Church's Chicken comienza a aceptar Dash en Venezuela después de la confusión con KFC

La cadena de comida rápida estadounidense Church's Chicken ha comenzado a aceptar pagos en la criptomoneda Dash (DASH) en sus ubicaciones en Venezuela, según un anuncio oficial en Facebook el 12 de diciembre.

Según Dash News, la criptomoneda es aceptada en los 10 restaurantes de Venezuela. Dash también ha completado su primera transacción en Church's Chicken y ha subido un vídeo del evento a su canal oficial de YouTube. El restaurante afirma ser la primera cadena global de comida rápida en aceptar pagos en cripto.

El anuncio de Church's chicken sigue a una cierta confusión con respecto a la aceptación de Dash en los principales vendedores de comida rápida en Venezuela. El 7 de diciembre, el director de relaciones públicas y medios de comunicación de Dash News, Mark Mason, publicó un tweet indicando que KFC Venezuela comenzaría a aceptar los pagos de Dash la semana siguiente.

Posteriormente, KFC Venezuela negó la noticia, afirmando que el procesamiento de pagos con Dash "no es un hecho, ni se ha autorizado la publicación de ninguna noticia al respecto".

Poco después, Dash Merchant Venezuela publicó una disculpa pública en su cuenta de Twitter. Dijo que la declaración era prematura y reflejaba optimismo más que la etapa actual de las discusiones con KFC Venezuela. Sin embargo, tanto Dash como KFC confirmaron que están en negociaciones sobre la posibilidad de realizar pagos mediante cripto.

En enero de 2018, KFC Canadá introdujo un truco de relaciones públicas, en el que ofreció un "Bitcoin Bucket" de pollo frito, que sólo se podía comprar con Bitcoin (BTC). KFC anunció la promoción en un tweet que decía:

"Claro, no sabemos exactamente qué son los Bitcoins, o cómo funcionan, pero eso no debería interponerse entre tú y un buen pollo para chuparse los dedos."

Como Cointelegraph informó en agosto, el CEO de Dash Core Group Ryan Taylor dijo que Venezuela se había convertido en el segundo mercado más grande para Dash, con casi cien comerciantes que aceptaban la criptomoneda cada semana.