Los reguladores británicos retoman las reglas de cripto mientras se mantienen firmes en la tributación de cripto

Una importante caída del mercado de cripto ha generado preocupación y alarma, pero también algunos beneficios secundarios inesperados. Uno de estos beneficios proviene de cómo los reguladores financieros en el Reino Unido ahora parecen lo suficientemente relajados acerca de la cripto y su crecimiento como para que puedan tomarse su tiempo para considerar cuidadosamente una regulación justa. Sin las presiones de un mercado de cripto en rápido crecimiento, las declaraciones de los funcionarios han sugerido que ahora evitarán la implementación apresurada de la legislación y como resultado, la industria de la criptomoneda en Gran Bretaña se beneficiará en última instancia de las reglas que protegen a los clientes y a la innovación por igual.

Sin embargo, mientras que los reguladores del Reino Unido ahora tienen más tiempo para considerar y consultar sobre regulaciones equilibradas, esto no significa necesariamente que Gran Bretaña pronto será el hogar de un régimen indulgente para las criptomonedas y los negocios relevantes. Debido a la oleada masiva de 2017 que disfrutaron las criptos, el Reino Unido (como muchas otras naciones) estableció un plan para establecer leyes de criptomoneda este año. Y en gran medida, es este plan el que la Autoridad de Conducta Financiera (FCA, por sus siglas en inglés) y otros organismos perseguirán en 2019, independientemente de si tienen más tiempo o no.

¿Reduciendo la velocidad?

Actualmente, tanto la FCA como el Tesoro del Reino Unido (es decir, el departamento de economía y finanzas del Reino Unido) están considerando cómo clasificar las criptomonedas y si aplicarles las regulaciones existentes o diseñar una nueva legislación más específica. Y como Gillian Dorner del Tesoro dio a entender en la conferencia de regulación de criptomonedas a finales de noviembre, están agradecidos de que el apuro del público por la cripto haya disminuido en los últimos meses, ya que potencialmente permitirá a las autoridades formular leyes más equilibradas y equitativas:

"Queremos tomarnos el tiempo para profundizar un poco más y asegurarnos de que tomamos un enfoque proporcionado."

Al afirmar que el Tesoro no quería seguir adelante con reglas demasiado celosas, se hizo eco de las declaraciones hechas en la misma conferencia por el director ejecutivo de estrategia y competencia de la FCA, Christopher Woolard, quien dijo a Reuters que la FCA lanzaría una consulta a finales de 2018 sobre clasificación y regulación de cripto:

"Esto ayudará a clarificar qué criptoactivos están dentro del perímetro regulatorio de la FCA, y qué criptoactivos están fuera".

Reino Unido

Por mucho que sus comentarios y los de Dorner puedan insinuar que los reguladores financieros del Reino Unido se tomarán ahora más tiempo para contemplar la próxima legislación sobre criptomonedas, todavía no es seguro que el tiempo añadido marque una gran diferencia en cuanto al alcance y el carácter restrictivo de cualquier legislación resultante.

Hablando con Cointelegraph, Iqbal V. Gandham, el presidente de CryptoUK, predice que es poco probable que la FCA cambie de dirección. "No veo que eso cambie el proceso de pensamiento de la FCA", afirma.

Sin embargo, aunque Gandham no cree que la FCA haya suavizado o relajado su posición, espera que ella y el gobierno del Reino Unido se atengan a las regulaciones actuales por el momento:

"Creo que (las criptomonedas) 'caerán dentro de su régimen regulatorio existente' - al menos como punto de partida. Una vez que comencemos a discutir las bolsas descentralizadas y tal vez temas como los intercambios atómicos (intercambios directos entre cripto, sin necesidad de utilizar una criptobolsa), sería más apropiado avanzar con nuevas reglamentaciones".

Protección del consumidor y más

Aún así, la "hoja de ruta" regulatoria que la FCA y el gobierno del Reino Unido establecieron este año sugeriría que el año 2019 será un período difícil para la cripto en el Reino Unido, con o sin recesión del mercado.

En octubre, la FCA anunció que está considerando la posibilidad de prohibir los derivados relacionados con las criptomonedas, como los contratos por diferencia (CFDs), futuros y opciones. Dado que los CFDs y similares entran dentro del ámbito regulatorio de la FCA, ésta tiene el poder de promulgar dicha prohibición. Además, parece que ya están pensando en introducirla, dadas las conclusiones de un informe de octubre del Cryptoasset Taskforce, un grupo que incluye a miembros del Banco de Inglaterra, la FCA y el Tesoro del Reino Unido.

Con respecto a los CFDs, el informe del Grupo de Trabajo concluyó que los CFDs basados en cripto producen "riesgos específicos para los consumidores y pueden causar pérdidas que van más allá de la inversión inicial". Y con respecto a las criptomonedas en general, el informe también afirma que "hay cada vez más pruebas de daños a los consumidores y a los mercados".

Esta línea fue repetida por Christopher Woolward de la FCA en su discurso en el evento de regulación de criptomonedas:

"El primer daño es para los consumidores, que pueden comprar productos inadecuados, enfrentar grandes pérdidas, estar expuestos a actividades fraudulentas, luchar por acceder a los servicios del mercado o estar expuestos a las fallas de los proveedores de servicios, como las bolsas".

Claramente, estos no son los comentarios de una organización que busca dejar que la cripto se autorregule de acuerdo a sus propias necesidades, y otros ruidos del gobierno también indican que el régimen regulatorio del Reino Unido podría eventualmente terminar siendo expandido y endurecido. Por ejemplo, en un informe de septiembre, el Comité de Tesorería del Parlamento del Reino Unido pidió que se introdujeran nuevas regulaciones para que la FCA tuviera el poder de vigilar todos los aspectos de la industria de la cripto, y no sólo los derivados como los CFDs.

"Es insostenible que el Gobierno y los reguladores se tambaleen emitiendo débiles advertencias a los posibles inversores, pero se abstengan de actuar", dijo el presidente del comité, Nicky Morgan MP.

"Como mínimo, la regulación debe abordar la protección del consumidor y la lucha contra el lavado de dinero."

Y parece que la FCA ha estado escuchando tales llamadas, dado que proporcionó una fuerte respuesta al discurso del Cryptoassets Taskforce. Por ejemplo, a pesar de lo que informó Reuters sobre los discursos de Gillian Dorner y Christopher Woolard, parece que al menos Woolard y la FCA siguen intentando adoptar una postura bastante dura con respecto a la cripto. Woolard dijo en la sección final de su discurso, "está claro que es necesaria una acción fuerte y rápida", y que la FCA "abordará los riesgos potenciales en varios frentes". Por lo tanto, parece poco probable que, incluso con el tiempo adicional ganado por un mercado bajista, los reguladores del Reino Unido adopten una postura suave.

¿Doble imposición?

En diciembre, el gobierno del Reino Unido publicó su primer documento de política que describe cómo gravará las criptomonedas y los "criptoactivos" (como prefiere referirse a los criptos), sugiriendo que en realidad no se ha ralentizado ni ha decidido esperar a la hora de formular la regulaci&oacu