Cuatro Grandes bancos construyen su propia moneda digital

Mucho hemos hablado de los supuestos beneficios que ofrece la tecnología detrás de Bitcoin: La cadena de bloques o Blockchain. En definitiva, varias instituciones y pensadores han visto en Blockchain la herramienta perfecta para construir sistemas donde las transferencias de valor, los registros contables, y el intercambio de datos se da de forma segura, todo gracias a la cadena de bloques.

En un artículo hablamos sobre las distintas categorías de Blockchain que existen, están las públicas como la de Bitcoin y Ethereum, y privadas o de consorcio como la del proyecto HyperLedger. La diferencia entre una y otra reside en el nivel de apertura que tienen para con el público, por ejemplo, en Bitcoin y Ethereum cualquiera puede verificar y validar las transacciones, lo mismo no es posible con esquemas privativos.

Es obvio que a las grandes empresas y gobiernos no les gusta la posibilidad de ceder su control de las operaciones a un sistema como Bitcoin, es por esto que algunas de ellas han optado por investigar a fondo la tecnología Blockchain y construir sistemas propios basados en ella. Por este mismo motivo es que un consorcio de 4 empresas ha decidido llevar a cabo un ambicioso proyecto: construir una cadena de bloques propia con su propia moneda digital, similar a Bitcoin.

El consorcio está compuesto por UBS, Deutsche Bank, Santander y BNY Mellon. Juntas, las compañías pretenden crear lo que ellos llaman un “Utility Settlement Coin” o “moneda utilitaria para acuerdos”. Con esto las empresas planean tener una moneda propia que pueda ser utilizada para realizar transferencias de valores entre ellas mismas, de forma segura e instantánea, aprovechando los beneficios de la tecnología Blockchain.

La nota de prensa publicada el 24 de agosto en el sitio web oficial del Banco de Santander expresa:

Lo verdaderamente innovador de este proyecto radica en la utilización de la tecnología Blockchain, sobre la que se basan criptomonedas como Bitcoin, para representar y permitir la transaccionalidad de activos reales como euros o dólares. Así, un USC sería un a “moneda” que existe en un registro contable distribuido, es decir, en un Blockchain (literalmente significa “cadena de bloques”).

Julio Faura, responsable de Investigación y Desarrollo de Blockchain de Santander, dijo:

Conversaciones recientes de los bancos centrales y los reguladores sobre divisas digitales confirman el enorme potencial que tienen. El USC es un paso clave hacia el mercado financiero futuro con tecnologías de registro contable distribuido.

  • Síguenos en: