Criptocaída disminuye a la prima de Bitcoin del Corea del Sur

La más reciente caída de Bitcoin a un mínimo de dos meses ha desestabilizado al mercado de criptomonedas de Corea del Sur, que tradicionalmente ha cotizado muy por encima de las tasas de cambio mundiales.

Durante el tope culminante de Bitcoin en diciembre, las bolsas de Corea del Sur estaban cotizando Bitcoin a precios casi 50 por ciento más altos que la mayoría de las criptobolsas en todo el mundo. Esto finalmente llevó a Coinmarketcap a eliminar algunas bolsas coreanas debido a "la extrema divergencia en los precios del resto del mundo y la oportunidad limitada de arbitraje".

Pero la nueva caída de esta semana en el rango de $8 000 ha reorganizado por completo el mercado, y las tasas de cambio de Bitcoin en Corea del Sur están ahora al mismo nivel que el resto del mundo por primera vez en casi seis semanas. Como informó Bloomberg esta semana, la prima de los precios de las criptomonedas de Corea del Sur han recibido el apodo de "prima kimchi", por un plato tradicional de la cocina coreana hecho con repollo napa.

Después de los efectos de la prohibición, miedo, incertidumbre y dudas

La caída en el precio de Bitcoin en Corea del Sur ha sido liderada por semanas de especulaciones y desinformación sobre la postura del gobierno de Corea del Sur sobre el comercio de criptomonedas en el país. A principios de enero del 2018, un funcionario surcoreano en el Ministerio de Justicia hizo una declaración general que sugería una inminente prohibición de las bolsas de criptomonedas en el país, lo que provocó un nerviosismo generalizado en el mercado.

Tan pronto como se emitió esa declaración, el Ministerio de Finanzas de Corea del Sur restó importancia a las afirmaciones y dijo que no se había llegado a un acuerdo para una prohibición total. Tres semanas después, el ministro de Finanzas de Corea del Sur, Kim Dong-yeon, dejó en claro que el gobierno no instituiría prohibiciones.

Se está elaborando una legislación sobre criptomonedas, que legitimará las bolsas de criptomonedas, ya que los proveedores de servicios financieros, los extranjeros y los inversores menores de edad no podrán comerciar en las bolsas de Corea del Sur. Los comerciantes de criptomonedas ya no pueden comerciar de forma anónima en Corea del Sur y deben tener cuentas bancarias verificadas vinculadas a las bolsas para poder comerciar.

Reducir el arbitraje

Un efecto dominó de las nuevas regulaciones de Corea del Sur es la represión de los comerciantes de arbitraje. Aprovechando la enorme diferencia en los precios de las bolsas globales, los operadores comprarían Bitcoin de diferentes bolsas y venderían con ganancias en Corea del Sur. Prohibir a los comerciantes extranjeros habrá reducido esto, pero las inminentes ramificaciones fiscales en el país también han llevado a la venta por parte de los arbitrajistas.

Se solicitará a las criptobolsas en el país que envíen a las autoridades fiscales los detalles de las transacciones que superen un determinado límite, y las ganancias obtenidas en las operaciones con criptomonedas después de la apreciación también estarán sujetas al impuesto sobre las ganancias de capital. Según Bloomberg, en su apogeo, Bitcoin se cotizaba por encima de $22 000 en su punto máximo en enero.

  • Síguenos en: