional de que existe un verdadero interés por las soluciones de identificación basadas en blockchain, que son más confiables y seguras que las alternativas preexistentes.

Sigue leyendo: Regulador financiero maltés emite una consulta sobre ciberseguridad para la industria de blockchain

¿Sistemas universales o “aislados”?

Existe la esperanza de que las plataformas basadas en blockchain jueguen un papel cada vez más importante para asegurar la identificación digital y los datos personales en el futuro. Sin embargo, dado que las organizaciones a las que tenemos que demostrar que nuestras identidades están creciendo tan rápidamente como para extenderse a casi todos los rincones de nuestras vidas, está claro que todavía pasará mucho tiempo antes de que los sistemas de identificación basados en blockchain se generalicen. Además, todas las plataformas y compañías que se benefician del sistema actual proporcionarán resistencia adicional, en la que las personas no tienen control sobre sus datos personales.

"Las grandes empresas manipulan los datos, por lo que no están muy interesadas en descentralizar este tipo de información", señala Vlad Dobrynin, CEO y fundador de Humans.net, una red social basada en blockchain para que las personas intercambien habilidades y ayuden directamente. Dobrynin advierte que los datos personales son un mercado altamente rentable y que ninguna empresa o industria se rendiría sin luchar.

"De hecho, hay una enorme industria de datos en la sombra, y vale miles de millones de dólares cada año, que depende absolutamente de la recolección de datos personales y en la que muchas grandes organizaciones venden sus datos. Como tal, habrá resistencia a este nivel y, sin duda, se presentarán muchos argumentos inteligentes sobre por qué la recopilación de datos personales y el "análisis" de datos deben continuar. Sin embargo, en última instancia, depende de los usuarios y de una masa crítica de start-ups que utilicen ID digitales basadas en blockchain para comenzar a cambiar el rumbo".

Como Phillip Windley también argumenta, los efectos de la red serán clave para impulsar la adopción, ya que las nuevas empresas y organizaciones inicialmente tendrán que presionar mucho durante varios años antes de llegar a ese punto de inflexión tan importante donde otros se vean obligados a unirse por temor a quedarse atrás.

"La identidad digital autónoma crecerá de manera similar a otras plataformas con grandes efectos de red: lentamente al principio y luego todas a la vez. La producción utiliza [...] credenciales de uso dentro de un ecosistema: licencias comerciales canadienses, cooperativas de crédito y profesionales de la salud. Esas organizaciones y otras están haciendo el arduo trabajo de hacer que las personas se acostumbren a un nuevo modelo, crear asociaciones y lanzar sistemas. Pero una vez que existen suficientes de forma aislada, la interacción de estas personas comenzará a presionar a otras personas fuera de esos ecosistemas para acepten estas credenciales, o las organizaciones fuera de estos ecosistemas comenzarán a considerar cómo aceptar estas credenciales podría ahorrarles tiempo o dinero".

En este momento, hay en realidad muchos sistemas de identificación basados en blockchain "en forma aislada", como lo expresa Windley. Por ejemplo, existe la plataforma de Linum Labs (recientemente probada por Swiss Federal Railways), la plataforma que ahora está desarrollando la start-up Attest en asociación con Deloitte, y también el sistema de identificación digital para pagos transfronterizos que está construyendo Visa en colaboración con IBM.

Puede interesarte: Ejecutiva de JPMorgan Securities: 'Blockchain aún está lejos de la institucionalización'

En otras palabras, hay una gran cantidad de plataformas que ofrecen servicios muy similares, y la preocupación aquí es que la abundancia relativa de las plataformas de la competencia en realidad pueda impedir que surja un sistema universal de identificación digital. Porque si tienes que usar una plataforma basada en blockchain para demostrar su identidad a la empresa X, y luego otra para el banco Y, y luego otra para la agencia gubernamental Z, entonces claramente todavía no ha salido de un mundo donde la identidad está "aislada", así describe la situación actual Gemalto, con sede en los Países Bajos, (entre otros).

Sin embargo, si bien este es un problema potencialmente grave, las organizaciones que trabajan con la ID basada en blockchain no parecen demasiado perturbadas por la gran cantidad de start-ups y empresas establecidas que se están acumulando en el área. Phillip Windley, por su parte, también cree que las aguas se enturbiarán aún más por el surgimiento de plataformas "basadas en blockchain" que no estén verdaderamente descentralizadas.

"El interés es alentador porque muestra que hay problemas reales aquí en los que, para resolverlos, la gente está dispuesta a gastar dinero. Pero también confunde las aguas. La mayoría de estos sistemas de identificación digital basados en blockchain no son autónomos o de múltiples fuentes. En consecuencia, están perpetuando el antiguo modelo de identidad de una sola fuente que ha fallado en Internet durante los últimos 20 años. No son una identidad descentralizada, como un sistema de identificación de múltiples fuentes, pero están centralizados a pesar del uso de la cadena de bloques. Esto causará confusión en los negocios que son necesarios para lanzar el ecosistema".

La existencia de plataformas de ID digitales basadas en blockchain y, sin embargo centralizadas, puede causar confusión entre las organizaciones y el público en general. Dicho esto, es probable que las ventajas de las mejores plataformas descentralizadas se den a conocer inevitablemente al público en general, por lo que eventualmente surgirán algunas plataformas dominantes, que cuentan con el alcance suficiente para brindar a sus usuarios un único punto de entrada para demostrar su identidad en línea, sin importar con quién estén tratando y qué quieran probar.

No dejes de leer: Credit Suisse completa transacciones conjuntas de fondos mutuos utilizando blockchain

Como explica Ryan Faber, que todavía es positivo sobre la coexistencia de diferentes plataformas:

“Los sistemas de identidad en competencia evolucionarán como respuesta a la demanda del mercado, y aquellos que mejor aborden los problemas de los consumidores eventualmente determinarán la dirección del ecosistema. [Nuestro] estándar es de código abierto y accesible a nivel mundial, pero no creemos que un solo estándar gobierne el mundo. La identidad necesita flexibilidad. Estamos entusiasmados con los esfuerzos multiplataforma para desarrollar soluciones de identidad interoperables y extensibles para hacer realidad las identificaciones digitales".

Y, al menos, incluso si la identificación digital descentralizada permanece comparativamente asilada entre varias plataformas competidoras, tal situación será preferible al marco actual, no basado en cadenas de bloques. Esto se debe a que, como han demostrado los casos de uso y las implementaciones anteriores, la ID basada en blockchain ofrece ventajas reales de seguridad, transparencia y control para los usuarios —ventajas que un número cada vez mayor de personas e instituciones aprovecharán en los próximos años.