Dependiendo de cuál sea tu posición respecto a la saga de GameStop, que vio cómo los traders minoristas organizados extrajeron $6,000 millones de dólares de Wall Street de la noche a la mañana, puedes pensar que alguien debería quitarle los fósforos a Elon Musk, o darle más.

El CEO y "Technoking" de Tesla fue acusado de echarle "combustible a chorro" a la crisis de GameStop en un momento crítico, por el gestor de fondos de cobertura David Einhorn, fundador de Greenlight Capital, en una carta a los inversores publicada el jueves.

Einhorn dijo que Elon Musk y el capitalista de riesgo Chamath Palihapitiya fueron los verdaderos instigadores de la crisis, afirmando que ambos habían suministrado "el verdadero combustible" para la bomba con sus tweets y apariciones en televisión.

"Observamos que el verdadero combustible en el squeeze de GME vino de Chamath Palihapitiya y Elon Musk, cuyas apariciones en la televisión y Twitter, respectivamente, en un momento crítico desestabilizaron aún más la situación", escribió Einhorn, según Markets Insider.

En medio del short squeeze orquestado en GameStop por los redditors en r/WallStreetBets, Elon Musk tuiteó lo que algunos interpretaron como su apoyo a la iniciativa. El 26 de enero, poco después de que las acciones de GME subieran un 91% en un solo día, Musk tuiteó la frase "¡Gamestonk!" acompañado de un enlace al sub-reddit de WallStreetBets.

En el transcurso de las siguientes 24 horas, las acciones de GME se dispararon un 134%, pasando de un precio unitario de $147 dólares a $347 dólares. Las siguientes 24 horas trajeron aún más fuegos artificiales, y para el 28 de enero, el valor de las acciones de GameStop había alcanzado un máximo histórico de $483, un aumento del 18,693% en el valor de las acciones solo nueve meses antes.

Chamath Palihapitiya pareció expresar su apoyo al short squeeze el 27 de enero, cuando le dijo a los entrevistadores en CNBC que la saga GameStop era un ejemplo del hombre civil empujando contra el hombre en Wall Street.

Einhorn dijo que ahora reina la “cuasi anarquía”, basada en lo que él ve como una regulación ineficaz del mercado de valores. Einhorn comparó la situación, en la que "las leyes no se aplican a [Elon Musk]" con el desfinanciamiento de la fuerza policial.

"Muchos de los que nunca apoyarían la desfinanciación de la policía han apoyado -y, a todos los efectos, han conseguido- desvirtuar casi por completo, si no desfinanciar, a los reguladores", dijo Einhorn.

Anteriormente, se sugirió que Elon Musk había influido indebidamente en el mercado de las criptomonedas con su apoyo vocal a Bitcoin (BTC) y Dogecoin (DOGE) a través de Twitter. Los profesionales legales sugirieron en febrero que los tweets de Musk pueden haber actuado como un catalizador de las ganancias de las monedas en ese momento, y advirtieron que tales tweets podrían atraer la atención de la SEC.

Musk se rió de la sugerencia en ese momento, alegando que agradecería cualquier investigación de la SEC sobre sus tweets, y que simplemente le gustaban los "perros y memes".

Sigue leyendo: