Audiencia en Cámara de EE. UU.: Criptomonedas presentan un desafío más allá de clasificaciones irrevocables de activos

Testigos ante el Comité de la Cámara de Agricultura de Estados Unidos en una audiencia pública el 18 de julio fueron unánimes en su opinión de que los activos digitales complican las distinciones irrevocables de los marcos regulatorios existentes.

La audiencia fue presidida por el representante de Texas, Michael Conaway, quien convocó a seis eminentes testigos para dar testimonio —el ex socio de Goldman Sachs y el regulador del gobierno estadounidense Gary Gensler, el socio gerente de Andreessen Horowitz, Scott Kupor, Daniel Gorfine de la CFTC, el profesor de derecho Joshua Fairfield y el CEO de Clovyr Amber Baldet, y socio de Perkins Coie, Lowell Ness.

Una conclusión clave de la audiencia fue que un activo digital determinado puede cambiar su estado de regulación a medida que pasa de un contexto a otro, dada la fluidez del ecosistema cripto.

Tanto Gensler cuanto Fairfield argumentaron que cuando un token digital se comercializa en un momento "prefuncional" en su desarrollo —es decir, durante una oferta inicial de monedas (ICO)— la venta se considera un contrato de inversión y, por lo tanto, un valor regulado por la Comisión de Bolsa y Valores (SEC).

Sin embargo, críticamente, los tokens de criptomonedas pueden dejar de ser valores una vez que se utilizan en una red descentralizada como un token de utilidad como, por ejemplo, en el caso de Ethereum (ETH). Esto significa que un activo digital puede en algún momento ser un valor regulado por la SEC, y luego convertirse en un producto relevante para la Comisión de Comercio de Futuros de Mercancías (CFTC).

Como lo describió Gorfine, la CFTC generalmente no ejerce una supervisión directa de los mercados subyacentes de mercancías, sino que regula los derivados tales como los mercados de futuros o swaps.

Gensler propuso que el estado de los "mercados de criptomonedas subyacentes" es actualmente "en el mejor de los casos un salvaje oeste" y que la CFTC posiblemente requiera más autoridad y recursos para enfrentar el desafío. La SEC, por su parte, podría necesitar de 2 a 4 años para dirigirse a los "miles" de actores que "no cumplen" en el espacio ICO, dijo.

Ness advirtió que la extensión agresiva de las clasificaciones de valores podría obstaculizar seriamente el criptoespacio, que ha evolucionado precisamente para crear una red que permite la "transferencia de valores a la velocidad del software".

La SEC requiere, en particular, que la propiedad efectiva de un activo pueda determinarse en cualquier momento dado, algo que, según Gensler, todavía no era posible desde el punto de vista tecnológico sin complicaciones en el criptoespacio.

En respuesta a las preocupaciones de los miembros del comité de que las criptomonedas pueden usarse para actividades ilícitas, Kupor sugirió que "Bitcoin es el mejor amigo de la aplicación de la ley", dado que las transacciones seudónimas pueden rastrearse usando herramientas de inteligencia que analizan el tráfico en la blockchain.

Ness dijo en broma que "los presuntos hackers rusos fueron atrapados porque usaban Bitcoin", en referencia a la acusación reciente que denunció a doce ciudadanos rusos de usar criptomonedas para impulsar sus esfuerzos por "interferir" en las elecciones presidenciales estadounidenses del 2016.

A mediados de mayo, una audiencia del Subcomité de la Cámara de los EE. UU. sobre blockchain en las cadenas de suministro concluyó que la tecnología tiene una variedad de aplicaciones, incluso sin estándares de toda la industria.