Cataluña anuncia un sistema de identificación descentralizado que el gobierno no controlará

El gobierno catalán anunció IdentiCAT, un sistema de identidad descentralizado. El presidente Quim Torra y el ministro de Políticas y Administración Digitales, Jordi Puigneró, anunciaron el proyecto el sábado, informó el medio de comunicación local VilaWeb, el 7 de septiembre. En particular, el gobierno dice que no tendrá acceso a los datos de los ciudadanos.

Protección de la privacidad

La licitación para el desarrollo del sistema —que se espera que se complete para el 2020— comenzará en breve en € 550,000 (casi USD 607,000). Según los informes, los ciudadanos que usan IdentiCAT podrán elegir qué datos están dispuestos a compartir con el gobierno y solicitar que almacenen una parte de estos y también lo que se pueda compartir con terceros.

Según los informes, el sistema estará disponible tanto para los residentes de Cataluña como para los catalanes que residen en el extranjero y que desean utilizarlo. Torra comentó sobre el desarrollo:

“Ahora es el momento de liderar la revolución digital. Hablamos de una sociedad emprendedora que está atenta a las novedades e innovaciones sociales. El objetivo de este gobierno es poner a las personas en el centro de sus políticas, también las digitales”.

La descentralización como una forma de empoderar a los ciudadanos

También enfatizó que Cataluña se preocupa por el concepto de ciudadanía digital y tecnología blockchain de una manera fuerte y afirmó que tiene la intención de convertirse en el primer país en implementar una identidad digital descentralizada. Mientras tanto, Sierra Leona planea adoptar completamente un sistema de identidad nacional habilitado para blockchain para fines del 2019.

Puigneró también comentó sobre el proyecto y las implicaciones que prevé:

“Algunos querrán cuestionar el proyecto porque pueden tener miedo de empoderar a las personas, seamos un país que avanza. Porque saben que cuando empoderamos a las personas somos un país imparable. [...] La república que queremos es una que empodere a los ciudadanos, no que los controle, los reprima o los trate como mercancía digital".

Por último, explicó que el sistema no se utilizará para identificar ciudadanos. En cambio, explicó que será una forma más privada de acceder a los servicios digitales, desarrollar la economía y empoderar a los ciudadanos.

Como informó Cointelegraph a fines de agosto, una nueva asociación entre un banco de desarrollo, una organización no gubernamental y una corporación tecnológica está considerando la creación de un sistema de identidad basado en blockchain para mejorar la inclusión financiera en Buenos Aires.

Sigue leyendo: