Última hora: Nikkei informa que FSA de Japón aprueba licencia de la criptobolsa hackeada Coincheck

Descargo de responsabilidad: en las horas posteriores a la publicación, Monex Group emitió una declaración en respuesta a la cobertura de los medios de la supuesta decisión sobre la aprobación de la licencia de Coincheck. Este artículo ha sido actualizado para incluir esta respuesta.

La Agencia de Servicios Financieros de Japón (FSA) supuestamente ha aprobado una licencia de operación de criptobolsa para la bolsa de criptomonedas previamente hackeada Coincheck. La publicación de noticias en inglés Nikkei Asian Review, enfocada en Asia, reportó la noticia el 19 de diciembre.

Según Nikkei, se espera que a finales de año se publique un anuncio del Consejo Financiero. En particular, en la correspondencia privada con Cointelegraph Japan, el agente de relaciones públicas de Coincheck enfatizaron que "no es un anuncio oficial [de la bolsa] y aún no lo hemos confirmado.”

El propio Grupo Monex emitió una declaración en respuesta al artículo de Nikkei Asian Review, aclarando que la noticia "no se basó en su anuncio":

“Coincheck, Inc. ha sido objeto de revisión para una [licencia] exchange de criptomonedas. Sin embargo, no hay ningún hecho con respecto al registro que se haya determinado. En el futuro, si hay datos relacionados con Coincheck, Inc. que deban ser divulgados, lo haremos de manera oportuna y apropiada".

Como se informó anteriormente, la FSA ha intensificado su escrutinio de las bolsas nacionales de criptomonedas a raíz del hackeo récord de tokens NEM de $532 millones de los monederos de Coincheck en enero de este año.

Aunque la licencia ha sido obligatoria para todas las centrales de criptos que operan en Japón desde la enmienda de la Ley de Servicios de Pago del país en abril de 2017, la FSA ha seguido aumentando los requisitos para los solicitantes a lo largo del 2018; se informó que unos 160 solicitantes aún estaban esperando una decisión sobre una licencia de operación a mediados de octubre, y hasta 200 en la actualidad, de acuerdo con Nikkei.

Tras el hackeo de enero, Coincheck recibió dos órdenes de mejora empresarial de la FSA, con especial atención a la mejora de la protección de sus clientes y a las medidas contra el lavado de dinero (AML). La bolsa decidió además revisar su composición accionaria y su administración, convirtiéndose a mediados de abril en una subsidiaria totalmente controlada por el Monex Group.

Bajo la nueva administración de Monex, Nikkei afirma que la FSA, supuestamente, ha considerado que las medidas de protección y otros sistemas críticos de la bolsa han sido mejorados lo suficiente como para justificar una nueva licencia. Además de estas mejoras, Coincheck revisó qué criptomonedas gestionará, y también reembolsó a los clientes afectados por el hackeo.

A mediados de noviembre, Coincheck reanudó el comercio de NEM y abrió el soporte para Ethereum (ETH) y Lisk (LSK). También se unió a la Asociación Japonesa de Seguridad en un intento de "renovar su imagen.”