El ICO del proyecto descentralizado Golem recauda más de $8 millones en menos de 30 minutos

Las ICOs (Oferta Pública de Monedas) y crowdsales se han convertido en la nueva forma de obtener financiación y distribuir una variedad de fichas o ‘tokens’ para representar una cantidad de participación en un determinado proyecto. El pasado 12 de noviembre la ICO de la red descentralizada de computación Golem recaudó exactamente 820.000 Ethers en menos de 30 minutos.

Luego de un retraso en el lanzamiento del ICO (planificado para septiembre), finalmente se llevó a cabo de forma exitosa la repartición de fichas (tokens). Tal y como se ha vuelto habitual en este tipo de proyectos, el equipo detrás de Golem publicó un ‘whitepaper’ –un documento donde se especifica en detalle las intenciones y tecnología detrás de un proyecto– donde se delineó la hoja de ruta para los próximos meses, así como también el presupuesto, estrategia de gastos y de mercado.

¿Qué es proyecto Golem?

Golem es un protocolo de computación descentralizada que utiliza la red y Blockchain de Ethereum. Los desarrolladores definen a Golem como:

La primera y verdadera supercomputadora descentralizada, creando un mercado global de potencia de cómputo. Golem combina herramientas flexibles para ayudar a los desarrolladores a distribuir y monetizar sus softwares; la red permitirá cambiar la forma en la que las tareas son organizadas y ejecutadas.

El proyecto busca apalancar el poder que ofrece el protocolo Ethereum para entregar una solución que reúne a 3 tipos de usuarios:

  • Los peticionarios (requestors): usuarios que necesitan de poder de computación para realizar cálculos complejos o completar una tarea que requiere de muchos recursos computacionales (científicos, artistas gráficos, etc).
  • Los proveedores (providers): usuarios que desean rentar los recursos de su computadora (procesadores, tarjetas gráficas, discos duros, etc) a cambio de dinero.
  • Desarrolladores de software: los programadores que reciben dinero cada vez que alguien usa sus aplicaciones vendidas en el Marketplace de Golem.

De esta forma, la red Golem estará compuesta de estos tres tipos de usuarios, permitiendo la interacción entre ellos de forma segura y confiable.

El primer caso de uso de Golem se centra en el renderizado de videos, una tarea que requiere de tarjetas gráficas para poder completarse de forma rápida. ¿Pero qué pasa si no tienes un ordenador potente? Usando Golem podrás pagar por rentar esta potencia de cálculo y obtener el resultado que deseas en poco tiempo.

En vez de usar granjas de renderizado (soluciones en la nube que suelen ser caras) o tener que esperar años hasta que un ordenador de bajas prestaciones haga la tarea, los artistas de CGI podrán rentar la potencia de cálculo de otros usuarios de forma segura y barata.

Sin duda, el proyecto Golem suena bastante interesante y parecer tener aplicaciones reales con demanda en el mercado. ¿Tendrá éxito? La recaudación de $8 millones en menos de 30 minutos indica que hay gente dispuesta a apostar que sí.