Órgano fiscalizador de campañas en California prohíbe donaciones políticas en Bitcoin

El regulador de campaña de California ha prohibido recientemente al Bitcoin (BTC) como medio para realizar donaciones políticcas, informa  Associated Press el viernes 21 de septiembre.

En agosto, la Comisión de Prácticas Políticas Justas (FPPC) había considerado permitir donaciones en criptomonedas. El organismo regulador planeó discutir el uso de Bitcoin y otras criptodivisas para contribuciones políticas y discutir su adopción.

En ese momento, la FPPC realizó una votación sobre las donaciones de criptomonedas como Bitcoin el jueves 20 de septiembre. Según AP, los miembros votaron 3 a 1 a favor de la prohibición, señalando que el origen de las criptodivisas es difícil de rastrear y plantea interrogantes sobre la transparencia.

La Comisión Federal de Elecciones estadounidense generalmente permite las donaciones de Bitcoin a los candidatos federales. Sin embargo, varios estados han prohibido o restringido este tipo de contribuciones; Carolina del Sur ha prohibido completamente las donaciones de Bitcoin, mientras que Colorado y Montana las permiten con restricciones, escribe la AP.

Como Cointelegraph informó en 2017, California había considerado previamente prohibir las transacciones en Bitcoin para la compra de rifas de caridad, la propuesta no ha sido aceptada desde entonces.

Cointelegraph hizo una lista de varios políticos estadounidenses que lograron recaudar fondos para sus campañas políticas a través de las criptomonedas. Sin embargo, algunas de las campañas suscitaron preguntas sobre la transparencia y la legalidad de dichas contribuciones.

Por ejemplo, en mayo de 2018, el antiguo ayudante de Obama en tecnologías de criptos y digitales, Brian Forde, fue criticado por aceptar donaciones en Bitcoin durante su campaña para la Cámara de Representantes de Estados Unidos. En un anuncio del oponente de Forde, los donantes de Forde eran "especuladores de Bitcoin que se oponen a la represión del tráfico de drogas y de personas". El propio Forde consideró que los comentarios estaban "muy inexactos"